Compartir

Hay películas para todos los públicos y cintas como la que nos ocupa que tienen más difícil acceder a grandes cantidades de espectadores, pues tanto su temática como su tono y ritmo están bastante alejados de los gustos mayoritarios.

El debut en la dirección del cincuentón Cooke, formado en series de televisión como The Hollow Crown, se salda con un trabajo elegante que se toma su tiempo en llegar al meollo de la historia, al contrario de la tendencia actual, mostrando su nulo miedo al riesgo y, por otro lado, tomando una decisión artística totalmente coherente con la escala de valores y prioridades de la pareja protagonista y, muy especialmente, su entorno.

Basado en una novela del autor de la también llevada al cine, Expiación, el film es una brillante reflexión sobre diversos aspectos. A saber:

-Hasta qué punto todos somos hijos de nuestro tiempo y sus costumbres y moralidad, desmontando la falaz ilusión de libertad  absoluta en nuestras decisiones y formas de actuar ante las relaciones sociales, sexuales, laborales…

-La imposible empatía total con el otro pues por inexperiencia, falta de herramientas y habilidades o puro y comprensible egoísmo, no podemos ponernos siempre ni en su totalidad en el lugar del otro.

-Los terrores familiares cotidianos que sufren debido a las diferentes posiciones de poder dentro de ese ámbito tan necesario como, en ocasiones, terrorífico.

Todos estos asuntos llevan a un conflicto latente que, cuando estalla, lleva al film a territorios sublimes en secuencias como ATENCION SPOILER la del intento de consumación del matrimonio, la conversación en la playa rodada con una memorable profundidad de campo o los dos saltos en el tiempo donde las consecuencias de por vida de las dos secuencias anteriores se hacen definitivamente latentes

FICHA ARTÍSTICA Y SINOPSIS

Estados Unidos, 2017.-  110  minutos.- Director: Dominic Cooke.- Intérpretes: Saoirse Ronan, Billy Howle, Emily Watson, Anne-Marie Duff, Samuel West, Adrian Scarborough, Bebe Cave,  David Olawale Ayinde, Philip Labey. DRAMA.- Inglaterra, 1962. Florence y Edward, tienen poco más de 20 años. Ella de clase media alta, él de clase baja. Inocentes, vírgenes y enamorados cuando aún no se había publicado el primer LP de los Beatles y “El amante de Lady Chatterley” estaba prohibido, se casan y van a pasar su primera noche de bodas a un hotel, junto a la famosa Chesil Beach. Lo que sucede esa noche, entre sus palabras y sus silencios, cambiará sus vidas para siempre.

PUNTUACIÓN
Comercialidad
Valoración artística
Dirección
Guión
Interpretación
Producción
Adecuación del ritmo a la historia
Emoción
Profundidad y perspicacia
Compartir
Artículo anteriorMuseos abiertos bajo las estrellas durante ‘La Noche en Blanco’
Artículo siguienteLa Casa de Máquinas acoge la obra “Dentro de una hora” de Juan Luis Mira
Luis López Belda
Luis López Belda es licenciado en Filología Hispánica y Catalana, Experto Universitario en Cinematografía y Master en Comunicación e Industrias Creativas y en Formación de Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria. Editor de los blogs Esplendor en la quiebra y The most underrated films y uno de los miembros del podcast de cine El camarote de los Marx. Miembro del Círculo de Escritores cinematográficos de España, Profesor de estética e historia del cine, docente de lengua y cultura española para estudiantes estadounidenses y…futbolero, amante de la buena mesa y las mujeres bellas e inteligentes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here