Compartir

Diálogo con Rosa Cobo sobre feminismo y violencia de género en CONFERENCIAS ESTILO DE VIDA Rosa Cobo es una socióloga del género con una prolífica lista de investigaciones y publicaciones, entre ellas “Hacia una nueva política sexual”, “Fundamentos del patriarcado moderno” y “Las mujeres españolas: lo privado y lo público”. Tiene la capacidad de bajar el discurso del feminismo al lenguaje cotidiano, pero no por ello lo hace menos político y científico. Considera que la opresión de las mujeres es una opresión de clase, resalta que el feminismo tiene su propio marco interpretativo, incluso previo al marxismo. Manuel Antonio Velandia Mora, en exclusiva para Alicante Mag, dialoga con Rosa Cobo sobre violencia de género y feminismo.

El feminismo es una tradición intelectual y un movimiento social que tiene tres siglos de historia y que ha civilizado y cambiado el rostro de muchas de las sociedades en las que estamos viviendo, ensanchando la democracia, ampliando el mundo de los derechos.

¿Cómo le pudiéramos decir a alguien que no conoce mucho sobre el tema qué es la violencia de género?

La violencia de género en primer lugar es un fenómeno social global. Está presente en todas las sociedades, en todas las comunidades humanas, en todas las clases sociales, en todas las culturas, en todas las etnias en las que son objeto de violencia mujeres de ámbito rural, de ámbito urbano, con formación o sin ella; es decir, está presente.

¿Por qué esa omnipresencia?

Porque todas las sociedades que existen son sociedades que tienen unas profundas y arraigadas estructuras patriarcales que colocan a los varones en una posición de hegemonía y a las mujeres en una posición de subordinación; dicho en otros términos, el patriarcado es un sistema de dominio y cuando hay dominio siempre hay un sistema de violencia.

¿Dónde hay dominio de los hombres siempre habrá violencia?

Sí, sí, claro pero no me refiero solamente al sistema de dominio patriarcal, sino al sistema de dominio capitalista, al sistema de dominio racial, al sistema de dominio sexual. Siempre que hay colectivos que tienen una posición dominante en la sociedad y para poder mantener esa posición de dominio y de hegemonía tienen que generar la complicidad con el oprimido.

Diálogo con Rosa Cobo sobre feminismo y violencia de género en CONFERENCIAS ESTILO DE VIDA ¿Dónde se genera la “complicidad con el oprimido”?

Esa “complicidad con el oprimido”, entre comillas, se genera o se produce a través del consentimiento, a través de los procesos de socialización; cuando todo eso falla, entonces entra en funcionamiento la violencia que es explícita porque ningún grupo que tiene una posición de poder, ningún grupo dominante quiere abandonar pacíficamente el escenario histórico; tiene que ser obligado, por supuesto.

¿Hay algún colectivo en que en el que no haya esas forma de poder?

Las sociedades que hay globalmente son sociedades capitalistas. El capitalismo es una estructura de poder que genera muchísima violencia, muchísima desigualdad. Todas las sociedades humanas también son sociedades patriarcales; también generan estructuras de violencia y de poder. De modo que no se conocen sociedades humanas en las cuales no exista poder y violencia pero, sin embargo, los seres humamos a lo largo de la historia hemos soñado con la posibilidad de vivir en sociedades que estén presididas por criterios de igualdad y en las que se puedan desactivar las estructuras de poder y las jerarquías diversas.

Se suele asociar la lucha de las mujeres con el sufragismo pero es evidente que el trabajo político y conceptual de las mujeres viene de mucho tiempo atrás, usted habla de tres siglos…

Sí. El nacimiento del feminismo tiene lugar en el contexto de las tres grandes ilustraciones europeas, la francesa, la británica y la alemana. Previamente, a finales del siglo XVII, un filósofo cartesiano que se llamaba François Poullain de La Barre, (París, 1647 – Ginebra, 1725) escribió un discurso que se llamaba “La igualdad entre los sexos” donde él planteaba que existe una situación de desigualdad y que esa situación estaba originada en los privilegios de los que se han apropiado los varones y que esos privilegios [él no lo decía con estas palabras, pero sí era éste su sentido, aclara], generaban un déficit de derechos en las mujeres; de modo que a lo largo del siglo XVIII, en el contexto sobre todo de la Revolución Francesa, hubo grupos de mujeres que lucharon por reivindicaciones que denominaríamos feministas.

Diálogo con Rosa Cobo sobre feminismo y violencia de género en CONFERENCIAS ESTILO DE VIDA ¿Qué importancia tiene en el movimiento feminista español la convocatoria del 7 de noviembre en Madrid para la primera marcha estatal contra las violencias machistas?

En el siglo XVII fue la primera ola, en el siglo XIX la segunda ola con el sufragismo que duró casi 70 años de historia; en muchas partes del mundo las mujeres conseguimos el derecho al voto, el derecho a la educación, el derecho la propiedad y en el siglo XX, en el año 1949, Simón de Beauvoir escribió “El segundo sexo”, en el 69 Betty Friedan publicó la “Mística de la feminidad” y después ya aparece el feminismo radical, en los años 70 con Kate Millett, Lucy Stone o Susan Brownmiller.

A lo largo de la historia el feminismo se ha convertido en un movimiento de masas, por primera vez con el sufragismo, por segunda vez con el feminismo radical; y, francamente, la semana pasada el Feminismo español se convierte en un auténtico movimiento de masas sacando a medio millón de mujeres a la calle. Estamos ya en medio de la tercera ola feminista.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here