Compartir

E

n las décadas de los 80 y los 90, los chips eran el único modo de reproducir música en los ordenadores de 8 bits (Amstrad PC, Sinclair ZX, Commodores 64) y en las videoconsolas (Game Boy, Atari 400/800, NES). Más de treinta años después, estos sonidos chillones y repetitivos cobran vida, al utilizarse para crear ritmos y melodías de un nuevo género musical, ‘chiptunes’, que día a día va ganando seguidores. Las combinaciones son múltiples. La mezcla de voces, guitarras eléctricas y otros instrumentos arroja resultados sorprendentes de rock alternativo y punk-rock.

Este estilo musical goza de gran popularidad en el país que lo vio nacer, Japón, aunque ya ha traspasado fronteras y se va abriendo camino a lo largo y ancho de Europa. Un español, el alicantino afincado desde hace más de cinco años en la localidad nipona de FukuokaAlejandro Cremades, se cuela en esta original escena musical con su propio grupo, ‘Pepino’, que hace música con la Game Boy.

Uno de los grupos más famosos de música ‘chiptunes’ es el japonés YMCK, cuyas composiciones y videoclips de estética bit no tienen nada que envidiar a las bandas de géneros musicales más convencionales.

Otro español, el director, productor y montador valenciano Javier Polo, aborda la propagación del fenómeno ‘chiptune’ por el continente europeo en su documental «Europe in 8 bits» (Turanga Films, 2012). El audiovisual, proyectado en importantes festivales internacionales, muestra cómo este género reutiliza tecnologías obsoletas “de manera creativa para renovar la escena musical”.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here