Compartir

K

atherine Muñoz es una persona multidisciplinar, es actriz, ha hecho cine, teatro y tiene un podcast de radio “Transiberian Express, es modelo de pasarela y de fotografía, trabaja en una ONG, domina el inglés porque es de familia anglo española, tiene una voz sensual con un tono grave que algunos identifican como masculino, realiza sus composiciones de  arte con material  reciclado e incluso, se recicla a sí misma.

Vivimos en una cultura que niega al otro, la otra, le otre, la posibilidad de estar siendo lo que realmente desea ser, se espera que seamos hombres masculinos, mujeres femeninas, pero el género es una construcción psicosocial y ecositémica; cambia en el espacio tiempo, la cultura, la sociedad, las personas; aún así, se suele negar el derecho al camb¡o, pareciera que la libertad es un espacio vedado por la iglesia, la escuela, la familia y hasta por los políticos. la libertad sólo será posible cuando cada persona pueda elegir la experiencia en la que desea estar siendo, no ateniéndose al “deber ser, sino al “querer ser”.

Manuel Antonio Velandia Mora ha dialogado en exclusiva para AlicanteMag con Katherine y se ha centrado en esa leyenda urbana que es ella, logrando que devele que no tiene temor a ser reconocida como una neo-chica; le ha preguntado directamente sobre ese cuerpo que se antoja muy bien construido por un buen cirujano plástico y sobre ese devenir transexual que “todos conocen”… He aquí el resultado… que cada cual juzgue o se juzgue a sí mismo, al fin y al cabo, la vida está llena de preguntas y de historias.

Se dice que Usted nació chico, que su voz la delata… ¿Le molesta que alguien piense que Usted es un maricón?

Te lo voy a responder con una historia. Conocí a Stan, mi ex­-novio, cuando vivía en  Londres. Él venía al hotel donde yo trabajaba a recogerme tras mi turno, yo era la Manager de la recepción y realizaba las tareas de  presentación del lugar a personas y grupos interesados en contratar habitaciones para vacaciones, a veces Stan era testigo mientras esperaba el fin de mi jornada, en ese trabajo se me exigía ir súper-femenina. Al principio no entendía que yo, al terminar mi horario laboral, me iba con mis amigos a fiestas Gay ,vestida con ropa muy marica la mayoría de veces…  conocía a todos los porteros de Los principales bares LGTB de Londres… él me preguntó ¿pero, por qué te comportas así? Yo le dije…  A mí me gusta ser mujer, pero tengo alma de Gay. Él respondió, pero un Gay sólo puede ser un hombre. Repliqué que ser Gay es una filosofía de vida, no sólo una tendencia sexual. Pensar que ser gay es únicamente que te atraiga alguien de tú mismo sexo biológico es limitar el concepto, hay homosexuales que no son nada gay, incluso son Heteropatriarcales.

Pero transgredir incluso los modelos que se suponen trasgresores ¿es fácil de comprender para una persona que está interesada en Usted?

La noche que Stand quiso pedirme compromiso reservó en el Bar-celona de Londres  para cenar, tras la cena me preguntó si quería comprometerme con él, yo le contesté: ¿tú entiendes que no soy una chica al uso? Él me replicó: Sí, yo entiendo que tú eres mucho más  eres capaz de elegir y vivir cosas que otras se limitan, pero sólo te quiero hacer una proposición, no contestes hasta después. No dijo nada más, me sugirió ir al cine… Fuimos y vimos la película “Déjame entrar“,  No fue una elección casual. En la cinta, el chico le dice a la vampirita: quiero que seas mi novia, Ella le responde: yo nunca te he dicho que soy una chica… En realidad, en  la versión escrita de la película el personaje de la vampirita es un castrati no una chica. El chico le replica a la vampira: No  te he preguntado eso. Al salir del cine él se me quedó mirando y me dijo: yo nunca te he preguntado lo que eres, porque… me encantas  y quiero estar junto a ti, me haces feliz y sé que te puedo hacer feliz yo también a ti, ¿qué me dices? A mí me pareció precioso, estaba aceptándome, queriéndome tal y como yo era, sin más… la vida es muy corta para perder el tiempo.

¿Para Usted qué es una persona transexual?

Yo creo que la transexualidad es un concepto muy antiguo, que se asienta sobre la base de que hay dos géneros determinados. Yp creo que ser “agénero” es el futuro. La transexualidad es algo del ayer. Una persona  agénero  no tiene que transgredir un género para permitirse ser.

Para una persona común y corriente ser un agénero no es como una degeneración…

La degeneración es tener un género. El género nos limita, nos divide y nos hace competir con las otras personas, es un mal invento,  el género como se ha entendido hasta ahora con las limitaciones de rol asignado es la degeneración. El no estar limitado por ellas y poder elegir y descubrir quién es cada uno es lo natural.

¿Si alguien la busca como un chico, cómo se sentiría?

Agénero: la historia de un él que es una ella y viceversa en ESTILO DE VIDA
Katherine Muñoz. Pic by MVelandiaM

Vamos a ver… A mí, a veces, me gusta hacer roles que los demás consideran masculinos; pero esto es un error, no creo que haya cosas propias de un género o de otro. ¿Si mi chico cocina, está asumiendo un rol femenino? Yo odio cocinar ¿por qué si a mí chico se le da bien y le gusta he de hacerlo yo?  Me siento bien adaptándome,  no me limito, lo suyo es complementarse. Me encanta  la ropa marica y la ropa híper-femenina, me siento  muy bien luciendo  prendas masculinas, la moda es un arte  que no entiende de géneros y de la que deberíamos aprender a expresarnos como individuos. Diseñadores alicantinos, para no ir muy lejos, cómo Ánima Mercé y Martín Pérez Ripoll, entienden muy bien el concepto y lo bordan.

¿El cuerpo tiene un género?

El cuerpo es el de cada uno. Yo creo que hay chicas sin pecho y chicos y con caderas anchas… hay muchas tipologías morfológicas, pero en cualquier caso esto debería ser secundario. Es importante ver a la persona, porque cuando ves un género antes que a una persona te creas prejuicios, etiquetas a esa persona; pero, nacemos macho o hembra y según los indios americanos hay hasta 5 sexos distintos… pero imponer un género a cada sexo con su correspondiente doctrina es antinatural. No hay destrezas ni cualidades propias de un sexo u otro. Cada persona nace con sus destrezas y debería poder desarrollarlas sin limitaciones.

Es importante ver a la persona, porque cuando ves un sexo ya tienes prejuicios

Usted dice que la idea del género es una perversión en sí misma, ¿por qué?

Sí, lo creo, porque tener un género ya implica tener una etiqueta y esto conlleva un rol, y unas prohibiciones al mismo. ¿La gente en qué se fija cuando quiere saber si alguien es un chico o una chica? Se fija en la piel, en el pelo, intentan identificar rasgos… etiquetas, pero si no hay etiquetas, no hay división ni enfrentamiento. Grace Jones, Fama o La Modelo Gia Carigni son grandes ejemplos de Agénero.

Explíqueme lo del agénero… lo entiendo como el ejercicio de saltarse el “deber ser del género“…

El problema es que cuando nace  un bebé ya la visten de rosa o de azul y tiene que aprender a vivir con ese color. Entonces ya  se le limita todo, si es rosa pues tendrías que tener hijos saber limpiar y cocinar. Al ser asignada a este color, te niegan cualquier actividad que se corresponda con las “propias del azul”… pero si “naces en el azul”  tienes que entender de fontanería, tienes que casarte con una mujer. Yo creo que es por eso, por lo que hay tanto Gay que se casa. Casarse no depende de su orientación sexual, depende de su género. Se casan porque se han creído ese patrón del hetero-patriarcado que va en contra de sí mismos. Hay muchos colores no solo azul y rosa, existe el verde, el morado…

Ser agénero es la solución

Entonces cuando una persona ve a alguien inmediatamente se monta una historia. Los demás nos conciben en un género, en un sexo, pero esa historia que nos montan no coincide necesariamente con la forma como yo me pienso, como yo he decidido ser, incluso si yo he sido un trasgresor del género…

No debería ser así. De ahí vienen los malentendidos.

¿Le preocupa que le monten historias?

Nooo!, me encanta. Me gusta que me monten historias, así no me las tengo que montar yo; si no es así, me las tendría que montar yo, porque cuando alguien tiene leyenda, brilla. Hacerse una leyenda a una misma es más costoso… es mucho mejor que se la hagan los demás. Que los demás vean en ti lo que ellos quieren ver es genial, es una buena señal.

Agénero: la historia de un él que es una ella y viceversa en ESTILO DE VIDA
Katherine Muñoz. Pic by MVelandiaM

Pero si no la ven a Usted, entonces deja de ser lo que usted quiere que vean y entonces pasa a ser la historia. Yo que la he visto desnuda al hacerle fotografías, por ejemplo, pudiera pensar: creo que las tetas le quedaron perfectas… porque asumo que son producto de una cirugía estética..

¿Verdad? Yo creo que tengo un pecho bastante bien conseguido.

¿Usted qué ha hecho algo para conseguir ese cuerpo?

Solamente nacer.

Bueno, pero si Usted dice que nació con ese cuerpo, entonces los lectores se van a enterar que Usted tiene un coño biológico… ¿Eso le molesta?

Pues cuando la gente ve las fotografías Artísticas que Usted me ha hecho para distintos trabajos, en las que estoy desnuda, dicen ¡pero, que bien  ha quedado! Eso quiere decir que aun cuando ven lo que ven, la gente realmente prefiere ver lo que quiere ver; las personas se construyen la historia que se quieren construir. A las personas no les interesa la verdad, sólo les interesa creerse su propia historia, es como si los otros no contaran. Somos sordos del otro, sordos culturales.

¿Usted apoya los discursos de las personas trans?

Lo que hago es apoyar a las personas para que sean lo que quieren o sienten ser. Lo hago sin aclarar sobre mi propia historia. Para mí hubiera sido muy fácil, tengo la misma voz de mi abuela y casi el mismo cuerpo que mi madre. Las personas podrían conocer mis fotos de cuando era pequeña, desnuda… en verano en la playa, pero creo que no aclarar es ayudar a quienes han elegido lo que quieren ser. Es una lucha de todos y no basta con dar clic en el “me gusta“ de las publicaciones en las que se cree… hay que ser consecuente, ya que sólo se vive una vez, hagamos que merezca la pena.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here