Compartir

Un paso adelante en la carrera de Todd Phillips hasta ahora centrado en la comedia comercial con resultados dispares (Trilogía de ‘Resacón en Las Vegas’, pero también de Aquellas juergas universitarias). En ‘Juego de Armas’ (¿la traducción española tendrá algo que ver con la presencia en el reparto de la esplendorosa actriz hispano-cubana Ana de ídem?) se aleja de la comedia chusca para realizar una fábula oscura, una tragicomedia ácida sobre la degradación de la sociedad estadounidense y, por ende, de toda la occidental.

Con ecos de ‘El lobo de Wall Street’ y otras parábolas envenenadas de Scorsese sobre la verdadera y podrida naturaleza del éxito y el sueño americano, el film es, ante todo, rabiosamente entretenido salvo en un tramo antes del desenlace que se hace algo repetitivo y pierde la fuerza anterior.

Pero ‘Juego de armas’ es fundamentalmente un film molón, en el que vemos las formas de vida cotidiana de los americanos actuales (elemento el costumbrista que ha desaparecido con tanta pantalla verde al igual que el componente de la fisicidad) entremezcladas con los desparrames de los nuevos ricos.

La reflexión que ‘Juego de armas’ hace sobre la industria armamentística y la corrupción política puede parecer pueril a nosotros los descreídos europeos, pero hacerla dentro del ultracomercial Hollywood actual es bastante insólito y muy de agradecer.

Entroncando con esos films basados en hechos reales que si aparecieran en un guion original no nos creeríamos, Juego de armas resulta muy beneficiada por la magnífica química de dos de los actores jóvenes más interesantes de la industria norteamericana actual.

FICHA ARTISTICA Y SINOPSIS

Estados Unidos, 2016.-  114  minutos.- Director: Todd Phillips.- Intérpretes: Miles Teller, Jonah Hill, Ana de Armas, Bradley Cooper, Jeff Pierre, Shaun Toub, Barry Livingston, Kevin Pollak, Brenda Koo, JB Blanc, Trevor Keveloh, Roman Mitichyan, Mehdi Merali, Ashley Spillers, Aaron Lustig, Said Faraj, Ashli Haynes- TRAGICOMEDIA.-  Historia de dos jóvenes a los que el Pentágono pagó 300 millones de dólares para armar a los aliados americanos en Afganistán.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here