Compartir
caso exito ecommerce hawkers

¿Se puede llegar a facturar más de 15 millones de euros con una tienda online durante el primer año de actividad, es decir, casi nada más arrancar y vendiendo un único producto?

El caso de la marca Hawkers así lo demuestra. Que se pueden facturar cantidades millonarias con una tienda online muy básica pero con una estrategia de branding muy potente.

Los chicos de Hawkers se están comiendo el mundo de las gafas de sol a golpe de click a través de una sencillísima tienda online de Shopify desde la que facturaron más de 15 millones de euros en su primer año de actividad. ¿El secreto? No hay una pócima mágica, pero este artículo vamos a intentar analizar las claves del éxito de esta joven marca española.

El punto de partida: La historia de Hawkers

Hawkers nació a partir de las conversaciones de cuatro amigos de Elche (Alicante) procedentes del sector de la empresa, el diseño y la programación que un día decidieron lanzar al mercado su propia firma de gafas. Tras una pequeña experiencia previa en el sector del comercio electrónico, en 2013 se adentraron de lleno en la creación de una marca. Pusieron en marcha su filosofía de prueba-error-medición y, a la vista de los resultados, la ecuación no les ha salido nada mal. En su primer año de actividad, consiguieron facturar más de 15 millones de euros.

Crearon una sencillísima tienda a través de la plataforma Shopify, apostando por no entretenerse con temas de programación y diseño para concentrarse en la difusión de la marca y la captación de clientes. Su tienda online es básica donde las haya y no va mucho más allá de la exposición de productos, llamadas a las acción y de ahí al carrito de compra.

El trabajo fuerte, en Facebook

¿Por qué optaron por este tipo de tienda tan sencilla? Porque, en su caso, lo tenían claro. La estrategia de captación estaba fuera de la tienda y a la web de Hawkers solamente había que ir a comprar. No querían vender gafas. Querían vender Hawkers.

Los mayores esfuerzos los concentraron en las redes sociales, concretamente en Facebook, que es su gallina de los huevos de oro y donde encontraron la clave de su éxito. En Facebook es donde concentran su inversión publicitaria (Facebook Ads) y donde captan a sus clientes.

Obviamente, el tipo de producto también es determinante a la hora de cosechar el éxito. En este caso, es un producto de moda, atemporal y con poca barrera de entrada. La guinda al producto se la dio el diseño, basado en los modelos más vendidos de las grandes firmas de gafas pero trasladados al mercado con precios asequibles que rondan de media los 30 euros por unidad. Pero definitivamente lo más reseñable es cómo han sido capaces de venderlo.

La sorpresa en el envío

La estrategia de Hawkers no se acaba solo cuando el cliente ha hecho click en su tienda. El packaging es el último eslabón de la cadena y está tan cuidado como el primero.
Sin duda, Hawkers es un caso de éxito que evidencia que con una buena estrategia de branding, una tienda virtual sencilla pero práctica y un buen uso de Facebook es posible convertir a cuatro jóvenes que no alcanzan la treintena en los reyes de las gafas de sol.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here