Compartir

S

Mercedes Fittipaldi, mis fotografías son un reflejo de mi mundo interior en FOTOGRAFIA u trabajo se caracteriza por la potencia con que logra transmitir emociones y su sensibilidad femenina, con las que logra imágenes que seducen, que atrapan y motivan la autorreflexión; en las obras de Fittipaldi el espectador no sólo ve una obra sino que también se ve a sí mismo. En este diálogo Mercedes se entrega desnuda, sin ataduras, sin veladuras, libre y natural, espontánea y abierta como siempre es.

La gente suele creer que el trabajo de un fotógrafo consiste en coger la cámara, disparar y queda lista la fotografía. 

Es verdad; es muy normal que crean eso. Ahora que hay tanta tecnología a mano es muy fácil tener una cámara o hacer fotos con un móvil. Como la gente puede hacer una foto en cualquier momento piensa que hacer una foto es quererla y ya está y no así. Pero una foto no es el resultado de apretar un botón, sino el resultado de un proceso, hay muchas más cosas detrás de una buena imagen. Cuando un escultor o un pintor permite la visita a su estudio la gente lo ve trabajar in situ, ve cómo se va produciendo su obra. Ve la materia prima, el proceso e incluso el resultado final, pero en el caso de un fotógrafo el proceso es diferente. Hay fotos que son más sencillas que otras o fotos que a un fotógrafo por el proceso que ha llevado le queda más fácil hacerlas que a otros.

Sus fotos reflejan todo un proceso de elaboración, como usted dice detrás de su imagen hay muchas más cosas…

Hay fotos que para obtener el resultado que deseo puedo demorarme un mes, intentando hacerlo de una y otra manera. Yo para sacer una foto a la luz pública puedo demorarme meses e incluso años. Hay fotos que las proceso mucho tiempo después de haberlas capturado, luego quedan guardadas por un tiempo, necesito estar totalmente segura de que me gustan antes de decidirme a mostrarlas.

Para usted la foto está totalmente planeada antes de hacer la toma, ¿hace bocetos o tiene la imagen en la cabeza y desde esa idea trabaja?

Yo hago muy pocos bocetos, soy un desastre como dibujante, me da corte a mí misma ver mis dibujos, parecen dibujos de niños de seis años.

Entonces, ¿usted es una artista “de-mente”?

Sonríe por el juego de palabras… Sí. Primero tengo una idea general, medio vaga de lo que voy a hacer; una idea que con el tiempo va variando. Para plasmarla trato de buscar a la modelo que me puede transmitir lo que yo siento, porque mi fotografía es un reflejo de mí. La persona que está frente a la cámara tiene que transmitir la emoción que estoy sintiendo.

Mercedes Fittipaldi, mis fotografías son un reflejo de mi mundo interior en FOTOGRAFIA

¿Esa necesidad de que la modelo transmita su emoción es la razón por la que en muchas de sus fotografías usted es su propia modelo?

Claro, claro… siempre. La gente que me conoce realmente, no como artista o fotógrafa sino como Mercedes, sabe que hay mucha carga emocional en mis fotografías y lo que vuelco, lo que siento, como no sé pintar o escribir, lo trato de ver reflejado en mi imagen. Es muy difícil autorretratarme, es difícil pasar en fracciones de segundos de fotógrafo a modelo.

Cuando hace esos ‘selfies’, ¿usted se mira en un espejo o se ve a sí misma desde su mirada interior?

En mi estudio no hay espejos, yo me miro mentalmente… juego, practico, continuamente me muevo entre los roles de modelo y fotógrafa… hay mucho error porque no es fácil tomar ese instante decisivo, me salgo del encuadre, no siempre están técnicamente bien compuestas y debo repetir… Me siento encerrada de mí misma.

En sus fotos hay todo un equipo de trabajo aún cuando sean autorretratos…

Sí, claro, hay todo un equipo de personas que me ayuda, colaboran. Agustín (su pareja) está siempre conmigo, él busca la localización… Susana me ayuda con el atrezo, tengo una maquilladora si necesito una caracterización, pero últimamente prefiero el trabajo supernatural. Ahora prefiero que se vea la persona con sus marcas en la piel, con su historia reflejada en el rostro y por suerte las personas se dejan fotografiar así. Bueno, no siempre porque la gente ama el Photoshop, la piel lisa, pero mi fotografía no va por ahí, por eso mis modelos se repiten, porque saben lo que quiero.

¿Este llegar a lo natural es una reflexión sobre su trabajo ‘Diálogos con el arte’ en donde trabajaba con imágenes fácilmente reconocibles de pintores famosos y que requerían mucha producción?

Sí, es la antítesis. ‘Diálogos con el arte’ es muy producido, en ese proyecto las imágenes son super producidas, no pueden fallar, quiero hacer el cuadro tal cual es. La luz es ahí fundamental, las telas deben ser similares, las ambientaciones y composiciones deben acercarnos a la obra original.

Mercedes Fittipaldi, mis fotografías son un reflejo de mi mundo interior en FOTOGRAFIA En sus fotografías sobresalen los elementos, hay mucha luz, hay agua…

El agua es un medio diferente al que estamos acostumbrados a ver, cuando vi la primera fotografía hecha dentro del agua me dije: ¡Ésa es la fotografía que quiero hacer!, quedé enamorada. El agua da libertad, las personas están libres de ataduras, no hay un principio ni fin, es como si la persona no tuviera pensamientos… yo estando dentro del agua fotografiando siento la paz, sólo escucho el latido de mi corazón. Ese juego de realidad-abstracción me encanta.

En sus obras las mujeres también flotan en el espacio…

Lo que ellas tienen en común es la libertad. Yo crecí en lugares amplios, llenos de verde, me gusta no tener alrededor algo con que golpearme, me gusta la soledad… Por ejemplo, con la Bailarina en Rojo logro esa libertad de pensamiento.

En sus fotografías solemos ver muchas veladuras, texturas especiales, son algo característico de su trabajo, ¿qué le gusta de ellas?

Para mí encierran un misterio que hay que descifrar y eso me gusta. Al lado de la luz también hay algo negro, algo tenebroso, algo oscuro, melancólico. Me apasiona eso que está detrás y que se ve mucho en mi obra, por eso casi siempre aparecen en mis obras aún cuando son casi siempre muy sutiles. Cuando las veo sin esas veladuras me siento desnuda…

Usted me decía que algunas veces las fotos salen a la luz luego de algunos meses e incluso años… 

Sí, me gusta escudriñar en mi baúl de los recuerdos, mis discos oscuros son mi memoria. Recurro a ellos de vez en cuando y me sorprendo cuando empiezo a ver mis fotos; veo mi historia, mi evolución… fotos que iban a ser y luego de reposar durante un tiempo terminan siendo…

¿Qué viene en su nueva obra?

Estoy trabajando sobre dos series, una que es sobre la tierra; en ella no hay edificios, animales ni personas, es la tierra afectada por el ser humano, son las huellas, las marcas de la tierra, su sufrimiento, incluso una tierra que parece no tener vida. La otra obra retoma el tema del Alzheimer, de la memoria… ese elemento que tenemos y no valoramos, que vemos lejano de nosotros. Me gustaría trabajar al mismo tiempo el vídeo arte.

Ahora que habla de vídeo arte… me viene una idea, sus fotografías tienen mucha producción y trabajo en Photoshop pero son tal cual salen de la cámara…

Yo no quiero hacer arte digital, tomar un pedazo de aquí y otro de allí, yo no hago “arte digital”, yo quiero que gran parte de la imagen sea real; esa parte onírica que hay en ellas, esa atmosfera que las envuelve aún cuando en parte la logro desde la misma toma, requiere ser potenciada y por eso uso las veladuras, pero yo quiero que mi trabajo sea de fotografía, no de creación basada en la destreza del manejo de un programa. Ése es un trabajo que veo y me gusta, que respeto pero no es lo mío.

Quien compra una de sus obras, ¿compra un trabajo o una firma?

Yo creo que les gusta mi obra… es fascinante cuando te lo dice alguien que no conoces. Yo me siento feliz cuando alguien que me compra una foto conoce mi obra y al hablar con ella siento que me sigue. Las fotografías que expongo me tienen que gustar a mí antes que gustarle a otros, yo debo estar súper convencida antes de mostrarlas, de venderlas; a mí no me preocupa la crítica… eso no me quita el sueño, ni las ganas de trabajar.

La obra de Mercedes Fittipaldi puede visitarse en mercedesfittipaldi.com

Más información sobre la iniciativa Estudios Abiertos, impulsada por ACOA y Las Cigarreras, aquí

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here