Compartir

Se podría definir ‘En realidad nunca estuviste aquí’  como una actualización del universo del primer Paul Schrader (‘Taxi Driver,’ ‘Hardcore’) pasado por el filtro hípster de la directora de la muy polémica ‘Tenemos que hablar de Kevin’.

Sin duda alguna, el estilo visual y narrativo de Ramsay es lo que destaca en este film seco, cortante y desconcertante, especialmente en sus primeros 15 minutos. Lo que nos cuenta lo hemos visto en numerosas películas pero, normalmente, el foco se pone sobre la acción espectacular, el efectismo y la violencia desmedida como ocurría en un producto tan disfrutable como ‘Venganza’.

Lo que hace especial a ‘En realidad nunca estuviste aquí’ y la convierte en un film que mira hacia delante es su voluntad behaviorista y fenoménica. Lo que le importa a la directora no es crear una narración firme y clásica en la que predominen las peripecias, los giros de guión, las sorpresas… en definitiva, la trama.

Su objetivo es mostrar comportamientos extremos de un ser alienado (en ese aspecto el personaje de Phoenix sería una actualización del Travis de ‘Taxi Driver’ al que encarnó Robert de Niro) en un ambiente de degradación absoluta en el que los poderosos realizan actos aberrantes en el terrible ámbito de la prostitución infantil, simplemente porque pueden. Es aquí donde aparece la referencia a otro guión de Schrader (‘Hardcore’) que, en este caso, dirigió él mismo. Otro objetivo de la directora es que sintamos en primera persona las peripecias del protagonista. Que podamos sentir sus golpes, pero incluso “oler” o “tocar” lo mismo que él en cada momento.

Si el espectador entra en lo que le propone el film disfrutará de una película especial, nada convencional. Si no entra, le puede parecer un tostón pretencioso y pedante.

‘En realidad nunca estuviste aquí’ destaca finalmente porque su sordidez acongoja sin necesidad de mostrar y en ese sentido es paradigmática la magistral manera en la que se nos narra (fuera de encuadre, cuando ya se ha consumado) el acto innombrable que se comete.

FICHA ARTISTICA Y SINOPSIS

Reino Unido, 2017.- 95 minutos.- Director: Lynne Ramsay.- Intérpretes: Joaquin Phoenix,  Alessandro Nivola,  John Doman,  Judith Anna Roberts, Alex Manette,  Ekaterina Samsonov,  Kate Easton,  Jason Babinsky,  Frank Pando, Ryan Martin Brown,  Scott Price,  Dante Pereira-Olson,  Jonathan Wilde, Leigh Dunham,  Vinicius Damasceno .- THRILLER DRAMATICO.-  Joe, ex marine y antiguo veterano de guerra, es un tipo solitario que dedica su tiempo a intentar salvar a mujeres que son explotadas sexualmente. No se permite ni amigos ni amantes y se gana la vida rescatando jóvenes (muchas de ellas menores de edad, casi niñas) de las garras de los tratantes de blancas. Un día recibe la llamada de un político porque su hija ha sido secuestrada.

PUNTUACIÓN
Comercialidad
Valoración artística
Dirección
Guión
Interpretación
Producción
Adecuación del ritmo a la historia
Emoción
Profundidad y perspicacia
Compartir
Artículo anteriorRulo y La Contrabanda en el Gran Teatro de Elche
Artículo siguienteEl MUBAG acoge una innovadora exposición en homenaje a Emilio Varela
Luis López Belda
Luis López Belda es licenciado en Filología Hispánica y Catalana, Experto Universitario en Cinematografía y Master en Comunicación e Industrias Creativas y en Formación de Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria. Editor de los blogs Esplendor en la quiebra y The most underrated films y uno de los miembros del podcast de cine El camarote de los Marx. Miembro del Círculo de Escritores cinematográficos de España, Profesor de estética e historia del cine, docente de lengua y cultura española para estudiantes estadounidenses y…futbolero, amante de la buena mesa y las mujeres bellas e inteligentes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here