Compartir
Imagen de la instalación en el pabellón español ‘Uncertainty’ de la Bienal de Venecia 2021 - © Subliminal - Miguel de Guzmán y Rocío Romero.

Sergi Hernández Carretero, arquitecto y tecnólogo creativo de Alicante, participa este año en la 17ª Bienal de Arquitectura de Venecia por el pabellón español, inaugurado el pasado viernes 21 de mayo, con un proyecto que mezcla arquitectura, nuevas tecnologías y danza/movimiento, titulado ‘Kinesofos’.

La propuesta es un acercamiento interactivo a las cualidades del movimiento a través de la encarnación de lo extraño, del ‘otro’. Su proyecto se expone en el pabellón español ‘Uncertainty’, promovido por el Gobierno de España a través de la Dirección General Agenda Urbana y Arquitectura del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, en colaboración con Acción Cultural Española (AC/E) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y con el apoyo de la Fundación Arquia.

Previamente, ‘Kinesofos’ participó en BUITBOX 2020, convocatoria de cesión temporal de uso de los boxes para el desarrollo de proyectos culturales en el Centro Cultural Las Cigarreras de Alicante.

El alicantino Sergi Hernández participa en la Bienal de Arquitectura de Venecia con un proyecto que mezcla arquitectura, nuevas tecnologías y danza en ARTE
Zula Ros, del colectivo Fluenz, durante una fase previa de trabajo en Las Cigarreras (Alicante) – © Lucía Morate
Sobre ‘Kinesofos’

Esta investigación explora el hueco entre el movimiento corporal y la sensación que produce, en busca de lugares de oportunidad en los que puedan emerger preguntas poco frecuentadas sobre nuestra auto-percepción. Las calidades de movimiento son argumento y pregunta de la experiencia, el diseño interactivo es el medio en el que se formula. Una manera de establecer un contacto directo y personal con nosotros mismos y la verdad del movimiento de nuestro cuerpo, siendo al mismo tiempo una herramienta de comunicación con lo extraño, un diálogo empático con el “otro” que, en definitiva, somos nosotros mismos.

El punto de partida está en la práctica de danza contemporánea y en algunas de las vías en que esta disciplina aborda la iniciación al movimiento: las calidades de movimiento, la ocupación del espacio inmediato o kinesfera, y la visualización creativa. Éstas dotan de contenido a la experiencia, en forma de preguntas visuales y objetivos que resignifican el propio movimiento a través de una reacción digital.

El alicantino Sergi Hernández participa en la Bienal de Arquitectura de Venecia con un proyecto que mezcla arquitectura, nuevas tecnologías y danza en ARTE
Imagen interactiva de la proyección en la instalación – © Sergi Hernández

La tecnología es la encargada de construir el puente cuerpo-sensación a través de un espejo digital, capturando el cuerpo con una cámara de profundidad y transformándolo en un modelo digital animado. Trabaja con la forma, mostrando seres cuasi-antropomorfos y geometrías abstractas; y con el movimiento: el software interpreta la relación entre distintas partes del cuerpo, la alineación de ejes o la velocidad del movimiento, para crear situaciones como la amplificación, la desincronía o la ruptura del proceso causa-efecto.

Algunas de las situaciones que propone al visitante son: una miríada de partículas suspendidas que existen sólo en tu tiempo pausado, un cuerpo virtual de aceleraciones que dibuja la piel que envuelve la derivada de tu espacio-tiempo, o una entidad especulativa que dialoga contigo a través de tus posiciones espaciales relativas. Si el movimiento es la única forma de comunicarte con esos cuerpos extraños, ¿qué expresiones desconocidas surgirán de esta danza de empatía y encarnación?

El objetivo del proyecto es que las respuestas a este tipo de preguntas potencien la consciencia del cuerpo que ocupamos para reconectar con él, con el de las demás, y con los ecosistemas que habitamos.

Sergi Hernández Carretero

Arquitecto y tecnólogo creativo nacido en Alicante en 1981, especializado en experiencias tecnológicas, interactividad y nuevas narrativas digitales.

Ha recibido tres primeros premios de arquitectura como el Schindler España 2005 y tiene cinco proyectos finalistas en innovación digital como los INVI 2011 de RTVE. Su trabajo ha sido seleccionado y presentado en diversas exposiciones colectivas, incluyendo la 17ª Bienal de Arquitectura de Venecia 2021.

También ha colaborado con estudios de arquitectura y urbanismo, y ha desarrollado plataformas digitales para ayuntamientos y universidades, como mapas interactivos de información ciudadana o visualizaciones de datos para resultados de proyectos de investigación universitaria, participando en varias publicaciones científicas sobre dicho ámbito.

En la actualidad codirige FLUENZ junto a Cintia Solbes, Carlos Izquierdo y Zula Ros, colectivo multidisciplinar de danza contemporánea, arte sonoro, y arte digital e interactivo, en el que realiza performances e instalaciones artísticas, además de investigar sobre la inter-operatividad entre espacio, movimiento, música y artes visuales a través de las artes interactivas.

También colabora con CotaCero Diseño, Museografía y Comunicación, donde diseña experiencias museográficas físicas y digitales, y con Equipo Latente, donde participa como técnico de realización en vivo multicámara.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here