Compartir

La Diputación de Alicante, a través del área de Cultura, ha anunciado el fallo del jurado de la XXV edición del Premio Enric Valor de Novela en Valenciano, que este año se ha otorgado a Iván Carbonell Iglesias por su obra Balada de la frontera. Cróniques del Sud.

La vicepresidenta y diputada de Cultura, Julia Parra, ha destacado que “la gran variedad y calidad de los trabajos presentados y el significativo aumento del número de novelas participantes. Hemos pasado de las 23 obras que competían en la pasada edición a 36 en el ejercicio en el que se cumplen los 25 años, un claro síntoma del prestigio cosechado por este galardón consolidado como un referente en apoyo a la literatura valenciana”. 

El Premio Enric Valor, dotado con 20.000 euros, será entregado el próximo otoño en el municipio de Castalla en un acto público que contará con la colaboración del Ayuntamiento, al frente de la organización. La ceremonia, prevista para el pasado 26 de marzo, se ha pospuesto como consecuencia de las restricciones impuestas con motivo del coronavirus. 

La Diputación se compromete, además, a la edición de la obra ganadora. Balada de la frontera es el primer volumen de Crónicas del Sur, una novela coral ambientada en el año 1304 del recién nacido Reino de Valencia. Diferentes personajes participan en una trama de intrigas políticas, conspiraciones, profecías y persecuciones en la frontera sur, donde se decidirá el destino de la corona de Aragón.

Iván Carbonell Iglesias se alza con el XXV Premio Enric Valor de Novela en Valenciano en LETRAS Las obras concursantes han sido repartidas entre el jurado, que ha llevado a cabo el proceso de la lectura, evaluación y deliberación hasta seleccionar el trabajo premiado. El jurado ha estado presidido por Julia Parra y como vocales han intervenido el diputado Fulgencio José Cerdán, en representación de la corporación, Rafael Poveda, escritor y enólogo, Gonçal López-Pampló, profesor de la Universidad de Valencia, Isabel Marcillas y María Ángeles Francés, doctoras en Filología Catalana, Vicent Ferrán García Perales, profesor adjunto de la Universidad CEU Cardenal Herrera, y Carlos Ferrer, licenciado en Filología. Entre otros requisitos, la convocatoria de la XXV edición ha establecido que las novelas debían ser inéditas, de tema libre, no premiadas en otros concursos y escritas en valenciano.

La Diputación de Alicante convocó por primera vez en Premi Enric Valor de Novela en Valencià en 1995, una convocatoria de carácter anual en homenaje al autor que le da nombre que pretende mantener su labor de recuperación y puesta en valor de la literatura en valenciano. Con 24 novelas galardonadas, el certamen está considerado como uno de los acontecimientos más importantes de la literatura valenciana entre autores, lectores, crítica y círculos culturales.

El Premio reconoce el trabajo emprendido por Enric Valor i Vives para la normalización de la lengua propia de la Comunitat Valenciana desde sus facetas de autor e investigador reconocido con los más prestigiosos premios. Entre ellos está el de las Letras Valencianas otorgado por el Ayuntamiento de Valencia, el Premio Sanchís Guarner, la Cruz de Sant Jordi de la Generalitat de Catalunya o la Medalla de Oro de la Provincia de Alicante concedida a título póstumo por la Diputación de Alicante.

Sobre Iván Carbonell

Carbonell Iglesias (València, 1979) es licenciado en Filología Catalana, licenciado en Humanidades y graduado en Historia por la Universitat de València. Cursa el Máster en Identidad Europea Medieval en la Universitat de Lleida. Es profesor de valenciano en Secundaria y Bachillerato y  miembro del Centro de Estudios Contestanos de Cocentaina.

Ha publicado las novelas ‘La promesa del gal•lés’ (Premio Ciudad de Sagunto), ‘La paciència del minotaure’ (Premio Literatura de Viajes de Benicasim), ‘La lluna per Tots Sants’ (Premio 25 de abril de Benissa) y ‘La cançó del mag Merlí’ (Premio Isabel de Villena) para adultos.  Para jóvenes, una serie de novelas que comienzan con ‘El secret del Mas de la pedra’ reconocidas con los premios de las ciudades de Altea, d’Altea, Picanya o Torrent y distintivos como el Diafebus.

En el campo de la investigación ha ganado el premio Bernat Capó con ‘Fantasmas al palacio’ y obtuvo la Beca de Investigación Vila de Cocentaina por ‘Leyendas de Cocentaina y del Condado: estudio y difusión’. Es el autor de las embajadas en valenciano que cada año se representan en las fiestas de Moros y Cristianos de Cocentaina que se pueden leer en la obra ‘La voz y la espada’.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here