Compartir
Guillermo Heras - © María Gilabert / Alicante Mag

Después de 29 años como director de la Muestra de Teatro Español de Autores Contemporáneos, Guillermo Heras ha anunciado esta mañana su decisión de no continuar en el cargo en la siguiente edición. Heras ha expuesto sus razones al final de la rueda de prensa en la que ha hecho balance de la XXIX edición de la Muestra, enfatizando que no se trata de una dimisión, sino de una renuncia, “pues la decisión de quién dirigirá la próxima Muestra, como así ha sido desde su fundación, se toma por parte de las administraciones patrocinadoras en la reunión que suele celebrarse en febrero de cada año natural”.

Las razones que ha dado de esta decisión son de orden administrativo y personal. “En lo personal, porque estoy convencido de que debe abrirse un nuevo ciclo y, en lo administrativo, porque pertenezco a una generación que en los años 80 del anterior siglo, hizo un gran esfuerzo de gestión para agilizar y desburocratizar modelos administrativos que ya estaban obsoletos”. Heras ha reconocido que a lo largo de estos años han conseguido resultados interesantes, “entre ellos la despolitización partidaria de la gestión cultural pública y una agilización en los procesos administrativos cotidianos en la vida de las artes escénicas. Es decir crear en libertad artística, aunque siempre he defendido que sometidos a los necesarios controles económicos, marcados por cada una de las administraciones concretas”.

Heras ha señalado que las “dificultades actuales para desarrollar un modelo artístico de gestión, en concreto de los festivales y muestras, dista mucho de parecerse a aquel sueño” y más allá de esta cuestión ha manifestado que “después de 29 años es saludable encontrar nuevos caminos para la gestión de esta Muestra y encontrar la necesaria energía nueva que, sin duda, deberá encarar nuevos retos en la gestión y en lo artístico” con una nueva dirección.

Guillermo Heras renuncia a la dirección de la Muestra de Teatro tras 29 años en DESTACADOS ESCENA
Guillermo Heras – © María Gilabert / Alicante Mag

No obstante, ha destacado los logros alcanzados en estos 29 años por el equipo de la Muestra: 645 espectáculos programados de todo género artístico, generacional y productivo, 29 talleres de dramaturgia de los más importantes autores y autoras españoles, debates a través de la palabra de aut@r, encuentros con editores, productores y programadores, con especial valor el encuentro anual de traductores de varios idiomas que proyectaron nuestra dramaturgia en el exterior, 27 números de la revista Cuadernos de Dramaturgia, las colecciones en papel y virtuales de grandes textos contemporáneos, la colaboración con el INAEM en las ayudas de Dramaturgias Actuales, homenaje a 28 autores y autoras de gran trayectoria en nuestro teatro, la concesión del Premio Honorífico Palma de Alicante a grupos, entidades y personas de gran relevancia en el apoyo a nuestra dramaturgia, de diversos talleres con el Instituto Juan Gil-Albert y Casa Mediterráneo, la puesta en marcha con el Instituto Valenciano de Cultura de las residencias de traductores, la colaboración con universidades y centros culturales de España en Latinoamérica y Europa y algunas otras acciones en festivales relacionados con nuestra dramaturgia actual.

Junto a este balance positivo, Heras también ha expuesto sus mayores frustraciones por no poder haber resuelto algunos retos: La fallida consecución de un estatuto jurídico estable en estos años; no haber podido realizar coproducciones con grupos y compañías con un buen proyecto dramatúrgico; la carencia de presupuesto adecuado para poder contratar espectáculos cuya calidad habría merecido estar en la programación de la Muestra. 

Por último, ha manifestado su agradecimiento: a todas las personas de las diferentes instituciones que tanto apoyaron este proyecto; a quienes nos han acompañado todos estos años a los diversos eventos de la Muestra; a los medios de comunicación de Alicante que desde la primera edición mostraron su apoyo; a todas y todos los dramaturgos y dramaturgas, actores, directores, técnicos y gestores para el crecimiento y consolidación de la Muestra; y, sobre todo, a su equipo de gestión, prácticamente estable desde la primera Muestra y “que, en realidad han sido los verdaderos hacedores de la realidad práctica de la Muestra, año tras año.”

Balance de la XXIX Muestra de Teatro
Guillermo Heras ha señalado que en la presente edición “todo ha funcionado muy bien desde el punto de vista de la dinámica de la Muestra”, aunque ha lamentado el hecho de no haber podido contar con Nina Díaz, con un papel importante en el evento, por motivos de salud. También ha destacado el emotivo homenaje dedicado al dramaturgo José Ramón Fernández Domínguez y la puesta en escena de su obra ‘J’attendrai’. Asimismo, ha  resaltado el debate generado en el marco del encuentro ‘Palabra de autor’, en el que ha salido a relucir el exceso actual de producciones, al que es difícil dar salida. A esta edición -ha puesto como ejemplo- han llegado 130 proyectos, algunos de los cuales habían quedado interrumpidos por la pandemia, pero “el mercado no puede absorber tanta producción”. En este sentido, Guillermo Heras ha lamentado que algunos de los textos que se presentan a concursos son “inanes, sin trama”, ante lo que ha afirmado que “un poco más de rigor sería bueno para la salud de la escritura teatral” de nuestro país.

También ha mostrado su preocupación por el destino y la manera como el Estado va a gestionar las ayudas europeas. A su juicio, las subvenciones “son perversas porque te obligan a hacer estrenos cada año, con montajes que tan sólo llegan a tener tres o cuatro representaciones en el ámbito local”. Ante este panorama, Heras ha apuntado la necesidad de reformar las leyes y las estructuras del teatro español para no caer en el “mito de Sísifo”. En contraposición ha puesto como ejemplo las estructuras teatrales de Francia, Alemania o Inglaterra, que permiten rotar las producciones y mantener un repertorio, algo que no existe en España. Además, ha lamentado que en nuestro país haya obras maravillosas que no se ponen en escena porque se piden obras nuevas. Por todo ello, ha enfatizado que “hay que cambiar la estructura del teatro español”, lo que además generaría puestos de trabajo.

En cuanto al número de espectadores de la presente edición de la Muestra, éste ha rondado los 2.300, una cifra similar a ediciones anteriores. Heras se ha mostrado preocupado al observar la poca presencia de público mayor, posiblemente debido a las precauciones ante la pandemia, aunque se ha alegrado al comprobar que la asistencia de gente joven evidencia “un recambio en la ciudad”. Respecto al nivel artístico, considera que “ha estado a la altura de las circunstancias” y se han tratado temas sociales y actuales que, en definitiva, son universales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here