Compartir

Decir que todos llevamos un artista dentro puede parecer pretencioso. Pero a diferencia de otras disciplinas artísticas como la música, la danza, la escultura o la pintura, en el  caso de la encuadernación sí que es cierto. Yo soy un ejemplo.

Siempre me ha gustado leer, la música, el cine, el teatro, la danza, la pintura. He intentado escribir, tocar la guitarra, pintar…. Un desastre. No pinto bien, canto lo justo intentando no desafinar mucho y bailo a mi manera. Nada, que no había conseguido sacar a mi artista interior en algo que hiciera más o menos bien y me sintiera orgullosa.

La creatividad en la encuadernación en ARTE ARTESANIA Hasta que descubrí la encuadernación. Desde mi primer cuaderno, hecho al estilo de encuadernación belga, ya sentí que podía hacer algo bonito y único. Aunque tampoco se puede decir que sea fácil. Hacen falta  horas de trabajo, dedicación, minuciosidad y mucha paciencia. Pero al final el resultado suele ser mejor de lo esperado.

Empecé trabajando con papeles decorados, luego telas y finalmente pieles, el material que ofrece más opciones. Los tipos de encuadernación también se han ido complicando, primero un lomo recto, luego un lomo curvo, costura japonesa, escartivanas, cosido a la americana, los dorados, gofrados, el tinte de las pieles, la doble tapa, las incisiones, los mosaicos. No hay límites.

La creatividad en la encuadernación en ARTE ARTESANIA A veces he experimentado tanto que me he arrepentido. En otras ocasiones he partido de una idea para acabar haciendo algo completamente diferente. Y durante todo el proceso he aprendido a ser más limpia trabajando, a ser paciente, a relajarme y disfrutar en cada uno de los muchos pasos que requiere una obra bien terminada.

Un libro con una encuadernación artística es un auténtico lujo. Y sabes que, con un poco de suerte, va a perdurar durante muchísimo tiempo. Van a poder disfrutarlo durante generaciones todas aquellas personas que aman la literatura y el arte.

En estos meses pasados, cuando el confinamiento ha sido tan duro, la encuadernación me ha servido para sobrellevar mejor el tiempo en casa y para olvidarme de todo mientras estaba con mis papeles, herramientas y resto de materiales. Es una actividad que recomiendo fervientemente.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here