Compartir

El próximo sábado 11 de mayo se presenta el libro de relatos “Mujeres que veo, mujeres que conozco”, publicada por la editorial alicantina Eléctrico Romance, en la Casa de Cultura de Villena a las 19.30 horas. La obra pretende incentivar a los lectores para que conecten con las mujeres de su entorno, con sus alegrías y sus preocupaciones, desea por tanto abrir nuevas vías de conexión de las personas con el fin de favorecer la cordialidad, el encuentro y las relaciones para que sean óptimas para todos.

La obra supone un compromiso para visibilizar las necesidades de las mujeres de la sociedad contemporánea, sin levantar cátedra, sino ofreciendo una nueva visión de las realidades actuales con las que tenemos que convivir y a veces transformar. El libro ha contado con la participación de las autoras de Villena Pepa Navarro y Esther Abellán así como de la ilicitana Helena Vilella Bas y las alicantinas Agora Reix y Ana Simarro y el poeta José Luis Rico. El conjunto de relatos aborda aspectos como la condición de ser madres, la amplia sexualidad de las mujeres, los amores imposibles, así como las necesidades de superación personal y la lacra de la violencia de género.

Todo era junio

Su prologuista, la poetisa Esther Abellán, señala que “con sus narraciones, ‘Mujeres que veo, mujeres que conozco. Relatos’ es un libro que nos invita a autorretratarnos y sentir, en nuestra propia piel, la necesidad ineludible de mantenernos en lucha.”
El libro es es el número 2 de la colección Todo era Junio, que inició su andadura el pasado septiembre con la obra de cinco creadores denominada “La frontera: relatos para un territorio compartido”.

La colección es una propuesta de novelas minúsculas con relatos en mayúsculas que pretende encontrase con un lector de instantes e intensidades y que vive el ajetreo de los tiempos escasos y que por ello necesita empezar y acabar con una cierta rapidez sus lecturas, algo que empieza y acaba sin descansos. Añade Juanjo Cervetto, su editor, “es una solución literaria para atender a los nuevos ritmos de vida, donde con esta obra no pueden existir excusas para renunciar a leer un relato de 10 minutos en cualquier momento del día”.

La obra se ha hizo coincidir su aparición con el conjunto de actos mundiales vinculados al Día de la Mujer y señala su editor que las personas del sector cultural de las ciudades tienen también un gran reto: “Ser esencialmente sensibles a las necesidades de las mujeres, ser especialmente comprometidos con la igualdad entre mujeres y hombres, ser necesariamente coherentes para ayudar a la transmisión de valores que posee el 50 por ciento de la población que son las mujeres”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here