La autora alicantina Sonia Chipont debuta en el mundo literario con un libro enmarcado en el género juvenil: Con un poco de tiempo (Letrame Grupo Editorial). La novela narra la historia de unos hermanos que se mudan a un lugar nuevo por el trabajo de sus padres. Una vez allí, la chica se enamora de un chico de la ciudad que juega al fútbol con su hermano, pero debido a algunos problemas que ella tuvo en el pasado, este la sobreprotege a toda costa llegando a interferir en su vida privada.

Se trata de una obra amena, con un lenguaje fácil. Además, aborda temas asociados a los adolescentes, como el amor o las drogas. Tres son los protagonistas: Nerón, Flavia y Clara. Nerón es el hermano mayor de Flavia. Juega al fútbol en la universidad y no le es difícil hacer amigos. Además, protege a su hermana por encima de todo, ya que ella no es que sea inocente, sino que al ser más pequeña, carece de muchas vivencias.

Flavia es la hermana pequeña, que se enamorará de Sergio, un amigo de Nerón. Ella luchará para que su relación funcione pasando por encima de su hermano. Por su parte, Clara es una chica fuerte que jugará un papel importante en la trama.

Fragmento del libro:
El viaje a casa fue bastante largo. Abandonar la isla para empezar una nueva vida iba a ser de lo menos emocionante.

Papá y mamá querían tener algo más de intimidad, por eso eligieron Puente del Rey para vivir. Un pueblo en el norte de la península con grandes playas y un puerto y una universidad con algo de prestigio. 

Una ciudad tranquila y bien comunicada. 

Miré por la ventanilla durante todo el viaje. En mis auriculares se reproducía la canción de Better than ever de Billie Eilish. 

A mi lado, el imbécil de Nerón mirando su móvil. 

Finalmente papá detuvo el coche. 

—Contemplad este rinconcito. 

Mi hermano y yo miramos por nuestras respectivas ventanillas. El paisaje era verde y las casas bajas con paredes de colores. 

Era alucinante ese pequeño trozo del norte. 

Puso el freno de mano y nos miró por el retrovisor. 

Pausé la canción y guardé los cascos. 

Era hora de conocer ese rincón nuevo llamado hogar. 

Artículo anteriorEl Museo de Aguas de Alicante acoge instalaciones artísticas del festival de arte interactivo INTROPÍAS
Artículo siguiente‘Germans’, de Esclafit Teatre

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí