Compartir

Blanca Pons-Sorolla, bisnieta del artista Joaquín Sorolla, participará en dos actos organizados por el IAC Juan Gil-Albert los días 23 y 24 de abril en los que aportará sus conocimientos pictóricos sobre su bisabuelo. En la primera de estas citas, el 23 de abril, pronunciará una charla en la Casa Bardín a las 19:00 horas sobre la actual exposición del pintor en Londres, de la que ella es asesora.

En la segunda jornada, el 24 de abril, Pons-Sorolla estará en la Iglesia de Cañada, municipio de la comarca alicantina del Alto Vinalopó, a las 19:30 horas para hablar, dentro del ciclo ‘Descubre una obra de arte’, sobre el lienzo San Luis, Rey de Francia, pieza que el artista pintó a los 19 años y que se expone permanentemente en la parroquia.

La exposición “Sorolla, maestro español de la luz” se abrió el 18 de marzo en The National Gallery de Londres, inaugurada por el Príncipe Carlos de Inglaterra y la Reina Leticia, donde permanecerá hasta el próximo 7 de julio. Se trata de una gran retrospectiva con 60 obras, dentro del programa de internacionalización que promueve el Museo Sorolla de Madrid, 111 años después de la exposición en la Grafton Galleries del artista valenciano en 1908, presentado entonces en la capital británica como “el mejor pintor vivo del mundo”. En esta ocasión las obras proceden del Museo Sorolla, que aporta 26, y de colecciones públicas y privadas de Europa y Estados Unidos.

Blanca Pons-Sorolla y Ruiz de la Prada es actualmente la máxima experta en la vida y obra de su bisabuelo. Patrona de la Fundación Museo Sorolla y presidenta de su Comisión Permanente, es autora de una completa biografía del pintor, de varias monografías en diversos idiomas y coautora de dos tomos de epistolarios, habiendo escrito además numerosos artículos en revistas de arte y catálogos.

Su presencia en actos del IAC Juan Gil-Albert se completará con su conferencia en la localidad de Cañada, que conserva una obra del pintor fechada en 1892 en la que se representa orando a Luis IX, conocido por San Luis, postrado y con su capa de rey de Francia. Rescatada en 1967 tras descubrirla el párroco tirada en el suelo de una dependencia de la Iglesia y con una restauración importante en 1992, los testimonios locales siempre la consideraron un regalo a la parroquia del terrateniente y político el Marqués de Villagracia, natural de Biar y propietario de fincas en la comarca, pero residente en Valencia donde fue benefactor del pintor en su juventud.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here