Compartir

El escritor Mariano Sánchez Soler, autor del prólogo del libro de Manuel Antonio Velandia Mora ‘No habrá quien colonice el silencio’, será el encargado de presentarlo en la Casa Bardín, sede del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, este viernes 8 de febrero a las 19:30 horas. Doce poetas pondrán voz y corazón a los poemas de Velandia en un recital que es a su vez la despedida del autor, que regresa a Colombia tras 12 años de exilio en España.

Este libro recoge la más reciente producción poética del autor, escrita en los dos últimos años. El foto-poemario reúne 48 poemas, 11 fotografías. La de la portada, denominada “Pájaro herido” ha sido realizada a tres cabezas, seis manos y en dos continentes por Juan Sanz (JCSanzPhoto), el mexicano Mario Patiño (MarPa) y el propio Velandia.

Sobre la poesía, Juanjo Cervetto, autor del prefacio, dice “es la que me atrapa a mí como lector, es un grito nada estridente que se te agolpa en cada respiración y que te deja en silencio, con la mirada perdida no sé dónde, pero muy metido en la escénica de sus versos. Y eso, no lo logran todos los y las poetas, consiguen otras cosas, pero este cheque en blanco no es fácil obtenerlo por mucho que se intente. Creo que ocurre porque él escribe la poesía para él, aunque luego se convierta en un regalo para todos y todas”.

“Sus poemas son disparos certeros que reflejan una profunda soledad en la lucha, que tienen el peso del exilio, que hablan del amor que siente una persona que lo ha dejado atrás todo, su juventud, su madre, sus recuerdos, los hombres a los que ha amado tanto… Lo hace desde la sonrisa, la alegría de vivir, desde su afirmación como gran ser humano”, afirma Mariano Sánchez Soler, quien acota “yo, como prologuista agradecido, quiero destacar la bondad de su lectura, la grandeza sencilla de su composición, la claridad del artista verdadero que muestra con humildad y cierto pudor su obra hecha imágenes y verso”.

De qué trata el Fotopoemario

El foto-poemario está concebido en tres partes; en la primera el tema es el amor, pero “el amor hacia otros hombres, poemas homoeróticos en los que ellos lo sienten todo, admiran las cosas importantes, se estremecen en el momento oportuno, que abren las páginas o que cierran las historias cuando se acaban de verdad. Y eso, se convierte en un homenaje a las emociones sentidas y se nota”, sostiene Cervetto.

Doce poetas ponen voz a los poemas de Manuel Velandia en su despedida en la Casa Bardín en LETRAS
Manuel Velandia. Pic by JCSanzPhoto

La segunda parte reúne poemas del exilio, poemas que Velandia ha construido a partir de su experiencia en el apoyo psicosocial a mujeres y hombres, actividad que realiza desde el Foro Internacional de Víctimas, historias que cuentan el dolor de las víctimas del conflicto armado colombiano, que ayudan a entenderlo y a comprender cómo se siente el exilio, una amenaza de muerte… el tener que callar la violencia sexual de la que se ha sido víctima. También se autoriza a reflexionar poéticamente sobre los bombardeos a Alicante y sobre Miguel Hernández, en especial con relación a los imaginarios que sobre su vida sexual se tejen en Latinoamérica.

En la tercera parte el tema es igualmente el amor, el amor que se rompe con la pérdida del otro, como sucede con el Alzheimer o con la muerte de las personas amadas. Dolores transoceánicos que son mucho más intensos cuando se viven en la soledad.

Éste es un libro trilingüe, algunos de los poemas están traducidos al inglés y/o al francés, en la búsqueda de que los temas del exilio y la lucha por los Derechos Sexuales y los Derechos Humanos, que son asuntos frecuentes en la investigación y la obra poética de Velandia, lleguen a un más amplio sector de lectores; una forma de colonizar el silencio que socialmente tienen estos temas.

Sobre su obra dice el autor “cometemos poemas, no llegamos gratis a escribir uno de ellos, llegamos porque nos toca el corazón, porque se relaciona con nuestras explicaciones del mundo, porque de alguna manera nos recuerda lo que hemos vivido. Nada está lejos de nuestros sentidos; lo que ahora nos importa lo hemos visto, saboreado, tocado, escuchado, olido; nuestro corazón se ha afectado y con él nuestra existencia”.

Doce rapsodas

Doce poetas ponen voz, corazón y su experticia como rapsodas: Mariano Sánchez Soler, Ágora Reix, Beatriz Giovanna Ramírez, Begoña Abellán Rodes, Begoña Rodríguez López, Cristina Granja Cortés, Esther Abellán Rodes, Helena Vilella Bas, Matías González Pinos, Ramón Andreu Calderón y Rosa Cuadrado.

Este recital será igualmente una emotiva despedida a Velandia, que regresa a Colombia después de 12 años de exilio en España, 12 años de vida alicantina en la que se ha integrado activamente en la vida y los corazones alicantinos.

Desde las páginas de Alicante Mag queremos mostrar nuestro profundo agradecimiento a Manuel por su generosa colaboración con sus artículos, más de 200, llenos de pasión, saber hacer y creatividad sobre la vida cultural de Alicante, de la que él ha formado parte significativa durante estos doce últimos años. Sin duda, los espacios culturales de la ciudad, donde él aportaba color, no solo con su cambiante peinado y sus alegres camisas, le echarán mucho de menos. Se nos va un artista talentoso y polifacético, y sobre todo, una gran persona, cuyo recuerdo perdurará en el tiempo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here