Compartir

El trabajo de Canvas Impresores España se orienta al fine art en la fotografía; sobre esta nueva experiencia que apoya a los artistas españoles y de otras latitudes, Manuel Antonio Velandia Mora ha hablado con estos empresarios en exclusiva para AlicanteMag.

Alfredo, ¿por qué decide volver a Alicante?

Porque mi etapa latinoamericana ya la di por finalizada, después de 23 años dando vueltas por América Latina me dije, es hora de volver y empezar una nueva historia, traer a Alicante todo el bagaje y la sapiencia que tenemos en temas de impresión fotográfica. Cuando hablamos de impresión en fotografía la tendencia es imprimir de otra manera.

¿Imprimir, entonces, no es un proceso adicional sino un proceso determinante para el artista fotógrafo?

No solamente es imprimir de otra manera y esto es válido en Latinoamérica, en Estados Unidos y también en Europa… Los amigos fotógrafos que tenía aquí hacían grandes viajes, hacían muy buena fotografía pero todo terminaba en un archivo digital, muerto algunas veces en los discos duros, o en los agradecimientos y los “me gusta” en el Facebook. Toda esa gran obra que estaban haciendo se perdía, nuestro esfuerzo es que comprendan que hay que llevarla a donde el archivo conducía en el inicio de la fotografía, que siempre ha sido imprimirla.

Si pensamos en la posmodernidad, entonces la imagen no sólo tiene que ser contemporánea sino que también lo debe ser la manera de imprimir…

La posmodernidad también está en la manera de imprimir las fotografías en ARTE FOTOGRAFIA
Jacqueline Alfú, Canvas impresores

La fotografía siempre debería terminar siendo impresa… claro que hay una manera de imprimir contemporánea, se está abriendo una infinidad de nuevas formas de impresión, con una calidad brutal… impresionante; por ejemplo, tenemos el Chrome que es una forma de imprimir que no es tan nueva, lleva ya varios años pero aquí, en España, aún es muy poco conocida de hecho, la usan muy pocos impresores y nosotros somos uno de ellos. Usamos, por ejemplo, una técnica de sublimación en aluminio que da una calidad tan buena como la de un papel fotográfico, pero con una gran durabilidad y resistencia.

Hablamos entonces de que lo contemporáneo no es sólo una forma de transgredir la construcción de imagen y de argumentar la obra, sino también de producir una imagen en un papel no tradicional, en nuevos formatos y nuevas formas de impresión…

No sólo eso, la impresión contemporánea tiene que ver también con la manera de ver el color en la imagen y también con los nuevos soportes, que hacen las impresiones distintas de las de la fotografía tradicional. Por ejemplo, ahora tienes soportes muy innovadores como es el metacrilato, con el que puedes conseguir un efecto muy tridimensional; llevando la imagen detrás del metacrilato, que puede tener 3, 5 ó 6 milímetros, las fotos ganan en contraste, en saturación por la máxima cobertura de color y mayor D-Max.

Les explica, por favor, a nuestros lectores qué es el D-Max…

Es la capacidad que tiene el papel o estrato en el que tú estás imprimiendo de elevar el contraste de los colores. Los papeles, por ejemplo, fine art, tienen un D-Max muy bajito porque casi todos son mate, otros papeles posibilitan altos brillos, tienen un D-Max alto y el contrate se eleva. Es la capacidad que tiene el sustrato a la hora de imprimir de elevar los colores y el contraste.

Entonces, podríamos decir que los artistas fotógrafos nuestros pueden ser contemporáneos en la manera de tratar la imagen, pero no en la manera de mostrarla…

Creo que deben ser las dos cosas, se puede unir la forma de mostrarla y la de imprimirla también, lo contemporáneo se relaciona también con encontrar esas nuevas formas de impresión. Es un gran descubrimiento para los artistas poder mejorar sus formas de expresión.

Ustedes son un equipo de trabajo incluso cuando estoy hablando con una persona, creo que más que una pareja son un equipo…

La posmodernidad también está en la manera de imprimir las fotografías en ARTE FOTOGRAFIA
Alfredo Máiquez Navarro, Canvas impresores

Yo creo que sí.  El alma de Canvas impresores evidentemente es Jackie, porque ella es realmente la que sabe imprimir, la que conoce de todos los programas tipo Photoshop, la que realza las imágenes, la que las trabaja. De hecho, hay muchos artistas que vienen aquí, a este estudio, con una imagen que muchas veces es un poco plana… puede ser porque él no la ha sabido trabajar o que nosotros vemos que esa imagen tiene un mayor potencial.  Jackie, con calma, las va trabajando por zonas, que es una técnica muy antigua. Ella coge las sombras, las luces altas, medias y bajas y trabaja las fotografías en detalle; cuando el artista viene a ver sus pruebas, muchas veces se sorprende porque de lo que él trajo a lo que termina viendo hay un mundo. Ella es la que imprime finalmente las fotografías.

Ustedes han tenido clientes de Panamá, de Estados Unidos de América, de Latinoamérica y algunos europeos… y deciden venir a trabajar en Alicante…

La fidelidad que tenemos con los clientes a la hora de trabajar con sus imágenes hace que ellos sigan con nosotros, también trabajamos con varios artistas italianos… Los artista saben que lo que Jackie finaliza y deja listo para impresión se guarda con unos parámetros para cada uno de ellos y tienen la total seguridad de que cuando se encuentran en cualquier parte del mundo y necesitan una copia, ésta va a salir exactamente igual que la primera que imprimió. Esto les da mucha confianza, así que estando en Alicante o en Panamá hemos seguido trabajando sin parar.

En su presentación resaltan el concepto fine art

Fine art es un concepto muy viejo que siempre se ha asociado a los papeles más tradicionales, que son los papeles son los que los pintores y otros artistas comienzan, son los papeles típicos de acuarela, con textura, mucho peso, pero todo eso se consiguió con la tecnología y los grandes molinos de papel, pero ese papel, gracias a las nuevas tecnologías y también con la calidad de las tintas de pigmento se ha aplicado a la fotografía.

Hoy en día los fotógrafos pueden acceder a ellos a través de las impresiones, son papeles con muchísimo peso, por ejemplo, el Canson infinity -que tiene 310 gramos por metro cuadrado- no es solamente un papel, es algo orgánico, con otro tipo de textura evidente a simple vista aun cuando desde lejos no lo notas, pero cuando tú tocas los papeles sientes la rugosidad, algo similar ocurre con los Hannemühle. Muchos fotógrafos vienes aquí y empiezan a tocar los papeles, empiezan a sentirlos; se dan cuenta de la diferencia que tiene uno y otro y se sorprenden con el brillo, los colores, las diferencias que se logran según el papel que utilices.

Pero con estos papeles uno puede tocar las fotos sin que se afecten mucho…

Estos papeles no deben ser tocados mucho porque son 100% algodón. Bueno, hay ciertas diferencias, tenemos papeles RC (Resin Coated) que se componen de una base alfacelulosa recubierta por ambas caras por una película de polietileno (de ahí que se denomine papel plástico), y a continuación recubierta con un revestimiento microporoso por la cara imprimible, que son papeles que dan un brillo especial. Son papeles con un aspecto metálico.

¿Qué significa imprimir con tintas pigmentadas o de colorantes?

Toda la publicidad que tú ves en la calle tiene un conductor con base de agua, pero esas tintas tienen un ratio de permanencia que es bajísimo porque no son tintas que están pensadas para la longevidad, así que a los tres meses de estar expuestas con algo de sol, ya se han decolorado.

Lo que estamos diciendo es que cuando tú haces un obra impresa en fine art con este pigmento, con esta máquina de impresión y con estos papeles tiene una longevidad de hasta 200 años. Si un museo, por ejemplo el MOMA de New York, compra una copia de tu colección para exhibir generalmente, compra a la misma vez otra copia que guarda en condiciones controladas de humedad y de luz para que en un futuro pueda tener una copia en perfectas condiciones.

¿Esto se garantiza en el papel y en las tintas?

Hay un instituto, el Wilhelm Imaging Research (WIR), que verifica la resistencia al envejecimiento del papel y de los pigmentos, según ellos estos tipos de papeles pueden tener ratios de permanencia de hasta 200 años.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here