Compartir
Michael John Treanor - © María Gilabert / AlicanteMag

Su imponente aspecto físico, su perfecto castellano, una sólida formación en arte dramático y sus dotes interpretativas le han abierto las puertas al actor Michael John Treanor al mundo de las series de televisión en España. De origen inglés pero asentado en la localidad alicantina de Torrevieja desde niño, Michael John Treanor es consciente de estas ventajas a la hora de conseguir papeles, que en nuestro país suelen estar relacionados con tipos duros dotados de una fuerte vis cómica.

En poco tiempo suma en su haber cuatro series españolas: Deudas (Atresmedia), Glow and darkness, Nasdrovia y Mira lo que has hecho (estas dos últimas con Movistar +). Precisamente el próximo 6 de noviembre Movistar+ estrena Nasdrovia, una comedia donde Michael da vida a Sergei, un mafioso ruso, y comparte reparto con Leonor Watling y Hugo Silva. Y acaba de terminar el rodaje de Deudas, junto a Carmen Maura.

Aprovechando su estancia de unos días en su segundo hogar, Torrevieja, entrevistamos al actor para conocer sus inicios, sus últimos proyectos y todo el trabajo que su fulgurante carrera lleva detrás de las cámaras.

¿Cómo llega a un chico de origen británico que ha crecido en Torrevieja, donde ha sido boxeador y ha trabajado como portero de discotecas, a hacerse un hueco en el competitivo mundo de la televisión en nuestro país?

Me emociono después de escucharlo, todo eso lleva detrás mucha vida. Me establecí en España con ocho años porque mi padre se jubiló pronto y nos vinimos a vivir a Torrevieja donde teníamos una casa de veraneo. Entré a estudiar en el colegio Cuba y allí era el único niño inglés. Entonces, tuve que aprender español en tres o cuatro meses. El profesor le decía a mis padres que yo hablaba mucho, ya que tenía la necesidad de comunicarme como fuera, hasta con dibujos. Siempre he sido una persona lanzada, no me quedaba otra. Con el tiempo fueron llegando más niños ingleses, que no aprendieron el español tan bien como yo porque se juntaban entre ellos, buscando así una red de seguridad. El primer año me costó un poco sacarme los estudios y repetí quinto, pero luego ya fui pasando de curso.

¿Desde pequeño tenías claro que querías ser actor? ¿Cómo surgió tu vocación por la interpretación?

Michael John Treanor, de Torrevieja a la pequeña pantalla por la puerta grande en CINE
Michael John Treanor

No, aunque siempre me ha gustado el cine. En Torrevieja tuve una juventud maravillosa, una juventud que en otros países no es posible. Cuando llegué allí me encontré con que las abuelas se sentaban en las aceras a hablar, dejaban las puertas abiertas por las noches y estábamos hasta las tantas de la madrugada. Luego me apunté a kárate con quince o dieciséis años y mi sensei, José Pérez, que era jefe de seguridad en muchas discotecas de Torrevieja y como un segundo padre para mí, me llevó a trabajar de joven a las discotecas los fines de semana. Así fue como me metí en la noche. José falleció y con 17 o 18 años empecé a tomar clases de boxeo en un pueblecito que se llama Daya Nueva, cerca de Almoradí y allí aprendí a boxear. Tanto ahí como en las discotecas tuve muchos compañeros rusos y me quedé con sus costumbres.

Volví a Inglaterra en el año 2010, porque quería comprobar cómo se me daría la vida allí. Y como siempre me había gustado el cine y quería probar algo nuevo me dije: Voy a intentarlo. Me metí en Google y busqué clases de actuación para principiantes. Me apunté a una pequeña academia en Liverpool que se llama MAD, que significa “loco”, pero que en realidad son las siglas de Merseyside Academy of Drama.

Al principio te duele que te rechacen en un casting, pero el secreto es nunca rendirse, seguir trabajando.
Michael John Treanor, de Torrevieja a la pequeña pantalla por la puerta grande en CINE
Michael Treanor

Recuerdo que los primeros días que fui a las clases tenía que hacer cosas como cantar una canción o desfilar por una pasarela y yo que había sido portero de discoteca y boxeador, imagínate la vergüenza que pasé, pero luego cuando me di cuenta de que estábamos metidos todos en el mismo barco se me pasó. Entonces, empecé a hacer teatro amateur, participé en el Festival de Edimburgo, y después ya me fui a estudiar a Manchester con David Johnson, que ha sido mi mentor y me ha enseñado muy bien, a base de amor duro. Es decir, que si lo hacía mal me lo decía, sin tapujos. Gracias a él estoy hoy donde estoy.

Y como te decía, todo surgió porque quería probar algo nuevo en la vida, me dije que no perdía nada por intentarlo y desde que entré por la puerta supe que me quería dedicar a esto. Mi madre siempre me ha apoyado al cien por cien y mis amigos pensaban que se trataba de una especie de hobbie, pero yo sabía que las cosas no ocurren de la noche a la mañana. Han sido diez años de trabajo encerrado en mi habitación todos los días, leyendo y estudiando, aunque no supone un sacrificio para mí, lo hago porque me encanta, me siento adicto a la dramática. Son muchos años de trabajo y esfuerzo y si no paras de tocar las puertas al final se te abre alguna.

En esta vida, además, todo lo que pasa tiene que pasar en su momento adecuado. Llevo años y años intentando meterme por la puerta, pero claro si te ven que no estás preparado ni listo te rechazan y cuando ya lo estás las oportunidades te salen. Eso sí, cuando te surjan las oportunidades tienes que estar ahí preparado para cogerlas con las dos manos, porque en esta industria tienes que tener la piel como un cocodrilo de las veces que te dicen que no. Al principio claro que te duele que te rechacen en un casting, pero el secreto es nunca rendirse, seguir trabajando y creo que si piensas mucho en tus objetivos, se lo pides al universo y trabajas mucho en ello la vida es como un catálogo, te van entrando las cosas que deseas, con trabajo y esfuerzo.

¿Cómo diste el salto a las series de televisión en España?

Un amigo mío en Inglaterra sabía que yo hablaba muy bien español, me presentó a un amigo que conocía a una agente en Madrid, que se llama Roxy Marín y ella desde que me conoció le ha puesto mucha pasión, hemos trabajado muy bien en equipo y me han ido saliendo trabajos aquí. No me esperaba volver a España para trabajar, pero el universo me ha vuelto a traer a uno de los países que más quiero, junto a Inglaterra. Me siento tanto inglés como español, torrevejense.

¿Cuándo empezaste a trabajar en el mundo de las series televisivas en España?

El año pasado me llamaron para rodar la serie Nasdrovia. Estuve en Madrid durante tres meses en verano, luego me llamaron desde Barcelona para rodar la serie Mira lo que has hecho 3 con Berto Romero, y ahora acabamos de terminar el rodaje de Deudas. Mi trabajo, el esfuerzo y el universo me han vuelto a traer a Madrid y yo encantado, porque en Inglaterra con mi apariencia, un hombre corpulento, con la nariz rota, con tatuajes, se me encasilla en papeles de malo.

Michael John Treanor, de Torrevieja a la pequeña pantalla por la puerta grande en CINE
Fotograma de ‘Nasdrovia’

Eso por un lado no está mal, ya que pienso que es bueno encajar en un tipo de casting porque sabes por dónde puedes tirar y, de hecho, es lo que me ha abierto puertas. Ha jugado a mi favor que en España no tengan a nadie con mi aspecto que hable español y que haya estudiado dramática durante más de diez años en Inglaterra. Primero me tienen que ver y cuando se dan cuenta de que no se me escapa ni una y que el humor español lo llevo dentro desde el colegio me llaman mucho para hacer comedia.

En Inglaterra los papeles que me salen suelen ser más de personajes serios, porque nadie me ha dado allí la oportunidad de  demostrar lo que soy capaz de hacer. Y como yo hay muchos, pero en España no hay nadie de mi estilo. En Inglaterra me lo paso bien, me gusta ser el malo, pero no serlo siempre. Emocionalmente, cuando haces una comedia al final de un día de trabajo es duro porque tienes que meterte en el personaje, pero no es lo mismo volver a tu casa después de haber estado de risitas que haber hecho de malo, porque te puede afectar anímicamente. Aquí en España me lo paso pipa, porque me está saliendo mucha comedia.

Estoy muy agradecido al universo y a España por estar aquí haciendo lo que más amo, que es actuar

Por tu aspecto encajas en personajes de carácter rudo, pero en España ese físico precisamente encaja para papeles cómicos.

Los personajes que me han dado en España son muy graciosos. La suerte te la tienes que ganar trabajando duro durante el tiempo que sea necesario, pero también tienes que tener un poco de fortuna para los proyectos tan bonitos que me están saliendo. Yo estoy muy agradecido al universo y a España por estar aquí haciendo lo que más amo, que es actuar.

Michael John Treanor, de Torrevieja a la pequeña pantalla por la puerta grande en CINE
Fotograma de ‘Nasdrovia’

En Nasdrovia te metes en la piel de Sergei, un mafioso ruso. ¿Qué nos puedes contar de este personaje?

Sergei es un tipo muy duro, lleno de tatuajes, da mucho miedo y es uno de los soldados fieles de Boris, el jefe de la mafia rusa en Madrid. Sergei a la vez tiene humanidad, la gente puede sentir mucha empatía hacia él porque es muy gracioso, tiene puntazos muy buenos pese a ser un matón de la mafia rusa. Tiene un trabajo que le agota, como a muchas personas hoy en día que pueden identificarse con él por esos puntos de humanidad.

En esta serie has compartido reparto con Leonor Watling y Hugo Silva. ¿Cómo ha sido trabajar con ellos?

Muy guay. Desde el primer momento en el que les conocí me sentí como en familia. Risas, cachondeo y un buen rollo entre compañeros, con Hugo, Leonor, Luis Vermejo, todos los actores, un inglés, un alemán, un francés (un casting muy internacional). Eso es muy importante, cuando vas a un trabajo nuevo y tienes que pasar meses con tus compañeros es fundamental llevarte como en familia. Las risas y la buena energía nunca faltaron, además me encanta ver cómo trabajan personas que llevan años en el oficio y compartir pantalla con ellos.

Acabas de terminar el rodaje de Deudas, junto a intérpretes de la talla de Carmen Maura. ¿Cómo ha sido esta experiencia? 

Esta experiencia ha sido fantástica y Carmen es muy simpática, además de muy buena actriz. La serie es una comedia provocadora y macarrilla, que va de dos familias que están enfrentadas, los De La Vega y los Carranza. Estas familias están lideradas por dos matriarcas, que son Carmen Maura, que interpreta a Pepa Carranza; y Mona Martínez, que hace de Doña Consuelo. Pepa Carranza es una mujer de barrio que necesita 400.000 euros para salvar a su familia y Consuelo es una vieja lisiada con dinero que quiere acabar con ella a toda costa.

Yo soy el guardaespaldas de la familia De La Vega, el perro fiel de Don Esteban y Doña Consuelo me utiliza para hacer un montón de cosas. Todo el mundo me dice que soy ruso en la serie, pero en realidad soy ucraniano y vengo de Chernobil. Se trata de un personaje que tiene muchas guerras internas y es muy emocional. La gente verá lo versátil que puedo ser como actor. Esta serie me ha dado muchas oportunidades y me ha encantado encarnar a Andrei.

¿Cómo haces para mantenerte en forma? 

Michael John Treanor, de Torrevieja a la pequeña pantalla por la puerta grande en CINE Yo antes entrenaba mucho con el boxeo, algo que he abandonado actualmente porque supone llevarte muchos puñetazos en la cabeza. Como actor considero que es importante mantener un buen físico. Dependiendo del papel, si me piden engordar o adelgazar lo hago, pero creo que es conveniente estar fuerte y sano durante todo el año. Si te llaman para un casting no puedes decir que dentro cinco semanas tendrás marcados los abdominales, porque los quieren ya.

Intento ir cinco días a la semana a hacer bicicleta por las mañanas, hago 20 kilómetros, y luego por las tardes voy al gimnasio una horita donde cada día trabajo un músculo distinto. Hago pesas, pero no le meto tantísimo peso como cuando era más joven, pongo un peso bueno y hago más repeticiones. Además, intento comer todo lo sano que puedo, pero somos humanos y de vez en cuando me tomo alguna guarrería (risas). Es importante tanto estar mentalmente preparado en la técnica para actuar como cuidar el físico como actor, sin obsesionarse, pero es parte de mi trabajo también.

¿Cuáles son tus próximos proyectos a la vista?

Ahora estoy descansando, pero tengo pendiente una serie de José Luis Moreno que se llama Resplandor y tinieblas, en la que salgo en dos capítulos y trata sobre la vida de San Francisco de Asís. Estoy esperando a que me den las fechas. Y vamos a ver si hacemos segundas temporadas de Deudas y Nasdrovia. Ojalá, no se sabe aún, pero tengo un buen presentimiento.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here