Compartir

L

El Museo Biodiversidad Ibi nos propone un viaje a los Polos  en AIRE LIBRE

a exposición tiene como objetivo mostrar las diferencias entre el Ártico y el Antártico, que pese a ser dos inmensas extensiones de hielo y nieve aparentemente semejantes albergan muchas diferencias, en cuanto a su colonización y los seres vivos que las habitan. La muestra también pretende dar una visión general sobre las amenazas que acechan a estos territorios y su estado de conservación actual.

‘Un viaje a los Polos: Un mundo en peligro’ será inaugurada el 10 de febrero tras la firma de un convenio entre las instituciones que hacen posible la iniciativa -la UA, el Ayuntamiento de Ibi, el Oceanografic de Valencia, El Museo Nacional de Ciencias Naturales y el Parque de las Ciencias de Granada– y podrá visitarse hasta el próximo 1 de septiembre en el Museo de la Biodiversidad de Ibi.

La exposición contempla un programa paralelo de actividades en torno a la temática, que arrancó el pasado 8 de febrero a cargo del departamento de educación del Oceanogràfic, con talleres sensoriales, manualidades, un puzzle gigante y cuenta cuentos, destinados a descubrir las diferentes vías para participar activamente en la conservación de los ecosistemas de los polos.

Entre otras actividades, el programa incluye la charla ‘La vida en los polos’, que tendrá lugar el 20 de febrero en la sala adyacente al Teatro Río a las 19:30 horas, por parte de Andrés Barbosa Alcon y la ibense Virginia Vidal Burgos, del Departamento de Ecología Evolutiva del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid-CSIC, que hablarán sobre la biodiversidad de los polos y darán a conocer, de primera mano, su experiencia en la Antártida.

El proyecto desarrollado en la Antártida por este departamento pretende determinar el efecto del cambio climático sobre la fisiología de tres especies de pingüinos antárticos: pingüino barbijo (Pygoscelis antarctica), pingüino papua (Pygoscelis papua) y pingüino de adelia (Pygoscelis adeliae). El proyecto incide especialmente en el efecto que el cambio climático pudiera ejercer sobre la fauna parasitaria y organismos patógenos de las especies estudiadas y, como consecuencia, sobre su sistema inmunitario.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here