Compartir

Elvira Sastre publicó con Valparaíso Ediciones su libro “Baluarte”, su segundo poemario, en España y América Latina en 2014. En 2015, Elvira emprendió una gira internacional que la llevó a presentar su obra en festivales en Estados Unidos, México y Colombia junto a la cantautora y artista plástica Adriana Moragues, con quien editó el libro “Tú la acuarela / Yo la lírica”. Por segunda vez en menos de un año presentan su recital en Alicante.

Sastre, Moragues y Manuel Antonio Velandia Mora dialogaron a tres voces, en exclusiva para AlicanteMag. En este triálogo la pregunta no estaba dirigida ni una ni otro, sino que las respuestas surgían espontáneamente, las palabras se entrecruzaban, acotaban, se retroalimentaban… de dicha experiencia surge en presente artículo.

¿Usted es músico o música, Adriana?

Yo soy música, yo reclamó mucho la “A”.

¿Son Ustedes feministas?

Nosotras entendemos un poco la igualdad en eso… no hay que hacer distinciones en el género dentro del arte. No hay poesía de mujeres ni la poesía es cosa de hombres, igual sucede con la música.

¿Hay poesía lésbica?

No, no la hay.  Hay mujeres que escriben poesía, hay poseía erótica, pero engloba las diferentes orientaciones sexuales.

Pero aun cuando el erotismo sea universal no genera el mismo tipo de discursos el cuerpo de un hombre o de otra mujer… será por ello que el público estaba compuesto en su mayoría por mujeres lésbicas… ¿suele pasar eso en sus diferentes recitales?

Si puede pasar, aun cuando suele venir en general mucha gente joven pero las mujeres jóvenes siguen siendo la mayor parte del público, algunas vienen con sus novios; es evidente que vienen más mujeres que hombres pero cada vez más el espectro se va aumentando, vienen también personas mayores y en general no vienen hombres solos sino que vienen acompañados de una chica.

Hay mujeres que son pájaros sin alas, triálogo con Elvira Sastre y Adriana Moragues en LETRAS MÚSICA
Elvira Sastre, poeta

¿Cuando escribe los poemas siempre está pensando en mujeres o está pensando en la vida en general?

Yo escribo desde lo que tengo por dentro… pienso en mis sentimientos, en lo que siento en ese momento, en el nudo que llevo dentro y que intento deshacer.

En algún momento de su recital.  Elvira presentaba su poesía como social, ¿cuál es el interés en marcar el concepto?

Yo hago algunos poemas sociales, es cierto; en ellos he intentado resumir todo lo que siento y son muy claros en ese aspecto.

¿El miedo a los aviones de Adriana es tan marcado como se deducía de su presentación?

El miedo es peor de lo que digo pero la realidad dentro del avión es mucho peor.

Decían ustedes que han estado en Colombia, ¿cómo llegaron allí?

Estuvimos en la FILBo, la Feria Internacional del Libro de Bogotá que es el evento de promoción de lectura y de la industria editorial más importante de Colombia y uno de los más importantes de América Latina, también estuvimos en septiembre, en el Gimnasio Moderno de Bogotá, en la novena edición del Festival Internacional de Literatura “las líneas de tu mano.” Se hecho volveremos prontísimo a Bogotá.

Allí se destacaron, dicen los medios, con un show compartido bautizado “Tenemos un plan”, título que evoca la canción que cierra “Vértices”, el disco de debut de Moragues. Disco que vendían junto a los libros de poemas a los asistentes al concierto. ¿Cuál es la experiencia de estar en Alicante?

Genial, de hecho esperábamos algo más reducido de gente. Nos sorprenden, de hecho cuando hemos salido y vimos tanta gente nos sorprendimos. Hay un excelente ambiente que se crea, el respeto de la gente nos hace sentir muy bien.

En la fila se veía mucha gente… vendieron todos los libros y discos que han traído…

No nos acostumbramos, agradecemos siempre como si fuera nuestra primera vez… sabemos que para la gente es una inversión económica, en especial nos atrae que esperan la cola, se llevan el libro, el disco… es algo de agradecer.

Hay mujeres que son pájaros sin alas, triálogo con Elvira Sastre y Adriana Moragues en LETRAS MÚSICA
Adriana Morangues, cantautora

Encontrarse con esta experiencia de Alicante, en la que ya es la 2ª vez que se hace que la poesía se vuelva noticia, ustedes repiten… ¿cómo les atrae esa idea?

Esto es muy significativo, nosotros venimos de una ciudad pequeñita que es Segovia y allí también se ha empezado a mover en los últimos años la cultura y es algo que el publicó agradece… que haya nuevas oportunidades, que ya no haya que viajar a las grandes capitales y que se puedo disfrutar lo que nos ofrecen, lo que nos traen a casa. Se destaca mucho el trabajo de quien está detrás, la cercanía de Juanjo Cervetto.

¿Ustedes en serio no pensaron en algún momento antes de llegar en que iba a venir tanta gente? yo tengo la sensación de que la gente que viene son seguidoras, fans de su obra…

La verdad cada vez que tocamos es una sorpresa, pensamos ¿quién irá a venir? esta vez ha sido algo diferente, ha sido un espectáculo distinto, venimos con Manu… pero al final siempre nos vamos muy a gusto.

El gusto en su trabajo se siente continuamente en sus diálogos íntimos durante el espectáculo… ¿eso es algo premeditado, ensayado o fluye naturalmente?

No es nada programada, pero al final al hablar de una canción terminamos hablando de cosas que nos han llamado la atención durante el día, temas que tocamos. Yo le digo, comenta Elvira, si lo vamos a hacer pero no lo tenemos claro.

En sus anécdotas se escuchan las dos líneas de la misma vivencia, algo que me parece muy interesante… Trabajar con la pareja puede llegar a ser complicado; cuando hay tensiones, ¿eso sale en el espectáculo?

Yo digo, hoy no le voy a preguntar por algo que la haga enfadar, nos dice Elvira… me espero al día siguiente. Algunas veces uno también es una actriz; a lo mejor tienes un día de mierda y eso se vuelve un tema, siempre se improvisa… Nosotras ensayamos bastante poco, nos gusta la naturalidad y tener la conexión que nosotras tenemos para el trabajo, hace que nos salga más natural. Nos reímos de lo bueno… y también de lo malo. Uno pone buena cara, pero después ya no es necesario; la gente viene a oírte y te lo hace sentir y eso hace que se olvide lo que es molesto.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here