Compartir

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, solicitó anoche el respaldo social de los alicantinos para que el Real Liceo Casino de Alicante, que cumple 180 años inmerso en un proceso de renovación, vuelva a convertirse en uno de los centros culturales, gastronómicos y arquitectónicos de referencia en la ciudad.

El Real Liceo Casino de Alicante se ha sometido a una completa renovación y puesta al día, desde la última que lo revitalizó en 1983 y cuya inauguración contó con la Familia Real. Al frente de este nuevo impulso de la institución centenaria se encuentra el diputado constituyente por UCD Joaquín Galant, que aspira a aglutinar a unos 400 socios en la gran familia que tiene su sede en La Explanada, número 16, para garantizar su pervivencia.

Galant, que cuenta en su junta directiva con profesionales de solera, como los notarios Fernando Planelles y Rafael Vázquez, así como con Carmen Galipienso, entre otros, ha avanzado que desea que el Casino brille también como foro de reflexión política, al margen de tendencias, para ayudar a recuperar el ambiente de alegría y concordia de la Constitución. En sus planes figura ya abrir este foro con una mesa de mujeres relevantes de la política, según sus palabras.

El presidente del Casino, durante su intervención, arrancó un aplauso general en solidaridad con la Vega Baja, comarca especialmente castigada por la “gota fría”.

El Real Liceo Casino de Alicante recupera su brillo como centro cultural, gastronómico y social de la ciudad en GASTRONOMÍA
Miembros de la corporación municipal, la Diputación de Alicante y el Real Liceo Casino ante las puertas de la institución

El nuevo impulso para el Real Liceo Casino de Alicante ha sido apoyado en el acto de esta noche por cientos de personas, con el alcalde y el presidente de la Diputación a la cabeza. Numerosos miembros de la Corporación alicantina, como la vicealcaldesa Mari Carmen Sánchez, o los concejales Lidia López, Antonio Peral o Manuel Villar también han estado presentes.

En el encuentro ha tomado la palabra, además, Jorge Vilaplana, representante del grupo empresarial que explotará la sección gastronómica del casino. Los hermanos Vilaplana están ya al frente de los hoteles Vila de Muro, en el municipio de Muro, y Venta Sant Jordi, en Alcoy. Su fuerte, según Galant, es la restauración.

En las intervenciones se ha subrayado que gran parte de la vida social, cultural, festera y económica de Alicante ha pasado por los salones del Casino a los largo de décadas. Todos han coincidido en que la institución debe recuperar su brillo como uno de los centros significativos de la ciudad.

Quienes se acerquen por el Casino podrán disfrutar del Salón Imperio, la Terraza La Mar, el Restaurante Xicandra, el Café Comercio y la coctelería a cargo de los hermanos Talens (Premio Mundial de Coctelería). Todo ello, con diversas opciones de menú y precios asequibles, en un amplio horario que abarca desde las 13 horas hasta las 1:30 de la madrugada, de forma ininterrumpida, de lunes a lunes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here