Compartir

Me he dado el lujo de presentar un vino en honor a Miguel Hernández… ¿Quién me lo iba a decir a mí cuando llegué a Orihuela en 1996?

El vino se llama UBRE ORO, Miguel Hernández llama así a la uva moscatel en su ODA AL VINO.

La estrofa dice así:

Les concede sazón en su mañana
la Virgen del Carmelo:
pronto la ubre oro y la de grana
enviscarán el suelo
de moscatel y tinto caramelo.

Es un vino dulce ya que descubrimos que Miguel Hernández jugaba al fútbol en un equipo de Orihuela. El equipo se llamaba “La Repartiora” y el poeta les escribió el himno. Si quieren saber más sobre esto, pueden hacer click aquí.

En cualquier caso, en ese himno se lee:

brilla el moscatel,
que el vinillo está
que parece miel.

Por eso, el vino es dulce y de moscatel…

Pensando en ese vino que ha hecho Casa Cesilia en conmemoración del 75 aniversario de su nacimiento y que ha visto la luz el pasado 17 de noviembre… me he puesto a recordar qué poemas de Miguel Hernández me han marcado más.

El primero es, sin duda, EL NIÑO YUNTERO.

La primera vez que lo leí fue en 8º de EGB, en el Colegio Claret de Xàtiva. Don Antonio Chaquet, el maestro de Lengua, nos lo hizo memorizar, éste y otros de varios poetas españoles. Aquel año nos tocó aprender, además del de Miguel Hernández…  “Volverán las oscuras golondrinas” de Gustavo Adolfo Bécquer y “La canción del pirata” de José de Espronceda… y nos los hacía recitar.

Mucho más tarde, ya en Orihuela, se la oí a mi hija María. Aún se me ponen los pelos de punta al recordarlo.

Es uno de los mejores alegatos, creo, en contra de la explotación infantil y a favor de la importancia de la educación de los niños y no puedo entender las razones por las que en la fachada del Colegio Público Miguel Hernández de Orihuela hay una frase de ‘El Principito’ y no una estrofa de este maravilloso poema, dicho esto con todo el respeto a Antoine de Saint-Exupéry.

Estoy convencido de que si en lugar de fomentar esa imagen bucólica de Miguel Hernández, pastorcito pobre que aprendió a leer y a escribir entre cabras, se fomentase entre la juventud de Orihuela la imagen mucho más real del Miguel ávido lector, sensible, comprometido, educado, formado… nos iría mucho mejor y eso sí sería una auténtica revolución “migueliana” en su pueblo. Si hacen click aquí, pueden escucharlo cantado por Joan Manuel Serrat. 

El segundo poema es, sin duda, VIENTOS DEL PUEBLO.  Con este poema tengo una anécdota curiosa, allá por 1994, en Inglaterra. Los viernes nos solíamos reunir a cenar los estudiantes extranjeros frente a una barbacoa y echábamos unas risas. Una de esas noches, un canadiense me la recitó y me quedé muerto. No conocía este poema. Me he vuelto a acordar de él con todo lo que ha pasado en España y Cataluña y me ha hecho gracia que el himno “unionista” fuese la canción de Manolo Escobar y nadie se acordase del poeta que, para mí, refleja mucho mejor la idea de una España solidaria, diversa y unida. Si hacen click aquí pueden escucharlo cantado por el grupo Los Lobos. 

El tercer poema es, sin duda, MENOS TU VIENTRE.  Los dos embarazos de mi mujer… y María y Samuel… y todo lo que han supuesto los dos samurais… me recuerdan siempre, a diario, este poema. Si hacen click aquí, también lo pueden escuchar cantado por Joan Manuel Serrat.

Pues eso, desde la Cátedra de Enoturismo Casa Cesilia- UMH, hemos presentado el concurso y el vino:

Las bases del concurso son:

Con motivo del año Azorín y el Año Miguel Hernández, la Cátedra de Enoturismo Casa Cesilia convoca el concurso de relatos sobre paisajes vitivinícolas.

Se establece un premio para un paisaje narrado en verso con el estilo de Miguel Hernández y otro premio para un paisaje narrado en prosa con el estilo de Azorín.

Usando el estilo de uno de estos dos autores, se debe narrar un paisaje vitivinícola de la provincia de Alicante desde la mirada del viajero enoturista.  

Las obras ganadoras serán presentadas en una de las catas literarias del Restaurante Maestral y recibirán 500 euros cada una.

La extensión máxima del relato serán 4 DINA4 en formato Times New Roman tamaño 12 interlineado doble.

La extensión máxima de la poesía serán 1 DINA4 en formato Times New Roman tamaño 12 interlineado doble.

 ¡¡Les animo a participar!! y a brindar con vino recordando los versos de Miguel Hernández…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here