Compartir

Me satisface comentar que la obra Error 404, de la compañía de teatro de títeres Ángeles de trapo de Málaga, es una producción elaborada con el objetivo de enseñar deleitando, como decía Cervantes, en este caso desde la manipulación del títere y los objetos de uso cotidiano y ordinario; y, también, con el objetivo de mostrar la conducta de su protagonista, un chaval de unos diecisiete años, atrapado en su habitación inundada de aparatos, que le reclaman atención constante. De esta forma, el personaje protagonista, más que protagonista y actor de sus actos es sufridor y paciente, es decir víctima de su entorno, y resignado.

Desde el títere, nuestro joven manipulador Wagner Gallo nos conduce por lugares que a veces tienen algo de autobiográfico -comentario suyo-, más otros materiales escénicos relacionados con lo que sucede actualmente entre los chicos jóvenes que están descubriendo el mundo, a veces desbordados  -sin ser conscientes- por las tecnologías punteras, innovadoras, siempre de última generación: una historia unipersonal, en varios momentos conmovedora y a veces delirante, preparada para infantes a partir de ocho años. Y adultos estremecidos, un tanto conmovidos…, como el que suscribe.

Nos cuenta el joven autor una historia contemporánea, el día día en el que se mueve Steve, el protagonista, enclaustrado en un habitáculo, rodeado de tecnología –nuevas tecnologías-, que ve el mundo, -un fragmento- a través de una realidad distante de la realidad –valga la redundancia-, alejado de todo y de todos: no hay amigos, no hay familia…, nadie, salvo un gato que sustituye por un perro electrónico con luces led en los ojos. Su única relación con el exterior será con el repartidor de pedidos, que le traerá el nuevo animal de compañía. 

Este bululú actual va mostrándonos lo oscuro del brillante mundo de la informática, y lo gris y anodina que puede resultar la vivencia de un periodo súper importante como es la adolescencia entrando en la juventud.

'Error 404', un bululú de títeres, contemporáneo, conmovedor en ESCENA A lo largo de casi una hora, este bululú actual va mostrándonos lo oscuro del brillante mundo de la informática, y lo gris y anodina que puede resultar la vivencia de un periodo súper importante como es la adolescencia entrando en la juventud; edad que un personaje de Shakespeare –Jacques, de Mucho ruido y pocas nueces– definía entre el escolar lloricón (…) que, como un caracol  se arrastra de mala gana a la escuela”, y “el enamorado, suspirando como un horno, con una balada doliente  compuesta a las rejas de su enamorada”. Evidentemente, si el bardo inglés reescribiera este ilustrativo monólogo sobre las siete edades de los humanos, debería inventar este nuevo período entre las dos edades dichas, sin lugar a dudas.

El espectáculo es bueno y debo animar a que se asista a disfrutarlo. La propuesta escénica está bien trabajada, hecha con mucho cariño y sabiamente resuelta en su argumento, ritmo, imágenes, apoyada en una banda sonora continua que va conduciendo el espectáculo orgánicamente en todo momento. En él no se dice palabra ni falta que hace: el personaje, abocado a la pantalla –ordenador, móvil…- es cautivo, atraído, casi absorbido, por el brillo del abismo que a veces hay tras el mecanismo informático de última-última generación.

El trabajo acaba con un bello punto de ilusión y esperanza. Se puede ver en la Sala de Títeres La Carreta de Elche.

¡Salud y Teatro!

Paco Alberola

Elche, 11/12/2021

Compartir
Artículo anteriorEl ADDA programa una semana de espectáculos infantiles y musicales en homenaje a Mecano y ABBA   
Artículo siguienteLa Diputación reconoce el talento en los I Premios a la Cultura Alicantina Miguel Hernández
Titulado en Interpretación y Dirección por la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid. Doctor por la Universidad de Murcia. Actor, director de escena, docente, constructor de máscaras, maestro de esgrima escénica, especialista en Teatro del Siglo de Oro español. Es miembro de la A.D.E. (Asociación de Directores de Escena de España), AEMA (Asociación Española Maestros de Armas), A.I.T.E.N.S.O. (Asociación Internacional Teatro Español y Novohispano de los Siglos de Oro), SGAE (Sociedad General de Autores de España). Ha sido profesor de la Escuela Superior de Arte Dramático de Murcia y Director Artístico del Festival Medieval de Elche. Escribe artículos de crítica teatral sobre las artes escénicas en diversos diarios (Información, AlicanteMag, El Correo de Euclides, Revista ADE, Cuadernos de Encuentro ESAD). Ha interpretado y dirigido obras de autores: Lope de Vega, Lope de Rueda, Shakespeare, Cervantes, Brecht, Rojas Zorrilla, Calderón, Esquilo, Blanco-Amor, Chejov, Valle-Inclán, Tirso de Molina, Max Aub, Antonio Machado, León Felipe, Miguel Hernández. Ha sido director-gerente de diversas compañías profesionales de teatro. Ha sido moderador en Escuela del espectador: Espacio para la reflexión y el debate, y en el Ciclo de Actividades Escénicas Solos de Palabra. Realiza diversas actividades de divulgación del hecho teatral, impartiendo talleres, clases magistrales, conferencias, cursos de Expresión Corporal, Dirección de escena, máscaras, títeres, Interpretación o Esgrima Teatral para Festivales, Compañías profesionales de teatro, Escuelas de Teatro y Universidades. Ha publicado los libros: 'Esgrima Teatral: Lenguaje escénico de las armas’ (Murcia, ESAD, 1998), 'Enfrentamiento y lance de armas en el Teatro del Siglo de Oro’ (Madrid, 2014), 'Esgrimir con la palabra, dialogar con la espada' (Madrid, 2015); 'Los escritos de Pepe Estruch' -en impresión- (2022).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here