Compartir

E

Gil Gijón: 'Mi obra refleja mi manera de entender el mundo' en FOTOGRAFIA PINTURA Residencias AQuemaRopa están interesados principalmente en la creación contemporánea, el colectivo ha generado una herramienta que hace fluir la información entre diferentes generaciones de artistas y profesionales del arte, construyendo una plataforma que ayuda a construir vínculos, tanto dentro de Alicante como en el exterior.

GGijón maneja diferentes disciplinas que le han permitido obtener varios premios, tomar cursos de formación en campos diversos del arte y participar de diferentes proyectos creativos.

Lo obra de Gijón pretende recordar y re-construir a sus antepasados en los desechos de lo que han estado siendo y haciendo, como una forma de contribuir a la memoria histórica familiar y de reelaborar conceptualmente su percepción de historias de vida en un proyecto pictórico etnográfico en el que su familia es el eje de su reflexión conceptual.

Con un no tradicional pigmento integra pasado y presente y evidencia que en el ‘estar siendo’ los seres humanos somos alteridad que genera vida y también contaminación, y que la memoria más que hechos reales son lecturas emocionales de quienes desde sus afectos o desafectos elaboran relatos en los que se ubican a sí mismo con relación a los otros y a éstos como parte fundamental de su auto relato.

¿Cuéntenos quién es Usted?

Soy un artista con 25 años, que trabajaba en la escultura; vengo de Puertollano (Ciudad Real), estudié Bellas Artes en Sevilla y terminé la carrera en Valencia e igualmente he concluido allí un Master en Producción artística.

¿Usted dice que trabajaba en escultura, es que ya no la hace?

Todavía sigo, en realidad la especialización en escultura fue por los planes de estudio pero yo nunca dejé de hacer pintura, de hacer fotografía, siempre he estado interesado en diferentes cosas.

¿Esto que hace ahora es pintura o fotografía?

Es complicado definirlo. Yo lo suelo dirigir más hacia la pintura, pero se puede definir incluso como un relieve porque hay partes en las que el polvo tiene una proyección hacia afuera, es algo extrapictórico, pero sí que me gusta entenderlo como una pintura porque es más fácil llegar a la gente, de que lo entiendan como un proceso.

¿Utiliza el polvo como pigmento?

Hay tres elementos de la pintura que son esenciales: el soporte, el aglutinante y el pigmento, por ello es muy sencillo decir que mi retrato es de polvo.

Gil Gijón: 'Mi obra refleja mi manera de entender el mundo' en FOTOGRAFIA PINTURA Se suele decir que el 70% del polvo doméstico está formado por piel humana. Pero tal cifra es exagerada; la hay, naturalmente, pero las fuentes más habituales de polvo son la arena, la harina y los deshechos de insectos. La piel muerta es un alimento muy suculento para los ácaros del polvo, una cucharadita de polvo puede contener hasta mil ácaros y 250.000 de sus cacas. Cuando se refiere al polvo, ¿nos habla de los desechos que hay en las casas? 

Sí, me refiero a lo que recogemos en las casas, que es no solo polvo sino que también es pelusa, una amalgama de cosas como piel, pelo, fibras… todo lo que se produce en un hogar.

¿A quién pinta?

A familiares. Retratos antiguos que yo rescato y reproduzco como una copia de la fotografía.

¿Cómo escoge las fotos?

Al principio era un ritual, ir a las casas… el familiar que me estaba contando la historia escogía la foto. Los interlocutores iban directamente a esa foto, había un pequeño guiño que hacía que yo supiese que había algo interesante detrás de esa fotografía. Yo simplemente estaba atento a cuando viese ese cambio para decidirme por esa imagen.

¿El trabajo es autoetnográfico en cuanto hace usted un estudio socioantropológico de su familia a través de las imágenes, pero termina descubriéndose a Usted mismo?

En un principio no lo pensé así, pero es lo que se ha venido dando. Me he ido dando cuenta poco a poco que al hablar de la memoria de mi familia, de la identidad también hablo mucho de mí, de mi persona.

Gil Gijón: 'Mi obra refleja mi manera de entender el mundo' en FOTOGRAFIA PINTURA ¿Qué hay de usted en esas imágenes?

Una consecuencia última es una pequeña variación de la historia, que sin lo que me han relatado no hubiera sido igual. Todo tiene que ver al final conmigo, con mi historia porque cualquier pequeña variación en el relato transforma mi percepción de la familia, de la fotografía y lo que me genera como recuerdo. Conocer sobre la pobreza, la vida en el campo, los animales, las historias del padre que deja a alguien solo en el campo cuidando los animales, le recuerda muchísimo miedo a quien rememora que había lobos en la zona; el temor que experimentó al tener que subir a un árbol para huir, es como decir que aquello que le pasó a mi abuelo transformó su historia, la de mi padre e incluso mi existencia; también lo que ha pasado y sabemos pero que al escucharlo diferente a lo que muchas veces conocemos y que ha marcada nuestro presente.

Hay muchos tipos de lobos actualmente, algunos son críticos de arte, por ejemplo ¿considera que por esta obra los lobos pueden ir por Usted?

No sé. Quizá es también un aprendizaje el aprender que también puedo tener mi propio árbol. Puede ser un preaviso de que debes cuidarte, que no te puede pasar a ti. De todas maneras se intenta huir de ellos; en realidad no es algo que me importe mucho en este momento; la crítica es tan diversa, siempre hay personas a las que les gusta el trabajo y a otros que no, no siempre puede estar todo el mundo de acuerdo contigo.

¿Usted está en alguna de sus pinturas?

No, son imágenes de dos o tres generaciones atrás.

¿Usted es un buen polvo?

Bueno, no lo sé. Cada uno queda en el territorio de alguna manera, de todas formas hay buenos y malos polvos. El trabajo final del Máster me permitió investigar sobre los polvos y clasificarlos, por supuesto hay unos con más calidad que otros.

Los polvos orgánicos se degradan más rápidamente que los químicos…

Somos sujetos que se degradan, es distinto cuanto estás a la vista en el piso que en un mueble escondido.

¿Su arte es efímero?

Nunca se sabe cómo va a comportarse una obra con el tiempo, pero todo es efímero, al final incluso una escultura o una talla en piedra termina siendo efímera, pero sé que mi arte no tiene ese punto de ser pensado como efímero, no pretende serlo. Sé que la obra es frágil, pero no busca desaparecer.

¿La fragilidad en su trabajo tiene que ver con su ser, con su personalidad?

No tanto con mi personalidad, sino con mi manera de entender el mundo. Sé que somos variables, no somos inalterables. Esto se ve muy presente en mi obra.

 Consulte información adicional en:

Residencias AQuemaRopa
Twitter: @GGijon
Facebook
Gil Gijón Bastante

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here