Compartir

El reto que afrontaba Abrams con este nueva entrega de Star Wars era enorme. Contentar a públicos muy diferentes: Tanto a los nacidos en el siglo XXI como a los fans de la saga pertenecientes a varias generaciones, desde aquélla que fue en masa a las salas en 1977 a disfrutar de la cinta original a las que se unieron al fenómeno con la segunda trilogía.  Contaba con una importante baza a su favor: los capítulos I-III fueron tan decepcionantes en líneas generales que bastaba hacerlo un poco mejor para ganar en la comparación. Y su film triunfa en esa confrontación, ya que es indudablemente superior a los nefastos capítulos I y II y bastante mejor que el aceptable capítulo III.

Pero el verdadero desafío era no palidecer con los capítulos IV-VI y ahí lo pasa un poco peor a pesar de que intenta, desesperadamente, imitarlos. Además, no sólo lucha contra las pelis originales sino contra un contrincante mucho más duro:  la memoria que todos  guardamos del impacto que nos causaron las aventuras de Han Solo, Leia y Luke Skywalker. Posiblemente si pusiéramos delante de la pantalla a algún habitante de las regiones más remotas de nuestro planeta, aparte de pensar que estamos locos al dedicar tanto tiempo a ver las vidas ficticias de otros en lugar de vivir las nuestras propias, no apreciaría tanta diferencia entre las antiguas cintas y la nueva. Pero la memoria y la retroalimentada cultura popular lo magnifica y engrandece todo.

Podemos decir que Abrams compite bien pero pierde finalmente en la comparación, especialmente en el careo con La guerra de las galaxias y El imperio contraataca ya que El retorno del Jedi es la prueba fehaciente de que todo se fue al garete cuando aparecieron los Ewoks.

Abrams intenta que nos sintamos aquellos niños o adolescentes que vimos por primera vez las pelis originales y pone todo su empeño. Demuestra al usar soluciones narrativas y de montaje calcadas que se ha empapado de aquellas pelis, pero se queda en un aventajado imitador. No hay nada que demuestre que al otro lado del objetivo hay un autor con voz propia. Por supuesto, es algo deliberado ya que lo que se buscaba, legítimamente, era contentar y emocionar a las legiones de seguidores, fans e integristas  de la saga. Imagino que tres de los grandes momentos de la peli ATENCION SPOILER ver de nuevo al Halcón milenario surcar los cielos, la demasiado previsible muerte de otro de los personajes y la aparición final de uno de los grandes personajes, les ha hecho soltar más de una lagrimita ya que hasta a mí me emocionó. FIN DEL SPOILER

Star Wars VII arranca con fuerza gracias a una notable secuencia de acción y al protagonismo del gran actor de los últimos tiempos, Oscar Isaac, un tipo al que me creo haga el papel que haga. Es cierto que los dos actores jóvenes, especialmente él, presentan cierta bisoñez y falta de carisma provocando que cuando sólo están ellos en pantalla la cinta decaiga un poco pero nunca hasta límites intolerables.

Quizá, bajo mi muy subjetivo punto de vista al respecto, se abuse de la acción pero, al menos, está narrada con claridad expositiva y las constantes idas y venidas consustanciales a la saga no crean confusión narrativa. Lo de acción es el signo de los tiempos. Hollywood es consciente que tras tres décadas adocenando al público con una acción inversamente proporcional a la profundidad psicológica, no puede de golpe y porrazo agobiar a las nuevas generaciones con la intensidad de El imperio contraataca. Porque no nos engañemos: Star Wars VII va dirigida a los fans pero que el film vaya a ser uno de los más taquilleros de la historia (sino el que más) va a depender que la mayoría silenciosa también pase por taquilla. Ayer era sociológicamente interesante observar como parte del público (el que acude por la consideración de acontecimiento del que se quiere ser participe y para poder tener algo de qué hablar estas navidades) suplicaban a sus amigos y familiares más avezados a que le resumieran la saga en lo que duraba la cola para sacar la entrada y así más o menos poder entender algo.

En definitiva, no soy ni mucho menos un experto ni un fan de la saga Star Wars. De las 6 películas anteriores hay una que me gusta mucho (Episodio IV), otra que me parece una obra maestra del cine de entretenimiento (Episodio V) y dos que tolero (Episodio III y VI). Pero creo que el nuevo film contiene suficiente entretenimiento, carga icónica y nostágica para satisfacer a fans y no fans. Por lo menos, la saga que se cargó el cine hollywoodiense que realmente amo (el de estudio de personajes e introspección psicológica de los años 60 y 70) no me hace abandonar la sala como otras que no prefiero nombrar. Los que me conocen bien saben a lo que me refiero.

Sinopsis y ficha artística

Treinta años después de la victoria de la Alianza Rebelde sobre la segunda Estrella de la Muerte, la galaxia está todavía en guerra. Una nueva República se ha constituido, pero una siniestra organización, la Primera Orden, ha resurgido de las cenizas del Imperio Galáctico. A los héroes de antaño, que luchan ahora en la Resistencia, se suman nuevos héroes: Poe Dameron, un piloto de caza, Finn, un desertor de la Primera Orden, Rey, una joven chatarrera, y BB-8, un androide rodante. Todos ellos luchan contra las fuerzas del Mal: el Capitán Phasma, de la Primera Orden, y Kylo Ren, un temible y misterioso personaje que empuña un sable de luz roja.

Estados Unidos, 2015.-    135 minutos.- Director: J.J. Abrams.- Intérpretes:  Daisy Ridley, John Boyega, Harrison Ford, Carrie Fisher, Oscar Isaac, Adam Driver, Domhnall Gleeson, Max von Sydow, Gwendoline Christie, Lupita Nyong’o, Andy Serkis, Anthony Daniels, Mark Hamill, Peter Mayhew, Kenny Baker, Katie Jarvis, Christina Chong, Miltos Yerolemou, Warwick Davis.- AVENTURAS DE CIENCIA-FICCION.

PUNTUACIÓN
Comercialidad
Valoración artística
Dirección
Guión
Interpretación
Producción
Adecuación del ritmo a la historia
Emoción
Profundidad y perspicacia
Compartir
Artículo anteriorBelako, la banda revelación del año, vuelve a Alicante con nuevo disco
Artículo siguiente‘El día más corto’ proyectará el 21 de diciembre diez cortometrajes alicantinos
Luis López Belda
Luis López Belda es licenciado en Filología Hispánica y Catalana, Experto Universitario en Cinematografía y Master en Comunicación e Industrias Creativas y en Formación de Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria. Editor de los blogs Esplendor en la quiebra y The most underrated films y uno de los miembros del podcast de cine El camarote de los Marx. Miembro del Círculo de Escritores cinematográficos de España, Profesor de estética e historia del cine, docente de lengua y cultura española para estudiantes estadounidenses y…futbolero, amante de la buena mesa y las mujeres bellas e inteligentes.

5 COMENTARIOS

  1. No sé qué película habrá usted visto, pero le aseguro que en El despertar de la Fuerza no aparece ningún actor llamado Jason Isaacs.

    • El autor de la crítica es un grandísimo cinéfilo y experto en cine. Por prisas o por el propio corrector se coló esa errata sin importancia. Me parece penoso que después de leer una crítica tan completa y bien argumentada solo se te ocurra criticar ese detalle sin importancia. Además, al final del artículo, en el reparto, el nombre estaba bien escrito, lo que denota que se trató de una errata. Luis ha escrito el artículo en tiempo récord para que los lectores dispusieran de información lo más pronto posible al estreno.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here