Compartir
Presentación del ‘Canelobre' dedicado al patrimonio sumergido de Alicante - © María Gilabert / Alicante Mag

El Instituto de Cultura Juan Gil-Albert ha presentado esta mañana el número 72 de su revista Canelobre, un monográfico dedicado a la arqueología subacuática de la provincia. A lo largo de 400 páginas a todo color y bajo el título de El patrimonio sumergido de Alicante, el volumen analiza y difunde los hallazgos más significativos de las costas alicantinas, incluyendo pecios de la época romano o navíos hundidos durante la I y la II Guerra Mundial.

Coordinada por el catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Alicante, Jaime Molina, y por el profesor del Departamento de Comunicación y Psicología Social e investigador del Instituto Universitario de Arqueología y Patrimonio Histórico, José Antonio Moya, la publicación pretende que la arqueología subacuática trascienda del ámbito científico para llegar al gran público de una forma rigurosa y a la vez atractiva. El objetivo es “dar a conocer lo que ya conocemos, sacarlo del ámbito gris de la literatura científica y mostrarlo al público”, ha afirmado Molina.

Asimismo, el monográfico también pretende subrayar la necesidad de proteger los numerosos yacimientos subacuáticos de la provincia de Alicante y salvaguardar su incalculable valor científico, histórico y medioambiental.

El último número de Canelobre descubre las "joyas" del patrimonio sumergido de Alicante en ARQUEOLOGÍA DESTACADOS
Presentación del monográfico  dedicado al patrimonio sumergido de Alicante – © María Gilabert / Alicante Mag

La vicepresidenta y diputada de Cultura, Julia Parra, ha resaltado el trabajo realizado con profesionalidad y rigor desde el Instituto Juan Gil-Albert con la colaboración de los coordinadores de la publicación y los autores, a los que ha agradecido su implicación. Asimismo, Parra ha destacado “el valor de la revista, que combina con gran acierto análisis rigurosos con interesantes fotografías, un número muy especial y atractivo para un amplio perfil de lectores que recoge en sus páginas los hallazgos más significativos encontrados en nuestras costas, auténticos tesoros ocultos a nuestros ojos y que forman parte imprescindible del relato de la historia”.

En la presentación del último número de Canelobre han participado también la directora cultural del IAC, Pilar Tébar, el director del departamento de Revistas, Héctor Fernández, y los coordinadores del número, y ha contado con la presencia del director del MARQ, Manuel Olcina.

El Portus Ilicitanus, el pecio romano del Bou Ferrer, Lucentum, el Deltebre I o la creación de la Carta Arqueológica del Patrimonio Cultural Subacuático de Alicante son algunos de los temas abordados en el monográfico. Los artículos están firmados tanto por investigadores como por aficionados al mundo submarino que han sido capaces de visitar algunos de los pecios hundidos, acompañados de imágenes inéditas de gran calidad. Entre los autores, figuran integrantes de la Armada y la Guardia Civil, que contribuyen a construir una imagen completa del patrimonio subacuático desde desde su papel de vigilancia y protección de los hallazgos.

La publicación cuenta con la participación de los arqueólogos alicantinos Rafael Azuar, Omar Inglese, Antonio Espinosa, Xavier Nieto, Alejandro Pérez, Francisco Álvarez, Fernando Candela, Carlos de Juan Fuertes o Jorge Blázquez; el brigada jefe de los GEAS de la Guardia Civil de Alicante, Antonio García; la responsable del Centre d’Arqueologia Subaquàtica de Catalunya, Ruth Geli; o la directora del Centre d’Arqueologia Subaquàtica de la Comunitat Valenciana, Asunción Fernández.

El monográfico incorpora, además, una introducción del jefe del Área del Patrimonio Arqueológico Subacuático del Instituto de Historia y Cultura Naval de Madrid, Alfredo González, así como la investigación del profesor de la UA Daniel Mateo sobre el pecio Mariposa E hundido en Cerdeña o el valioso legado de Jorge Juan, en un estudio sobre su barco del periodista Juanjo Payá. Asimismo, Miguel San Claudio, de la Universidad de Texas, ofrece información sobre las naves atlánticas de la época de mayor esplendor de la Armada Española, los galeones de Felipe II.

Desde el punto de vista divulgativo, el Canelobre recoge las aportaciones de Gabriel Soler y Juan Eduardo Guillén, del Instituto de Ecología Litoral, junto al testimonio del fotógrafo submarino Rafael Martos. Tampoco faltan artículos metodológicos como el del coordinador, José Antonio Moya, sobre la documentación fotográfica ni el relato de dos generaciones de profesionales del buceo, Terencio Pérez y Alejandro Pérez.

Según Jaime Molina, en nuestra provincia existe un amplio conocimiento de los pecios, alrededor del 80% de los que puede haber bajo las aguas, que cuenta con la ventaja de disponer de un ordenamiento jurídico que protege el patrimonio y una Carta Arqueológica del Patrimonio Cultural Subacuático de Alicante que ofrece un inventario bastante completo. El monográfico es fruto de un año y dos meses de trabajo y consta de 21 artículos elaborados por una quincena de autores.

Dónde adquirir los ejemplares:
La revista está a partir de hoy a disposición del público en la sede del Instituto Juan Gil-Albert por un precio de venta de 23 euros. Se distribuirán ejemplares en todas las bibliotecas públicas de la provincia y universidades españolas, así como en los centros educativos y culturales que lo demanden. Esta primera edición cuenta con 800 ejemplares impresos en color de gran calidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here