Compartir

[vc_dropcap type=”type1″ first_letter=”¿Q”]

'Irrational man', alcanzar el standard sin despeinarse en CINE ue sus películas después de ‘Matchpoint’ no son obras maestras sino todo lo contrario? Seguramente ni se lo plantea. Simplemente quiere hacer una de las cosas que más le gustan en esta vida mientras la salud se lo permita. ¿Que no te gusta esa filosofía o ética del trabajo? No vayas a ver sus pelis. Nadie te obliga.

A mí me vale. Porque sin despeinarse, sin esfuerzo levanta pelis cuya calidad media ya me gustaría que fuera la de la producción cinematográfica actual. Sin dificultad consigue historias sencillas que reflexionan sobre la condición humana y en las que, al menos yo, me siento casi siempre identificado. La culpa, la fugacidad de la felicidad, lo caprichoso del destino, nuestra cambiante y frágil percepción de la realidad (como aquello que nos atormentaba, de repente, no tiene la más mínima importancia) y las ideas románticas que nos hacemos sobre los demás, es decir, el fascinante asunto de la identidad, de la imagen pública y lo que realmente somos vuelven a estar presentes en una versión light de ‘Delitos y faltas’.

Allen es un clásico autoconsciente y por ello no se corta al mostrar las costuras, el andamiaje de su guión como si del centro Pompidou de Paris se tratara. Por ello, nos avisa cuando viene el giro que desencadena el desenlace o nos deja su marca de la casa: el objeto cotidiano e insignificante que funciona como catalizador de un final más o menos emparentado con la justicia poética.

Abe Lucas, un profesor de filosofía en plena crisis existencial, encuentra un nuevo propósito a su vida cuando se relaciona sentimentalmente con una de sus alumnas. Todo comienza con un Abe incapaz de encontrar la alegría o el significado a su vida. Tiene la sensación de que todo lo que ha intentado hacer, ya sea como activista político o profesor, no ha tenido la más mínima importancia. Al poco de llegar a la universidad de una pequeña ciudad donde va a impartir clase, Abe se relaciona con dos mujeres: Rita Richards, una solitaria profesora que busca que le rescate de su infeliz matrimonio; y Jill Pollard, su mejor estudiante, que termina por convertirse en su amiga más cercana. A pesar de que Jill está enamorada de su novio Roy, no puede evitar encontrar irresistible la personalidad artística y atormentada de Abe, así como su exótico pasado. Incluso cuando Abe deja señas de su desequilibrio mental, la fascinación de Jill no hace más que crecer.

Ficha técnica
Irrational man. Calificación:  3/5. Estados Unidos, 2015.- 96 minutos.- Director: Woody Allen.- Intérpretes: Joaquin Phoenix, Emma Stone, Jamie Blackley, Parker Posey, Ethan Phillips, Julie Ann Dawson, Mark Burzenski, Gary Wilmes, Geoff Schuppert, David Pittu, Steven Howitt, Kaitlyn Bouchard, Ana Marie Proulx, Kate McGonigle, Tamara Hickey-. Comedia dramática de intriga.
PUNTUACIÓN
Puntuación Total
Compartir
Artículo anteriorMás de 5.000 defensores de los animales y la vida sana se dan cita en el II Vegan Fest
Artículo siguienteEl rock se vuelve a dar cita en una nueva edición del Ciga-rock
Luis López Belda
Luis López Belda es licenciado en Filología Hispánica y Catalana, experto universitario en Cinematografía y Master en Comunicación e Industrias Creativas y en Formación de Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria. Es uno de los miembros de los podcast de cine 'Cautivos del film' y 'Críticas al salir', que se pueden escuchar en su web luislobelda.com. También gestiona la meet up de cine, 'Amantes del cine Alicante' que cuenta con más de 1.000 miembros en la que promociona los eventos divulgativos sobre el audiovisual en diferentes espacios culturales de la ciudad. Dirige el equipo que organizó DivulgaCine 2018 con la presencia de Carlos Boyero y Oti Rodríguez Marchante, entre otros. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos de España. Profesor de Estética e Historia del Cine en diversos programas educativos, docente de lengua y cultura española para estudiantes estadounidenses y… futbolero (¡Matxo Hércules!), viajero ocasional y amante de la buena mesa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here