Compartir

Considerado uno de los grandes referentes del cine de suspense, con films como ‘Concursante’, ‘Buried’, protagonizado por Ryan Reynolds, que se hizo con el aplauso de Sundance y tres Goyas, o ‘Luces rojas’, interpretado por Robert De Niro y Sigourney Weaber, Rodrigo Cortés ha presentado en Alicante, en los Cines Kinépolis, su cuarto largometraje: ‘Blackwood’. Un film de terror con Uma Thurman al frente de un reparto adolescente, basado en el clásico literario de Lois Duncan y producido por la autora de ‘Crespúsculo’, Stephanie Meyer, pero alejado de esta famosa saga y de lugares comunes del cine de género.

Un internado, cinco adolescentes problemáticas, un programa de enseñanza experimental impartido por una enigmática profesora… Todos estos ingredientes confeccionan un relato de terror gótico con referencias a Polanski y Henry James, que llegará a las pantallas españolas el 3 de agosto. Con motivo de su preestreno en el marco de una iniciativa puesta en marcha por los Cines Kinépolis y El Corte Inglés para formentar el cine español, Rodrigo Cortés nos concedió una cercana entrevista a Alicante Mag.

Su último film está basado en el clásico literario adolescente de Lois Duncan y además está producido por la autora de Crepúsculo, Stephenie Meyer. Con estos precedentes, podría pensarse que la película tiene tintes juveniles y del estilo de la saga vampírica, aunque usted ha huido de esta imagen.

El film está muy alejado de esas semillas a las que uno invocaría sin conocer la película. Te cuento la pequeña historia que lo resume todo. Stephanie Meyer leyó este clásico de la literatura juvenil terrorífica cuando tenía diez años de edad y le marcó profundamente, como me sucedió a mí cuando leí ‘El Resplandor’ de Stephen King o las obras de Poe. Y se quedó en algún rincón de su mente. Pero cuando decidió que le encantaría llevarlo al cine pensó que necesitaba a un director con una mirada muy personal y con una voz que transformara complemente la historia para que hoy en día no tuviera la ingenuidad que tuvo la novela en su día, que prácticamente estaba destinada a niñas. Y cuando yo empecé a hablarle de referencias como Polanski, completamente alejadas de estas sagas juveniles como Nicholas Ray como Peter Weir, y le interesó muchísimo el hecho de que la película sólo se hiciera con libertad absoluta.

Así que la película se ha transformado enormemente, es mucho más oscura, y se ha convertido en una especie de reflexión sobre el mundo del arte como una laguna profunda, con gran capacidad transformadora para bien y para mal. Y sobre la genialidad y el talento como fenómenos que exigen un precio, que son enormemente erosionadores y desgastadores. Así que la película se aleja absolutamente de las sagas que todos podamos tener en la cabeza y es mucho más deudora de la edad de oro del género en los 70, cuando se tomaba a sí mismo en serio y llegaba a zonas muy expuestas dramáticamente y con grandes actores.

Rodrigo Cortés presenta 'Blackwood', un film de "atmósfera densa y opresiva" en CINE
Rodrigo Cortés

¿Cómo ha sido trabajar con Uma Thurman, tras haber trabajado con grandes estrellas de Hollywood como Ryan Reynolds, Robert De Niro o Sigourney Weaber? ¿Por qué escogió a Thurman para el papel protagonista de una profesora siniestra con acento extranjero?

Porque, a pesar de que el sentido común al principio hace pensar en una actriz francesa, como el personaje, ella tiene una energía muy eurocéntrica, muy sofisticada, muy relacionada con Europa, con una belleza entre británica y eslava, y además con una temporalidad muy carnal que la sitúa en otra época de alguna manera. Cuando uno piensa en Uma Thurman no evoca solamente a ‘Kill Bill’, sino también a ‘Las amistades peligrosas’, ‘Henry y June’ e incluso ‘El Barón Munchausen’. Incorporar esa sofisticación que además resulta enormemente carnal y con una fortaleza e incluso perfil, tamaño y silueta que se enfrenta de una forma tan magnífica a las pequeñas niñas. Además, trabajar con ella ha sido un sueño porque, aunque es tan inteligente y sofisticada como parece tiene también el carácter de un taxista neoyorkino. En un segundo estábamos riéndonos, gritándonos y perdiendo toda reverencia. Yo siempre he tenido fortuna con todos los grandes actores con los que he trabajado, me ha resultado muy sencillo trabajar con ellos y nos hemos podido concentrar en el trabajo.

Ésta es una producción eminentemente estadounidense, aunque cuenta con la participación de la productora catalana Nostromo Films. Cuéntenos cómo fue la experiencia de trabajo.

Rodrigo Cortés presenta 'Blackwood', un film de "atmósfera densa y opresiva" en CINE
Cartel de Blackwood

Fundamentalmente es una película de estudio, de Lions Gate. Es un dinosaurio enorme, hiperprofesionalizado, pero a la vez con muchísimos miembros que quieren compartir su opinión, lo que evidentemente encierra sus propias complicaciones que forman parte de su dialéctica, su cultura para hacer las cosas y su manera de trabajar durante cien años. No puedes entrar a discutir eso, sino aprender las reglas y tratar de defender tu criatura al máximo, porque lo que tienes enfrente no son enemigos. Tienes que argumentar de una forma muy vehemente a veces y muy estructurada para que las cosas salgan como crees que deben salir.

En estos momentos están despuntando directores españoles en el cine de Hollywood, ¿se valora allí a los realizadores de nuestro país?

Muchísimo. Los directores españoles tienen fama de ser muy visionarios, de traducir las historias y llevarlas a terrenos muy personales. Siempre encuentran que los directores españoles, sobre todo en el cine de género, que a ellos les deslumbra, consiguen transformar las historias a través de una especie de poética personal que les resulta más ajena por cultura en historias inesperadas. Y de hecho, de alguna manera, por ejemplo ‘Blackwood’ en términos de iluminación resulta muy europea, muy poco hollywoodiense, así como por su sentido de la música o del sonido. Al final llegas a una zona, que no es que sea intermedia, sino compleja en el sentido de que suma capas que resultan fascinantes.

¿Qué tal acogida ha tenido la película en el Festival de Tudela (Navarra), donde se ha presentado a la prensa?

Mis referencias, por lo que sé a través de la distribuidora, son que la acogida está siendo muy buena. Periodistas especializados que la han visto consideran que la historia no es esa historia juvenil que podrían esperar viendo el cartel y se convierte en una caja china más oscura, mas resonante, impone otra reflexión al espectador y lo somete, no a una película de terror de sustos y portazos, sino a una generación de atmósferas densas y progresivamente opresivas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here