Compartir

Con la bajada de temperaturas vuelven a tu armario a los accesorios de invierno: gorros, guantes y bufandas. Si vives en una zona donde el frío aprieta, estas tres prendas se convierten en tus mejores aliadas para mantener el calor corporal.

Los niños disfrutan especialmente este tipo de complementos por su gran variedad de colores y estampados divertidos. Solo hay que echarle un vistazo a las colecciones de gorros para niños de tiendas como Zalando para ver que los diseños son infinitos: pompones, lazos, estampados de colores, de animales… No es de extrañar que los más pequeños de la familia suelan tener más de un gorro, porque es verdaderamente difícil escoger solo uno.

Los gorros, en concreto, son las prendas más usadas, pues son muy útiles sobre todo para evitar pasar frío en las orejas, aunque esta no sea la principal razón de por qué es necesario cubrirse la cabeza cuando hace frío.

No es solo una cuestión de niños, aunque cuando sin duda es más importante hacerlo es con los recién nacidos. La circulación sanguínea del cuerpo humano está pensada para aportar el máximo calor posible a nuestro cerebro, por eso es normal sentir frío en manos y pies con más rapidez. Por esta razón, la mayor parte del calor corporal se pierde por la cabeza, por lo que es importante evitarlo con el uso de un buen gorro.

Gorros para bebés recién nacidos

Durante los primeros meses de vida, la cabeza es una zona especialmente delicada a la que hay que prestar atención, pues todavía no está del todo formada. Además, durante esta etapa, cubrir esta zona del cuerpo es más importante que nunca, sea la época del año que sea.

De hecho, es habitual que al recién nacido se le coloque un gorro ya en la primera puesta, nada más nacer. La explicación es que la temperatura del bebé mientras está dentro de la madre se regula gracias a ella y esto se ve interrumpido en el momento de dar a luz. Una vez fuera, el bebé necesita acostumbrarse a la temperatura exterior, sin importar que sea pleno mes de agosto.

Son una prenda básica para un bebé, así que en muchas ocasiones es normal que se incluyan en los conjuntos de ropa para recién nacido o que directamente se vendan en packs.    

Para vestir a los bebés debes tener en cuenta algunos detalles, especialmente la talla y el tejido. Esto se mantiene cuando hay que comprar gorros para recién nacidos. Es importante que la talla sea la adecuada porque no debe apretarle ni hacerle rozaduras. En cuanto al tejido, es importante optar por tejidos naturales para evitar posibles reacciones alérgicas en la piel.

Lo más común son los gorros confeccionados con un 100 % de algodón. Lo más habitual es encontrar gorritos sin demasiadas costuras y una silueta sencilla como este pack de Minoti que incluye dos gorritos estampados para bebé. 

Gorros para bebés: mucho más que un complemento para el invierno en ESTILO DE VIDA

Sin embargo, también es posible encontrar algunos un poco más bajos por los laterales para proteger las orejas seguidos por unas cuerdecitas que suelen utilizarse más cuando hay que salir con el bebé a la calle.

Gorros para bebés: mucho más que un complemento para el invierno en ESTILO DE VIDA

Aunque es menos habitual, también existen gorros de lana para bebés, o gorros de lana y otros materiales naturales como la seda. Es el caso de este gorro de hessnatur que combina un 70 % de lana y un 30 % de seda y además está producido de forma sostenible.

Gorros para bebés: mucho más que un complemento para el invierno en ESTILO DE VIDA

Para los primeros meses de vida se recomiendan gorros sin demasiadas costuras y ligeros, pues están pensados para que los bebés los lleven durante varias horas. Es diferente cuando buscamos un gorro para llevar solo en exterior y para un bebé de varios meses, pues el tejido puede ser más grueso para que abrigue más. 

Gorros de invierno para niños

 Cuando los niños son algo más grandes o cuando lo que se busca es un gorro para llevar solo por la calle, los diseños son mucho más originales y llamativos, ¡por eso a los niños les encantan!

Aunque la mayoría de gorros y conjuntos de accesorios pasan a ser de tejidos artificiales como el poliéster o el acrílico, es posible encontrarlos de algodón. Sea cual sea la opción, los gorros de invierno infantiles son muy variados y puedes encontrarlos de distintos colores, estampados e incluso con diseños de animales típicos de la época, como este gorro de en color marrón que imita a un oso con dos pompones a modo de orejitas.

Gorros para bebés: mucho más que un complemento para el invierno en ESTILO DE VIDA

Los gorros con pompones son sin duda los más habituales, ya sea con uno o dos, grandes o pequeños. Este de Next combina un diseño a rayas de colores con un gran pompón también de colorines.

Gorros para bebés: mucho más que un complemento para el invierno en ESTILO DE VIDA

A pesar de que los diseños de estas prendas son preciosos y es difícil quedarse solo con uno, no olvides que su función va mucho más allá de la de un simple accesorio de invierno: son una prenda esencial para tus hijos cuando hace frío.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here