Compartir

Eléctrico Romance presenta “Tres meses en Nueva York” obra del joven autor Javier Calabria, que se convierte en el cuarto poemario de la Colección de Poesía de la Editorial Puente de los Espejos. La presentación de este volumen tendrá lugar en la Sede Universitaria de la Ciudad de Alicante (Ramón y Cajal, 4) el lunes 23 de abril, a las 20:15 h. 

El acto contará con la presencia del autor, Javier CalabriaJuan José Cervetto Guijarro, editor; Marina Alcolea, prologuista; Mariano Sánchez Soler, epiloguista; y Manuel Fernández, Unidad de Imagen y Comunicación de SUMA, patrocinador del poemario.

Marina Alcolea señala en el prólogo que Javier Calabria escribió este poemario durante los tres meses de estancia en Nueva York en los que trabajó como ayudante de un artista. También cuenta que todos los días Calabria iba hasta Brooklyn donde estaba el taller.

Eléctrico Romance presenta 'Tres meses en Nueva York', poemario de Javier Calabria en LETRAS
Javier Calabria
“A su paso por el Newton Creek se veían, tras el metal del puente, las tumbas del Calvary Cementery, al fondo Manhattan; geometrías que están en estos poemas dibujando el recorrido por una ciudad dividida entre lo real y lo imaginario”.
“En este poemario se libra una batalla o quizá tiene lugar una danza: entre lo natural y el artificio de los hombres”, recoge el prólogo. Alcolea indica que, en esta danza o batalla, el ser humano es un elemento más de la máquina-ciudad-sistema, lo que termina por desnaturalizarlo, “el poeta está hecho de naturaleza (animales, plantas, sentimientos) y la ciudad aniquila esa naturaleza”.

Por su parte, Mariano Sánchez Soler resalta en el epílogo la intensidad con la que escribe este de poeta de 26 años, que narra cómo recorre su propio camino poético a través de escenarios que también pisó Federico García Lorca, con su “Poeta en Nueva York”. Soler describe este camino como “un recorrido íntimo, emocionante, donde brilla en la oscuridad su mirada de joven poeta transeúnte, capaz de llegar a ese territorio interior que quiere la libertad, el amor humano frente a la deshumanización de la metrópoli. En el lugar del amor han crecido ciudades, repite en uno de sus poemas”.

Sánchez Soler asegura que ‘Tres meses en Nueva York’ es “un libro de imágenes poderosas” que en su opinión es lo mejor que puede ofrecer la poesía. “Por sus versos discurre el viento enrarecido por la pena, el quejido inabarcable que le atraviesa a través de la ventana, los perros maltratados, el acero que transporta toneladas de carne, el hormigón armado que hace hombre al hombre, la asfixia que zumba como una colmena, las vísceras de la memoria, la luz contaminada que se refleja en las nubes, miles de ojos vacíos que habitan calles sin nombre… Nueva York”, señala Mariano Sánchez Soler.

A su regreso de Nueva York, los poemas de Javier Calabria permanecieron hibernando en una carpeta hasta que el autor los hizo públicos en un spoken words, un espectáculo de música y poesía. En este formato, la voz que recitaba a través de filtros (autotune, vocoders, delays) se mezclaba con música electrónica a base de loops. Calabria quiso crear una atmósfera oscura, bases turbias y sonidos que recordaran al ambiente urbano. Su intención era hacer de la poesía algo más que palabras en papel, reflejando la importancia estética que para el poeta, como productor musical y artista digital, tienen el Glitch Art y la visión artística de Duchamp.

Javier Calabria: El sujeto en la sociedad del simulacro

Javier Calabria se define a sí mismo como un artista multidisciplinar. “Mi arte y mi poesía pretenden reflexionar sobre el sujeto en la era de la sociedad del simulacro, la finalidad es la de mostrar la construcción y la deconstrucción de nuestra identidad en un mundo ambivalente en el que nos encontramos, el duplo formado por lo on-line y lo off-line.” Cita a Umberto Eco o Jean Baudrillard quienes le han nombrado como “hiperrealidad”.

Un mundo donde, como él mismo explica, “nuestra consciencia no puede discernir lo que es real de lo que no, ya que los medios y los usuarios modelan y filtran de manera radical los acontecimientos y las experiencias a través de los dispositivos digitales. Por eso, Javier Calabria, resalta que con su arte lo que busca es romper las barreras de esta hiperrealidad, “para encontrarnos a nosotros mismos, para comprender nuestras relaciones con los otros y también para encontrar el alma de la máquina”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here