Compartir

El Consejo Regulador de las Bebidas Espirituosas de Alicante ha presentado en la Fireta de Bebidas Espirituosas, celebrada en la Escuela de Catas de Alicante, cócteles novedosos como el Mojito de Herbero, Aperitivo 1-2, el Cóctel Cantueso, Madacafa y Cafetico, elaborados con los licores tradicionales Café Licor de Alcoy, el herbero de la Sierra de Mariola, el Anís de Monforte del Cid y el Cantueso Alicantino.

El presidente del Consejo Regulador de Bebidas Espirituosas de Alicante, José Escobar Salas, señala que con estas creaciones queremos demostrar tanto a los profesionales como al público en general que los licores tradicionales se pueden incorporar perfectamente al mundo de la coctelería.

El Consejo Regulador de las Bebidas Espirituosas de Alicante está desarrollando nuevas líneas de trabajo para que los licores tradicionales puedan llegar a un público más amplio y diverso a través de la coctelería. De esta forma, han creado cócteles innovadores que están protagonizados por los licores tradicionales: Aperitivo Café Licor de Alcoy, Herbero de la Sierra de Mariola, Cantueso Alicantino y Anís Paloma de Monforte del Cid.

Los licores tradicionales de Alicante se integran en la coctelería más innovadora en GASTRONOMÍA
Los asistentes a este evento han podido saborear, de la mano de Pablo Melián de Gin and Twitts, el mojito ‘Yeah Bero!’ elaborado con Herbero de la Sierra de Mariola así como el ‘Cóctel Cantueso’ con zumo de melocotón, azúcar líquida, limón exprimido, Cantueso Alicantino y una cucharadita pequeña de mezcal.

Otro de los cócteles que se han dado a conocer en la Fireta ha sido el ‘Aperitivo 1-2’ que tiene de protagonistas al Anís Paloma de Monforte del Cid y al Aperitivo Café Licor de Alcoy junto a una pequeña cucharadita de mezcal, una clara de huevo, pomelo y tónica; el cóctel ‘Mandacafa’ compuesto por Aperitivo Café Licor de Alcoy con cereza, albahaca y licor de mandarina; y el ‘Cafetico’ un cóctel a base de Aperitivo Café Licor de Alcoy, habatonka, vainilla, pomelo y merengue coronado con un producto de temporada como la cereza.

El presidente del Consejo Regulador de las Bebidas Espirituosas Tradicionales de Alicante, José Escobar Salas, ha señalado que con este tipo de iniciativas queremos demostrar tanto a los profesionales como al público en general que las bebidas tradicionales de Alicante se pueden incorporar perfectamente al mundo de la coctelería y que, además, nos van a aportar unos matices únicos”.

“En la actualidad hay una tendencia a recuperar aromas tradicionales en los cócteles y desde esa perspectiva nosotros tenemos un gran recorrido porque las bebidas espirituosas de Alicante tienen mucha personalidad con sabores muy característicos vinculados a nuestra tierra y a las esencias concentradas en las plantas Mediterráneas”.

Los licores tradicionales de Alicante se integran en la coctelería más innovadora en GASTRONOMÍA

José Escobar Salas, ha remarcado que “esta iniciativa no significa que nos olvidemos de nuestra historia y de lo que somos. Lo que buscamos es mantener nuestras raíces a la par que damos un paso más para innovar y reinterpretar los licores tradicionales”.
Túnel de catas con más de una veintena de productos y catas comentadas

Junto a la coctelería, en la Fireta de Bebidas Espirituosas de Alicante también se ha llevado a cabo un túnel de catas compuesto por más de una veintena de bebidas elaboradas por las empresas que forman parte del Consejo Regulador. Otro de los puntos donde los asistentes han podido probar y saborear las bebidas espirituosas alicantinas ha sido en las catas comentadas a cargo del sumiller internacional por la Escuela de Hostelería de Barcelona y profesor en la Escuela de Catas de Alicante, David Doñate.

En estas catas, además de explicar los procesos de elaboración, las notas organolépticas y los parámetros de calidad para diferenciar los buenos licores de los malos, también se ha puesto de manifiesto las singulares características del clima y la flora de Alicante para elaborar las bebidas espirituosas así como la importancia que tiene la provincia ya que es la que cuenta con mayor diversidad de bebidas espirituosas reconocidas como Indicación Geográfica Protegida.

De los alquimistas árabes a los trabajadores de la industria textil

La historia de los licores alicantinos con denominaciones específicas es muy rica. Posiblemente la tradición de elaborar estas bebidas espirituosas en la provincia venga de los alquimistas árabes, cuando ocuparon las comarcas alicantinas.

Es el caso del Herbero que procede de la sabiduría y el legado de nuestros antepasados y aprovecha la riqueza de las plantas aromáticas de la Sierra de Mariola para convertirlas en una bebida espirituosa tras deslilarlas.

Por su parte, el Cantueso Alicantino se obtiene por destilación y/o maceración de la flor y el pedúnculo de la planta de cantueso. Esta planta se cría en las zonas más áridas de los tomillares, en suelos cargados de sales, especialmente, sulfato cálcico y cloruro sódico.

El origen del Anís Paloma de Monforte del Cid data de 1895 con motivo de la fundación de la primera fábrica dedicada a la elaboración de este licor en este municipio alicantino. El origen de la destilación de los anisados típicos de esta zona parece ser el constante paso migratorio entre los alicantinos y los habitantes del norte de África. El Anís Paloma de Monforte del Cid se caracteriza por ser de sabor más suave y fino, a diferencia de otros anises secos, en los que destaca más el sabor a las plantas empleadas en su elaboración.

En cuanto al Aperitivo Café Licor de Alcoy, procede de mediados del siglo XIX de la mano de los trabajadores de la industria textil que acostumbraban a llevar un recipiente de latón lleno de café caliente para acompañar el desayuno o la comida. De las gotas de aguardiente de caña, ron o brandy que algunos trabajadores añadían, nace esta bebida espirituosa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here