Compartir

‘Lady Bird’, el (casi) debut de Greta Gerwig como directora es un film más que interesante, que consigue hacer oír su voz personal en un subgénero tan estadounidense como el “coming of age” o crónicas de entrada en la edad adulta. No es una obra memorable, pero sí recomendable.

Si comparamos este film con, por ejemplo, ‘Las ventajas de ser un marginado’ palidece en muchos aspectos, pero también resulta superior en otros. El film de 2012 es más potente visualmente y ofrece una  dramatización mayor de unos temas o tópicos constantes. Es decir, intentando no parecerlo, era más peliculera, más directa y por tanto más eficaz y reconfortante.

El dolor de una persona no es mayor o menor por su edad, lugar de residencia o status económico. Sólo por ese momento del film, vale la pena dedicarle nuestro tiempo
Gerwig parece más ligera, más intrascendente. No habla de abusos sexuales o suicidios. No dirige su foco primordialmente hacia los GRANDES temas de la angustia adolescente de los jóvenes del primer mundo. Habla de temas menos glamourosos, más aburridos, menos espectaculares: las escaseces económicas que no te privan de las necesidades básicas, pero te impiden competir en igualdad de condiciones con otros miembros de tu generación, de progenitores que te recuerdan constantemente todo lo que hacen por ti y que confunden educación firme con aspereza innecesaria, de hermanos con los que no se tiene nada de qué hablar, de padres que se sienten fracasados, de chavales muy concienciados con los grandes problemas del mundo, pero sin empatía con los dolores cotidianos, de frustraciones amorosas y sexuales que surgen en un segundo… Aún así, Greta reivindica que hay diferentes maneras de sentirse triste. Que el dolor de una persona no es mayor o menor por su edad, lugar de residencia o status económico. Sólo por ese momento del film, vale la pena dedicarle nuestro tiempo.

En definitiva, Greta nos dice que la adolescencia es diferente a las pelis idealizadas sobre ese periodo fundamental de nuestras vidas. Seguramente en un tiempo alguien hará un film para destacar que la adolescencia es más gris que como la muestra Greta en ‘Lady Bird ‘y ni por esas será verdaderamente realista…porque el cine nunca lo es. Afortunadamente.

FICHA ARTÍSTICA Y SINOPSIS

Estados Unidos, 2017.-  94  minutos.- Director: Greta Gerwig.- Intérpretes: Saoirse Ronan,  Laurie Metcalf,  Lucas Hedges,  John Karna,  Beanie Feldstein, Tracy Letts,  Timothée Chalamet,  Danielle Macdonald,  Bayne Gibby,  Victor Wolf, Monique Edwards,  Shaelan O’Connor,  Marielle Scott,  Ithamar Enriquez. COMEDIA DRAMATICA –  Una joven estudiante que se hace llamar “Lady Bird” se muda al norte de California para pasar allí su último año de instituto. La joven, con inclinaciones artísticas y que sueña con vivir en la costa Este, tratará de ese modo encontrar su propio camino y definirse fuera de la sombra protectora de su madre.

PUNTUACIÓN
Comercialidad
Valoración artística
Dirección
Guión
Interpretación
Producción
Adecuación del ritmo a la historia
Emoción
Profundidad y perspicacia
Compartir
Artículo anteriorJulia Gutiérrez Caba y Miguel Rellán intercambian ‘Cartas de amor’ en el Principal
Artículo siguienteLa valenciana Helena Goch presenta ‘La rama dorada’ en Stereo Alicante
Luis López Belda
Luis López Belda es licenciado en Filología Hispánica y Catalana, Experto Universitario en Cinematografía y Master en Comunicación e Industrias Creativas y en Formación de Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria. Editor de los blogs Esplendor en la quiebra y The most underrated films y uno de los miembros del podcast de cine El camarote de los Marx. Miembro del Círculo de Escritores cinematográficos de España, Profesor de estética e historia del cine, docente de lengua y cultura española para estudiantes estadounidenses y…futbolero, amante de la buena mesa y las mujeres bellas e inteligentes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here