Compartir

“It” es una muy sólida producción hollywoodiense que consigue enganchar al espectador durante gran parte de su generoso metraje, salpicado de momentos terroríficamente logrados, al tiempo que consigue el equilibrio entre ejercicio de nostalgia ochentero y expresión de una voz propia y actual, sin que ninguna de las dos vertientes expresivas quede ahogada por la otra.

Llevar a la pantalla el gozoso tocho de Stephen King se antoja tarea casi imposible y la decepcionante miniserie de televisión de finales de los 80 así lo atestigua. Eran varios los retos a los que se enfrentaba este It y aquí los analizo intentando discernir si los supera o no.

-Condensar las más de mil páginas de la novela en una narración cinematográfica compacta, coherente y no excesivamente larga. La solución de separar en dos películas las dos líneas narrativas continuamente entremezcladas en el It literario original (la infancia en el pasado de los protagonistas y la edad adulta en el presente de la novela) no era lo primero que venía a la mente, pero deviene en acierto. Así se concibe un nuevo It cinematográfico con dos entregas autoconclusivas: la primera se centra en la infancia y la segunda en la edad adulta. Esta decisión permite la secuela o segunda parte, centra la acción de cada entrega y no queda esa desagradable sensación de película inacabada.

-Trasladar la acción de la parte de It dedicada a la infancia de los años 60 originales a los 80 lo que provoca algunas incongruencias y anacronismos que los más jóvenes no notarán, básicamente porque para ellos los 60 y los 80 son la misma época oscura y aburrida sin internet ni móviles. Salvo en momentos puntuales, el film supera este reto.

-Conseguir mantener la esencia de la obra de King, en la da tanto miedo el payaso It como la mayoría de adultos que desfilan por las páginas de este novelón. La novela es muy oscura y en los tiempos del PG 13 (calificación acuñada en USA en los 80 para conseguir que el cine comercial pudiera ser visto por los más jóvenes a costa de suavizar e higienizar las películas que venían gloriosamente sucias desde finales de los 60) no es fácil hacer cintas que no resulten moñas. Aunque el It original está suavizado en este film, la película es bastante más oscura que la media actual.

Para concluir señalar que el film funciona como aquellos films comerciales multigenéricos de los 80 en los que se tratan varios palos sin que el conjunto chirríe. También resulta curioso indicar que, dado que en el cine comercial actual no se dedica casi nada de metraje a la caracterización de personajes, se ha sobredimensionado la importancia que se da al elemento costumbrista. Sin embargo, éste sigue siendo inferior si lo comparamos con sus modelos, sin ir más lejos Stand by me, otra adaptación de King con la que It tiene varios puntos en común.

FICHA ARTÍSTICA Y SINOPSIS

Estados Unidos, 2017.-  135  minutos.- Director: Andrés Muschietti.- Intérpretes: Bill Skarsgård,  Jaeden Lieberher,  Sophia Lillis,  Finn Wolfhard,  Wyatt Oleff, Jeremy Ray Taylor,  Jack Dylan Grazer,  Chosen Jacobs,  Nicholas Hamilton, Jake Sim,  Logan Thompson,  Owen Teague,  Jackson Robert Scott,  Javier Botet, Stephen Bogaert,  Stuart Hughes,  Geoffrey Pounsett,  Megan Charpentier.- TERROR.-

Cuando empiezan a desparecer niños en el pueblo de Derry (Maine), un pandilla de amigos lidia con sus mayores miedos al enfrentarse a un malvado payaso llamado Pennywise, cuya historia de asesinatos y violencia data de siglos. Adaptación cinematográfica de la conocida novela de Stephen King “It”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here