Compartir

Juan F. Navarro tiene formación de matemático y también en Bellas Artes, su amor se mueve entre los dos campos. Navarro es un científico laureado, un maestro universitario y sobre todo un crítico de la ciencia y el arte. Sobre sus posiciones al respecto y su obra en el Gil-Albert, Manuel Antonio Velandia Mora dialoga con él, en exclusiva para AlicanteMag.

¿Esta relación amorosa entre el arte y la matemática es lo que lo llevó a producir un arte más conceptual?

Es posible, aunque no lo tengo del todo claro, porque imagino que también es el análisis del lenguaje como creación humana que realmente está, al menos desde mi punto de vista, desconectado de la realidad y es intuitivo. En el momento en que utilizamos el lenguaje nos despegamos de la realidad y estamos hablando ya de otra cosa.

¿Es el lenguaje el instrumento artístico desde el que crea sus ficciones?

Claro, las matemáticas son un lenguaje…

Pero las matemáticas son un lenguaje positivista, el lenguaje del arte es un poco más del pensamiento complejo, más relacional, más de creación de mundos…

Sí, pero al mismo tiempo cualquier catálogo de arte contemporáneo te habla un poco de pseudociencia, te habla de relatividad; de hecho todas las vanguardias siempre han ido de la mano de la ciencia: los futuristas hablaban de la revolución industrial, los cubistas de relatividad… en el arte a través de la historia siempre ha habido influencia; de algún modo, ha ido de la mano de la ciencia aunque no haya llegado a entender los conceptos, las nociones científicas las ha utilizado, las ha hecho un poco propias.

El fake como arte o el arte de mentir para hacer arte en ARTE ILUSTRACIÓN
Juan F. Nvarro. pic by mvelandiam

¿Esta obra suya que tiene mucho de ciencia y mucho de concepto, es simplemente un “fake”?

Todo es un engaño dentro de un engaño.  Es la manera más rápida de definirlo o podría decir que es un engaño dentro de un engaño pero que tiene muchas pequeñas verdades dentro.

El “fake” es lenguaje del arte también.  ¿Para usted es claro desde el principio que estaba creando un fake?

Sí… sí. No es la primera vez que lo hago. Casi siempre he venido trabajando con la ficción y aquí lo que pasa es que quería enfrentarme en poco al sistema de la ciencia, al sistema de publicaciones científicas; que parece que es el garante de la calidad de las investigaciones en las universidades y sin embargo, es fácil publicar algo que no es cierto; hacerlo es relativamente sencillo y en los congresos es aún más fácil…

Es evidente que en la ciencia y en arte se cuelan continuamente mentiras… o verdades robadas. Si hablamos del lenguaje científico, pareciera que la ciencia es más valida si se logra publicar en inglés que en español. Encuentro que su obra juega con el inglés y también con mucha fórmula matemática, lenguajes que alejan al usuario común y silvestre del arte. A la lectura de lo que el espectador está viendo, es decir símbolos y signos, debe agregarse que no saben si la construcción matemática qué hay detrás de ellos es una aplicación real de una fórmula o si dice el texto es correcto. ¿Los espectadores tendrían que creerle a Usted cómo científico o artista, para decir que está mintiendo o que lo que presenta tiene validez científica?

La ciencia tiene un lenguaje pero los científicos pueden mentir y se pueden equivocar; nadie es infalible y luego, por otro lado, al hilo de lo que decías de las fórmulas científicas, ellas son en realidad una aproximación estética; al menos en eso me he preocupado al componer las pizarras y los artículos, ya que están compuestos desde el punto de vista estético. Las formulas las he construido así y los borrados de pizarra son casi expresionistas.

Cuando la gente ve su obra expuesta en el Instituto Alicantino de Cultura, necesariamente va empezar a dudar de la ciencia, va a preguntarse si todo lo que le dicen que es científico, es verdad, pero no todos tienen el criterio para evaluar… se supone que los pares que evaluaron sus artículos tenían ese criterio de cientificidad para poder hacerlo, ¿con esto quiere decir que el arbitraje científico también es una falacia?

El fake como arte o el arte de mentir para hacer arte en ARTE ILUSTRACIÓN
juan-f-navarro-2-pic-by-mvelandiam

Lo que quiere decir es que la ciencia se desarrolla en un sistema capitalista y que una publicación no deja de ser una empresa privada que obtiene unos beneficios por el hecho de que una persona publique, porque la persona tiene que pagar para publicar o porque los artículos se venden. Tú como autor, como científico, lo cedes gratuitamente; se supone, que lo haces porque eso te reporta un beneficio, en cuanto a reconocimiento académico pero luego la revista lo vende. Es decir, que el sentido de la ciencia, al menos en mi opinión, se pervierte un poco. No hay libre acceso a la información, a los resultados científicos, si no hay un previo pago.

Pongámonos del lado de los estudiantes, usted es un maestro universitario y un investigador en la universidad ¿los estudiantes lo ven más como científico o como artista?

Bueno, ellos desconocen mi faceta artística por completo, yo trato de ser lo más serio posible, dentro de mis posibilidades; la última vez que tuve clase les dije que vinieran pero no lo ha hecho ninguno, tal vez porque tienen un examen.

Cuando algún estudiante o investigador venga a la exposición y considere que el maestro publica mentiras en las revistas científicas y que eso puede entenderse como arte ¿cómo les afectará en su propia formación, en su propio concepto de ciencia?

Yo les diré que lo que tienen que hacer es cuestionar todo lo que leen y en todo caso deben decidir si lo que leen es cierto o falso, se requiere una actitud crítica; no por el hecho de que esté publicado en una revista científica tiene que ser cierto; se publican constantemente revisiones de teorías, artículos que con el paso del tiempo han resultado ser falsos. Ningún revisor es infalible, ninguna publicación lo es y menos cuando, como en muchos congresos internacionales científicos, el interés es meramente económico.

Toda denuncia es un acto político porque está llevando a la gente a pensar sobre la función de los medios que publican sobre lo que hace la ciencia. ¿Esta exposición es un acto político?

Yo quiero creer que todo lo que hacemos en la vida es un acto político. Lo que quiero, de alguna manera, es que se comprenda que todas las actividades que llevamos a cabo se desarrollan en un sistema y en este caso, en un sistema capitalista; entonces, todo lo que hacemos en él está cargado políticamente en un sentido o en otro; bien legitimando el sistema, o bien,denunciándolo y tratando de darle la vuelta.

Tal vez lo último que me quedaría es una pregunta a cerca de la verdad ¿Usted miente?

Constantemente, y puede que lo que acabo de decir sea mentira.

Juan F. Navarro

Fabrication of (non)sense

Hasta el próximo 13 de enero de 2017, en el Gil Albert, Casa Bardín.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here