Compartir

Cuando J.K. Rowling publicó el primero de los libros que conformarían la saga de Harry Potter nunca se imaginó el éxito que tendrían. Esta serie de siete novelas, que han acompañado a muchos niños y adultos durante numerosas aventuras es, sin duda, una de las más influyentes en los últimos años.

Su adaptación al cine ha sido igual de bien recibida. Cada vez que alguna de las películas fue presentada al público, era posible mirar en las afueras de la sala de cine a personas utilizando su disfraz de Harry Potter, acompañado de sus familiares que lucían igual.

Pero, ¿a qué se debe esto? Harry Potter innovó en su forma de presentar valores y mensajes positivos. Muchos de ellos pensados para niños, y entre los que destacan:

Amistad
Durante las ocho películas que narran la vida de Harry y su paso por el mundo mágico, el pequeño niño, que luego se convertirá en un increíble joven, nunca es abandonado por sus amigos. Hermione y Ron lo acompañan en cada situación, buena o mala, y comparten con él todas los logros y sinsabores.

Esta amistad es una de las más fuertes que han existido durante la historia del cine. Hay respeto, aceptación y, sobre todo, ganas de apoyar al otro en cualquier problema que se presente.

Tolerancia
El mundo de Harry Potter está plagado por numerosas criaturas de diversos mundos. Hay gnomos, elfos, magos, gigantes, etc. Cada uno con sus propias características, tanto físicas como psicológicas.

Se trata de un elemento crucial en la trama. Permite entender que no todos somos iguales, y que la aceptación del otro es necesaria para una mejor convivencia. Hay episodios en donde se lucha por los derechos de los demás, lo que permite demostrar a los niños lo importante de aceptarnos unos a otros.

Valores que pueden aprender tus hijos de las películas de Harry Potter en CINE

Trabajo en equipo
Durante todas sus aventuras, tanto Harry como sus amigos se vieron en la necesidad de realizar labores en equipo. En muchas ocasiones necesitaron, además, de la ayuda de los demás y, también, fueron capaces de solidarizarse con otros seres mágicos.
Esta demostración de cooperación y trabajo en equipo es fundamental en los niños y en Harry Potter siempre está presente.

Valentía
Harry tuvo que demostrar en todo momento su valentía. Cada nuevo reto que surgía le exigía superar sus miedos, y sin duda lo logró. Cuanto más oscuro se hacía el camino, el pequeño mago sacaba fuerzas de sí mismo y de la que le brindaban quienes lo apoyaban para salir adelante.

La valentía es un excelente valor. Pero, además, la superación de todos los temores, es aún igual de valiosa.

Perseverancia
Pero la valentía de Harry no fue circunstancial. Las ocho películas demuestran cómo el joven mago mantiene siempre una completa constancia para lograr sus objetivos. No se rinde y, cuando cree que ya no puede más, surgen nuevas formas de alcanzar sus metas.

Perseverar es algo que todo niño necesitará a lo largo de su vida. Tanto Harry como sus amigos lo mantienen y demuestran.

Inteligencia
Si hay algo que nunca abandona a Harry, Hermione y Ron es su astucia e inteligencia. El grupo de amigos se mantiene en constantes pruebas que exigen de sí preparación, estudio y ser los mejores cada día.

Ser inteligente es un requerimiento que Harry necesita a lo largo de sus ocho películas. Gracias a ello y la compañía de sus amigos, puede vencer todos los obstáculos que se le presentan.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here