Compartir
Pic by #MVelandiaMPhotomobile

En Alicante se ha vuelto noticia que “La poesía es noticia”, como afirma el editor Juanjo Cervetto, la ciudad se ha transformado y de un lunes tras otro en que no pasaba nada, ahora “Los lunes lucen”. “Estoy Lorca por ti” es un juego de palabras que Cervetto ha acuñado para celebrar la 4ª edición del Festival La Poesía es Noticia que se organiza por parte de la entidad Eléctrico Romance y que está dedicado a este poeta de forma monográfica.

Publicada en la Colección de Poesía el Puente de los Espejos, la obra “Suite de las ciudades, Antología poética de Federico García Lorca” realizada por el autor alicantino José Luis Ferris tuvo anoche, 23 de octubre de 2017, su lanzamiento.

Un acto en el que las presentaciones de Juanjo Cervetto, José Luis Ferris, del poeta y rapsoda José Luis Rico acompañado por un equipo de traductores que actuaron los poemas en la lengua de signos emocionaron a todos los presentes.

José Luis Ferris nos dejó una tras otra novedad sobre la vida y la escritura de Lorca. Tres momentos señalaron el derrotero de su presentación.

A Lorca realmente no lo mataron, lo sembraron en ARTE LETRAS
Juanjo Cervetto y José Luis Ferris. Pic by #MVelandiaMPhotomobile

Una primera etapa (1917), la del poeta joven nos recuerda a un amante de la música en el que su afición a las canciones y romances populares que escuchaba en el hogar en boca de criadas; una época marcada por la influencia artística, filosófica y sociológica de su maestro Antonio Segura. Lorca mismo nos recuerda que ante todo él es música. Su primera prosa es triste, es fruto de su propia frustración erótica y sexual por una homosexualidad amargamente admitida.

Malaventurado yo que tengo un amor irrealizable que es muerte en mis noches sin fin. Malaventurado yo, que caminaré hacia el fin lleno de temores y de asechanzas de la carne. Malaventurado yo, que por todas partes encuentro bocas que me hablan de mis pasiones. Malaventurado yo que sé en qué sitio descansaré. Malaventurado de malaventurados, que en mis noches sin fin sueño con un amor que es mi misma carne y que nunca conseguiré alcanzar.

Triunfo del irracionalismo es su segunda etapa. Pasa de la metáfora de Góngora al símbolo de San Juan de la Cruz, descubre una verdad que no tiene que ver con la realidad, una lógica es puramente poética. La ruptura con Emilio Aladrén Perojo, escultor al que estaba unido entre (1927 y 1928), lo lleva a viajar a Nueva York. La liberación del ser humano se vuelve eje de su obra. El duende se vuelve parte de su creación. De allí surge Poeta en Nueva York. Es su crisis, la crisis personal, un tema de la Modernidad, lo que lo conduce a la crisis cultural, una crisis más universal.

Tercero, etapa lorquiana, los caminos de la modernidad. La idea de la muerte tiene una intensidad cautivadora. El “Llanto por Ignacio Sánchez Mejías” es un poema cumbre en un momento con una fuerte depuración, en el que su exigencia lo lleva a renovarse en su universo poético y en el que la frustración se vuelve un tema reiterado.

LA COGIDA Y LA MUERTE

A las cinco de la tarde. Eran las cinco en punto de la tarde. Un niño trajo la blanca sábana a las cinco de la tarde. Una espuerta de cal ya prevenida a las cinco de la tarde. Lo demás era muerte y sólo muerte a las cinco de la tarde. El viento se llevó los algodones a las cinco de la tarde. Y el óxido sembró cristal y níquel a las cinco de la tarde. Ya luchan la paloma y el leopardo a las cinco de la tarde. Y un muslo con un asta desolada a las cinco de la tarde. Comenzaron los sones del bordón a las cinco de la tarde. Las campanas de arsénico y el humo a las cinco de la tarde. En las esquinas grupos de silencio a las cinco de la tarde. ¡Y el toro, solo corazón arriba! a las cinco de la tarde. Cuando el sudor de nieve fue llegando a las cinco de la tarde, cuando la plaza se cubrió de yodo a las cinco de la tarde, la muerte puso huevos en la herida a las cinco de la tarde. A las cinco de la tarde. A las cinco en punto de la tarde. Un ataúd con ruedas es la cama a las cinco de la tarde. Huesos y flautas suenan en su oído a las cinco de la tarde. El toro ya mugía por su frente a las cinco de la tarde. El cuarto se irisaba de agonía a las cinco de la tarde. A lo lejos ya viene la gangrena a las cinco de la tarde. Trompa de lirio por las verdes ingles a las cinco de la tarde. Las heridas quemaban como soles a las cinco de la tarde, y el gentío rompía las ventanas a las cinco de la tarde. A las cinco de la tarde. ¡Ay qué terribles cinco de la tarde! ¡Eran las cinco en todos los relojes! ¡Eran las cinco en sombra de la tarde

A Lorca realmente no lo mataron, lo sembraron en ARTE LETRAS
José Luis Rico. Pic by #MVelandiaMPhotomobile

Éste fue precisamente uno de los dos poemas leídos como cierre de la velada por Rico, acompañado del traductor en lenguaje de signos Manuel Andreu Mesenguer. La poesía se vuelve actuación pura, las emociones se desbordan porque para quienes no comprendemos este lenguaje la emergencia emocional que observamos en Rubén Marín Soriano -a quien conocíamos en su faceta de Coordinador de guías y atención al público en el MARQ- y en Arantza Alfaro Meruelo, Raquel Giménez Alonso y Beatriz Guerras Soria, nos condujeron a sentir la poesía y el texto de Ferris en una experiencia mucho más sentida. Este es el plus que aporta el proyecto VER LA POESÍA, cuyo director es Ángel Herrero.

A Lorca realmente no lo mataron, lo sembraron en ARTE LETRAS
Pic by #MVelandiaMPhotomobile

“Tras el título de Suite de la Ciudades. Antología poética, el lector se va a encontrar con una obra y una trayectoria vital divididas en tres tiempos, tres ideas y tres espacios. La obra realizada por el autor José Luis Ferris, a nuestra editorial, nos parece una antología que marcará en los y las lectores de poesía un antes y un después. La propia selección, así como la introducción a su vida y obra acercará a pocos centímetros a un Lorca tan integral y multidisciplinar que conecta, en cada uno de sus poemarios o etapas poéticas a un autor que sorprende”, nos comenta Cervetto.

“A Lorca realmente no lo mataron, lo sembraron”, fue una de las muchas frases memorables expresadas por Ferris.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here