Compartir

N

Alberto Labad: 'Los pintores decimos las cosas pintando' en PINTURA o conocía a Labad cuando fui a entrevistarlo, es un señor con pinta de buena persona que afirma que en las fotografías queda con cara de no serlo. Enfatiza en su autoformación como artista y en que la academia no es precisamente el espacio ideal para aprender, porque a la academia se llega con unas bases o de nada sirve estar en ella. Sobre éste y otros temas es la entrevista que aquí les presento, sobre su cara en las fotos, juzgue cada uno. Manuel Antonio Velandia Mora exclusiva para Alicante Mag.

Usted vive en Altea, ¿tiene allí relación con la escuela de Bellas Artes?

No, no tengo relación alguna. Yo soy de la especie de pintores con formación propia. Los autodidactas y los académicos no estamos enfrentados pero educadamente nos ignoramos.

¿Hay una gran diferencia entre alguien que perfecciona sus conocimientos en la academia formal y quien no va a ella?

Yo creo que el talento no se enseña. Si uno no tiene talento puede pasar por la academia pero nadie le va a enseñar a pintar, conocerá cuatro técnicas y un poco de historia del arte y cosas así pero pintar, tener una carrera de pintor es otra cosa. Las grandes pinturas de la historia no se han hecho formándose en la academia, la mayoría para aprender pasaba por los estudios de pintores; el saber con los años se adquiere. En mi caso no sólo eso, por ejemplo, la exposición que presento en Las Cigarreras se llama ‘Pintar distinto’. Yo pinto distinto, con el método que yo he desarrollado, que casi descubrí por azar hace ya muchos años y cualquiera con título de bellas artes se acerca a mi pintura y no sabe cómo está hecha.

Veo en su trabajo elementos orgánicos tanto de seres humanos como de naturalezas no humanas ¿por qué le interesa lo orgánico?

Me interesa lo orgánico porque los humanos somos orgánicos. Primero es orgánico pero también compensado con formas muy fabricadas; objetos como trozos de sillas, materiales muy contundentes, un poco como contrapunto de lo orgánico que siempre es más cálido y más blando.

Alberto Labad: 'Los pintores decimos las cosas pintando' en PINTURA La mayoría de sus pinturas son de mujeres “descaradas”, ninguna tiene cara. Pinta pocos hombres ¿por qué?

El hombre que hay pintado, el único que hay, parece un muñeco; un autómata, más que un ser humano porque pintarlo así es una ironía sobre cómo son las relaciones hombre mujer. A veces los hombres somos como muñecos de las mujeres… es casi un chiste.

¿Por qué no hay rostros en sus pinturas?

Porque los rostros comprometen mucho. Si hay un rostro ya hay una persona determinada. No tengo facultades de retratista.

¿Pinta con modelo o imagina los cuerpos?

Yo, de joven, cuando empezaba a pintar, si hice muchos dibujos al natural con modelos pero últimamente utilizo más la memoria. El modelo, para mí, ha sido siempre como una escuela; uno aprende a dibujar con modelos vivos, con escayolas o con modelos de la antigua Grecia, pero ello está muy bien para después olvidarlo y dibujar de memoria.

¿Sus cuerpos por qué son fragmentados?

Yo no soy psiquiatra, yo les dejo a ellos las interpretaciones.

¿Quiere contar algo con esos cuerpos que no están íntegros?

Seguro que hay una explicación psíquica que yo no sé y casi ni quiero saberla.

¿Por qué hay sillas en sus cuadros junto a las figuras “humanas”?

Una figura y una silla forman un conjunto muy pictórico y no tiene ninguna explicación especial. La mayoría de los pintores pintamos lo que no se nos ocurre, luego vienen los analistas, los críticos a decir “ah, esto viene de allí… hay un mensaje aquí…” Yo no tengo ningún mensaje que dar. Yo pinto cosas que creo que nadie ha pintado antes o de una manera que nadie ha pintado. No estoy diciendo mejor, sino que nadie lo ha hecho así antes y con ello me basta. Hago cuadros que cada uno es único porque nadie lo ha pintado antes. Muchos pueden pintar mejor pero como yo lo hago no la ha hecho nadie antes.

Alberto Labad: 'Los pintores decimos las cosas pintando' en PINTURA

¿Usted vive de su obra?

Sí, yo vivo de mi obra desde hace cincuenta años.

¿Vivir de la pintura aún es posible con la crisis económica?

Pues sí. Cuando uno tiene una trayectoria los cuadros de uno ya tienen un valor. Yo he logrado hasta tener nietos.

Alberto Labad: 'Los pintores decimos las cosas pintando' en PINTURA ¿Comparativamente la vida cultural en Altea, en donde hay muchos estudiantes de bellas artes, es más florida que en Alicante? 

No lo es ni en Altea ni en Alicante. Una cosa que me satisfaría muchísimo sería que los estudiantes de bellas artes, no digo nada de los profesores, pues visitaran de vez en cuando mi estudio, solamente por curiosidad. Yo no me considero maestro de nada pero sé que hago una obra muy personal. Me encantaría que vinieran chicos de veinte o quince años que quieren pintar pues para ver algo de un pintor que ya es profesional y que se dedica exclusivamente a eso. Pero no hay caso, la Escuela de Bellas Artes me ignora, nadie se ha acercado por mi estudio a ver qué hago o a traer alumnos. Yo me conformo con esa ignorancia y tampoco he visitado la escuela.

Cuando veo su trabajo y no pienso en la imagen que ahora tengo de Usted, tengo la sensación de que su trabajo es de alguien más joven.

Eso es muy halagador, eso está muy bien, demuestra que la creatividad no tiene edad. Picasso con noventa y tantos, muriéndose, creaba todos los días si la salud se lo permitía.

¿Pintar es un oficio de todos los días?

Hay que tener oficio, pero no es de todos los días; puedes estar una semana pintando 10 horas cada día y luego tener diez meses sin entrar en el estudio. Es una de las ventajas que tiene no trabajar con un jefe ni con horario.

¿Quiere contarles algo a los lectores?

Es una pregunta muy comprometida. Los pintores decimos las cosas pintando. Si la gente que se acerca a mi obra necesita más explicaciones yo creo que no puedo dárselas. Mi lenguaje es la pintura y lo que no dicen mis pinturas es que soy incapaz de comunicarlo, que lo digan otros, que lo diga la crítica o los historiadores de arte, que por ahí hay muchos catedráticos, pues que analicen y hablen de lo que yo no puedo hablar. Yo utilizo las técnicas de hoy, las redes virtuales para comunicar mi trabajo, pero la brocha, la pintura es mi trabajo.

Sobre el autor y su obra puede visitar la web: www.albertolabad.com

Las inauguración de la exposición, con libre acceso, está prevista para el jueves 5 de febrero a las 20 h. en La Casa de la Música de Las Cigarreras, donde permanecerá hasta el día 22.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here