Compartir
Aylan Kurdi, niño refugiado
Aylan Kurdi, niño refugiado

Como refugiado político y víctima del conflicto armado colombiano me parece importante que éste sea precisamente el término del año en España, sin embargo me preocupa que se centre la información en los medios hacia el conflicto en Asia olvidando otros cientos de miles de desplazados en otros territorios del mundo. De ahí que escriba esta nota para AlicanteMag en primera persona.

Informa la Fundación del Español Urgente (Fundéu) que la palabra “Refugiado” fue seleccionada entre unas 200 candidatas surgidas de las recomendaciones que a diario hacen.

En muy importante aclarar el concepto porque suele confundirse con “inmigrante”, que es todo aquel que llega a un país para establecerse en él.

“El concepto de refugiado ha generado muchísimas dudas y debates entre los profesionales del periodismo, pues éstos han sido muy conscientes de la importancia de ser extremadamente rigurosos a la hora de denominar a los miles de personas que huyen de un conflicto bélico”, informa el Director general de Fundéu BBVA, Joaquín Muller.

La diferencia se centra entonces en las razones para abandonar el país de origen. Es evidente entonces que el término no lo determina el entrar en un país, sino las causas que generalmente son ser víctima de conflictos militares, políticos, económicos o religiosos.

Recientemente el término ha tenido mucho uso porque los medios masivos de comunicación se han inundado con las imágenes de centenares de miles de personas huyendo hacia Europa de la guerra en Siria y de otros países de Asia buscando un “bienestar” o más correctamente mitigar las penurias que emergen de los conflictos.

Palabras destacadas de 2015

Las palabras más destacadas del año 2015 han sido “chikunguña” (una enfermedad), “sextuplete”, “inequidad”, “poliamor” o “disruptivo”. También fueron seleccionadas expresiones del entorno de las redes sociales como el “me gusta” de Facebook y “zasca”. Esta última fue la más fuerte competencia.

Zasca hace referencia al mensaje en Twitter que, cargado de ironía, argumentos o simple mala leche consigue dejar a su adversario tuitero en evidencia». Recordemos que tuitero está admitido por la propia RAE.

“Los refugiados son personas como las demás, como tú y como yo. Antes de ser desplazados, llevaban una vida normal y su mayor sueño es recuperarla. En este Día Mundial de los Refugiados, recordemos la humanidad que nos es común, celebremos la tolerancia y la diversidad y abramos nuestro corazón a los refugiados en todo el mundo”, dijo el Secretario General de Naciones Unidas Ban Ki-moon, en su Mensaje del Día Mundial de los Refugiados, el 20 de junio de 2015.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) informó de que este año llegaron 1.000.573 migrantes y refugiados a Europa vía el mar. En 2014 fueron poco más de 200.000.

Sin embargo, los conflictos que generan refugiados no solo los producen hacia Europa, sino también dentro de los mismos continentes.

Yo, por ejemplo, soy un refugiado colombiano, un país en el que el conflicto interno representado por tres tipos de ejércitos: militares, paramilitares y guerrillas. Aun cuando no participé directamente de esa guerra, por ser uno de los fundadores del Movimiento Homosexual en mi país y miembro del equipo redactor de la Ley colombiana de Parejas de Hecho, recibí amenazas de muerte que se ampliaron a mi familia y fui víctima de un atentado con granada. He sido declarado una víctima de la misma, soy el primer homosexual que ha sido inscrito en el Registro Único de Víctimas (RUV) en Colombia.

Refugiados LGTBI

La Agencia de la ONU para los Refugiados anunció el pasado 24 de diciembre el lanzamiento de un nuevo programa de capacitación para su personal y otros trabajadores humanitarios para atender adecuadamente las necesidades de los refugiados de la comunidad LGBTI, que agrupa a las lesbianas, a los homosexuales, los bisexuales, las personas transgénero y las intersexuales.

Las personas de este colectivo que huyen de la persecución afrontan todo tipo de desafíos y amenazas en todas las fases del desplazamiento, incluyendo discriminación, violencia, obstáculos al acceso a servicios humanitarios e impedimentos en el proceso de solicitud de asilo. Como consecuencia, muchas personas LGBTI permanecen atrapadas en sus países, donde afrontan una represión despiadada.

El programa fue desarrollado junto con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y financiado por la Oficina de Población, Refugiados y Migración del gobierno de EE.UU. El paquete de capacitación abarca la orientación sexual y la identidad de género, los riesgos específicos que afronta la comunidad LGBTI y maneras más eficientes de protegerla.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here