Compartir

Tras la exitosa publicación de ‘El último gin-tonic’ (Contrabando, 2018), que supuso el regreso de Rafael Soler a la narrativa tras casi 25 años de silencio editorial, que no literario, el autor vuelve a la escena con una nueva novela en la que respira el mismo espíritu libertario, la misma ironía descarnada y la endiablada bonhomía que son una enseña de esta nueva etapa literaria de quien fue en los pasados años 80 un paladín de la explosión cultural y literaria española.

El autor presentará ‘Necesito una isla grande’ (Contrabando, 2020) el próximo martes 25 de febrero a las 19:30 horas en la Librería Códex de Orihuela, acompañado por el escritor Jesús Zomeño y el editor Manuel Turégano.

Rafael Soler presenta en Orihuela su última novela 'Necesito una isla grande' en LETRAS En su última novela, Rafael Soler sitúa la escena en una residencia de ancianos, donde una galería de personajes dañados, pero con la dignidad intacta, protagonizan una insólita y tragicómica fuga “hacia el mar”, huyendo de la tiranía doméstica y la perpetua iniquidad de la gobernanta, y en busca de la última bocanada de oxígeno que los acerque a una sensación de libertad antes de la inevitable visita de la muerte.

Una estructura narrativa muy ágil, diálogos chispeantes y una innegable factura “cinematográfica” permiten al lector seguir casi como si estuviera dentro de la novela las peripecias de estos personajes a quienes un golpe de fortuna, pero con un tinte negro, los pone en la carretera para hacerles revivir, aunque sólo sea por unos días, sus sueños olvidados y sus esperanzas imposibles, sus deseos y sus pasiones, secretas y no tan secretas, sus recuerdos más decisivos, y los conflictos y desafíos que condujeron sus vidas a un callejón sin salida. Vivir, vivir en libertad, respirar esa vivencia hasta el último aliento: ése es su impulso y su guía.

‘Necesito una isla grande’ es un relato que discurre por la delgada línea que separa la vida de la muerte, pero lo hace con mimo y galantería, arrancando más sonrisas que lágrimas, poniendo el acento en que “la vida es un asunto personal”.

Reconocidos escritores como Luis Landero han dicho de este libro:

En esta historia de tipos de piel dura y corazón tierno, imprevisibles, sentimentales y maravillosos, brilla como nunca el vigoroso arte narrativo de Rafael Soler, uno de los escritores más libres y soberanos que hay en nuestra lengua.

Tras su presentación en Orihuela, la novela proseguirá su recorrido ante el público el 27 de febrero en la Fnac de Valencia (Plaza de San Agustín) y el 3 de marzo en el Café Comercial de Madrid.

Sobre el autor
Rafael Soler presenta en Orihuela su última novela 'Necesito una isla grande' en LETRAS
Rafael Soler – © María Gilabert

Rafael Soler (Valencia, 1947) es uno de los más destacados exponentes de la explosión cultural y literaria de los años 80, autor de libros de marcada personalidad y estilo inconfundible que abarcan poesía, novela y relatos. Con una inmensa libertad formal, su experimentación en las posibilidades expresivas de un uso de la lengua hasta entonces poco explorado, lo convirtió en uno de los nombres canónicos de la literatura española. Novelas como ‘El grito’ (1979), ‘El corazón del lobo’ (1982), ‘El sueño de Torba’ (1983) o ‘Barranco’ (1985) lo apuntalaron como uno de los grandes escritores del fin de siglo.

No tardaron en llegarle los reconocimientos: finalista del premio Adonais con el poemario ‘Los sitios interiores’ (sonata urgente), que ganaría el accésit del V Premio Nacional Juan Ramón Jiménez al mejor libro publicado por poetas de menos de 40 años; Premio Cáceres (novela), 1982; accésit Emilio Hurtado; Premio Ateneo de La Laguna; Premio Primera Bienal Ámbito Literario (novela); Tercera Hucha de Oro y Hucha de Plata en cuatro de sus convocatorias.

En el apogeo de su proyección pública, decidió retirarse, pero sólo del mundo editorial. Transcurrieron así 25 años dedicado a sus clases de la Universidad Politécnica de Madrid, en los que Soler siguió escribiendo, fiel a su compromiso no sólo artístico, sino vital.

En 2009 regresó con un poemario incontestable, ‘Maneras de volver‘ (traducido y publicado en inglés, húngaro, rumano y japonés), al que siguió ‘Las cartas que debía’, ‘Ácido almíbar’ (Premio de la Crítica Literaria Valenciana) y ‘No eres nadie hasta que te disparan’, publicado en edición bilingüe en Italia y Estados Unidos. En estos títulos encontramos al Rafael Soler más lírico, cuya actitud resplandece: irónico, siempre tierno, rotundo, escéptico cuando procede, arriesgando en los vértices del verso.

Entretanto se reedita ‘El corazón del lobo’ (2012, celebrando los 30 años de su publicación) y ‘El grito’ (2014, Paraguay), y tres antologías poéticas, una en Paraguay, ‘La vida en un puño’ (2012), otra, ‘A pie de página’, impulsada por la Institución Alfonso el Magnánimo (2012, traducida y publicada en italiano) y una en Ecuador, ‘Leer después de quemar’ (2018), que sería publicada en 2019 en España y en 2020 en Chile, Perú y Bolivia. En esta nueva etapa, representa a España en encuentros y festivales poéticos celebrados en Europa, Asia e Hispanoamérica.

En abril de 2018 comparece de nuevo como narrador ante crítica y lectores con su novela ‘El último gin-tonic’ (Contrabando), una historia de vínculos familiares rabiosamente contemporánea en la que se dan cita la incomunicación, la traición, las lealtades encubiertas, la muerte, el amor y los deseos truncados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here