Compartir

L

Guillermina Perales: cura para el arte del siglo 21 en Alicante en ARTE a primera vez que escuché a Guillermina Perales ella hablaba sobre la fotografía de Cristina de Middel; fue en el L’Espai, me sorprendió positivamente la coherencia de su discurso y la fuerza que imponía a sus planteamientos; esa misma energía que pone una y otra vez cuando presenta a los artistas de quien es su curadora, porque ella es eso, una cura para el espíritu y el arte. Sobre su proyecto artístico en Alicante versa esta entrevista que me concedió en un dialogo informal en la Lonja; audio refundido en una grabadora que de pronto dejó de funcionar pero que rescaté en exclusiva para AlicanteMag.

¿Qué importancia tiene para Alicante el proyecto ‘Arte último 21 días’?

Tanto Eduardo Lastres como yo, concebimos este proyecto para dar el espacio a los artistas de Alicante, porque hasta que no se hizo Arte último, evidentemente los artistas sí estaban en las instituciones pero no teníamos en la ciudad un espacio en el que se viera con la continuidad e inmediatez necesarias el arte que se estaba generando por artistas alicantinos, aun cuando ellos estuvieran en New York, Berlín, Londres o donde tuvieran que estar, por motivos de arte o por  lo que fuera.

¿Los artistas crean redes entre ellos?

Entre muchos de los artistas alicantinos había una especie de desconexión, cada uno habitaba su propio estudio y prácticamente no salían de ahí. Nosotros queríamos generar la competitividad sana que es una forma de crear red, esa competitividad que debe establecer el arte contemporáneo, que implica el diálogo entre ellos como también con otros artistas del mundo.

Guillermina Perales: cura para el arte del siglo 21 en Alicante en ARTE

¿Cuál es su rol en esa red de competitividad?

Se trata de estimular el debate, el riesgo, la investigación y luego, satisfacer las necesidades que tiene un artista, porque evidentemente no es lo mismo exponer en una sala convencional que en una sala en la que se les pide que experimenten, que arriesguen, que usen unas considerables dimensiones.

¿Cuál es la función del comisario de arte?

Los comisarios proponemos el diálogo por el que el artista sale de su estudio y se enfrenta a un espacio público más amplio. En este caso del ciclo Arte Último 21, orientamos para que los artistas experimenten aquellos caminos que muchas veces no pueden concretar, porque algunas veces es difícil porque ni si quiera tienen un estudio para lograrlo, porque nadie tiene un estudio con un espacio de las dimensiones y la altura de la sala de La Lonja, para lograrlo. Este lugar les sirve como estudio para sacar de su cabeza lo que quieren visualizar, porque una obra en la cabeza es diferente a la obra en la realidad; lo que el artista sueña muchas veces es lejano de la realidad que se materializa.

¿Cuál es la trayectoria de Arte último 21?

Hemos hecho un ciclo, una selección de artistas, con la que queremos mostrar la multidisciplinariedad, rompiendo barreras, estereotipos, convencionalismos hemos traído a cineastas, poetas, diseñadores, músicos, pintores, escultores, instaladores, artistas del textil. Queremos mostrar el diálogo del arte con las diferentes ciencias y disciplinas que conforman la cultura y la sociedad contemporáneas. Y por ello la necesidad del conocimiento del arte.

Guillermina Perales: cura para el arte del siglo 21 en Alicante en ARTE ¿Un artista además de creativo tiene que ser inteligente?

Todo vale si se hace con la cabeza y la inteligencia del arte; para ser artista hay que ser inteligente. La inteligencia se relaciona también con la ruptura, sobre todo,  cuando el conocimiento del arte, de su historia y de sí mismo como artista o pensador le da la facultad para cuestionarse las propias seguridades que ya están asentadas, para dar otras lecturas que necesariamente tienen que ser inteligentes para poder interpretar y hacer real la propia lectura. No es nada fácil ni nada común. Hay que ir haciéndolo poco a poco.

¿Puede afirmarse que no hay genios del arte sino creativos inteligentes?

No creo en el genio por generación espontánea, el artista se cultiva, por eso se llama cultura y arte, porque se va construyendo a través de las oportunidades. Proveer la oportunidad, es un camino para crear. Una revisión de la historia del arte siempre nos muestra artistas rompedores, personas que por sé siempre son emergentes porque se cuestionan la tradición, porque rompen con lo ya establecido e incluso lo propio establecido, ellos rompen los estereotipos establecidos del pensamiento y de la crítica del arte que incluso les perjudican en su obra y en la comprensión de su propio trabajo.

¿El artista crea permanentemente?

El artista tiene la emergencia de crear pero no siempre tiene los apoyos para hacerlo. Tal y como están las cosas muchos artistas no pueden crear, su necesidad interior de crear es una lucha que se hace con muy pocos medios; no hay mucho apoyo y comprensión de lo que es el arte pero si hay mucho intrusismo de gente que cree que hacer arte o hacer una exposición es fácil, pero no lo es. Nosotros queremos mostrar la dificultad, la experiencia y el riesgo independientemente de la edad y la formación que tengan los artistas.

En Latinoamérica a los comisarios de arte  se les llama curadores ¿cuál es su papel?

El término curador entendido como cuidador. Sí, la función del comisario es cuidar porque la percepción de la obra del artista se haga en las condiciones óptimas para ello, como el editor en la obra literaria. Apoyar, reforzar, pero sin determinar, sin condicionar. Abrir la propuesta del artista a un diálogo desde otras perspectivas que le estimulen a superarse, a plantearse el proyecto de manera más ambiciosa. La experimentación es la labor del artista. Un pintor por ejemplo puede  desarrollar en su estudio diversos y e infinitos caminos en el dibujo, pero a la hora de exponerlos al público, incluso para seguir investigando, es muy interesante tener esa mirada externa, descondicionada, que le ayude a ver su propia coherencia. Cuando no hay curador el público no siempre ve esa coherencia, no ve esas relaciones, entonces el curador ayuda a seleccionar esa parte pero deja al artista en libertad para usar su propia fuerza. El curador no puede cortar la creación pero si puede estimularla con su trato y conocimiento.

Más información sobre Arte Último 21 días, en su página oficial de Facebook.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here