Compartir
Juanjo Hernández by MVelandiaM, 2016
Juanjo Hernández by MVelandiaM, 2016

Juanjo Hernández Hernández es sobre todo un dibujante erchasara quien el soporte de sus obras pueden ser la piel de una modelo, un traje de un gran diseñador, una caja de madera, un tronco de árbol o la naturaleza misma. Sobre su obra dialoga en exclusiva para Alicante Mag con Manuel Antonio Velandia Mora.

Ésta no será una exposición tal y como estamos acostumbradas a verlas. Tradicionalmente en los desfiles de moda no se habla del soporte sobre el que diseñador crea sus prendas, eso se deja para una exposición de telas, pero en este caso el diseñador Martín Pérez Ripoll crea trajes en los que el diseño de la tela se produce tras su confección, el cual es el soporte sobre el que dibuja Juanjo. Algunos de los cinco trajes hacen parte de la exposición y los espectadores con posterioridad a la apertura, aun cuando no vean el desfile podrán apreciar los diseños.

Por otra parte, se ha pensado para la inauguración en la Dirección de escena y fotografía de Alejandro Fernández Rodríguez y la participación de un grupo de perchas humanas (maniquíes) provenientes de Escala Modelos.

Sobre su proceso creativo, su búsqueda artística y la intervención humana y de la naturaleza hablamos con este diplomado en Diseño y Publicidad por la Escuela Superior de Diseño de Valencia y Máster en “Design Manager Gráfica” por el Instituto Europeo di Design de Milán.

¿Quién es usted Juanjo?

Yo quisiera ser un creador, alguien que tiene algo que decir, soy un dibujante. Me defino como un dibujante porque quiero reconocerme así, me gusta definirme así, porque siempre he dibujado; en la escuela dibujaba en los cuadernos, en cualquier cosa que encuentre yo dibujo. También he dibujado cualquier cosa ya sea con un lápiz, sea con lo que sea.

Usted afirma: Soy un dibujante, pero viendo algunas de sus obras puede pensarse que la naturaleza lo hace junto a Usted.

Yo siempre dibujo, mires lo que mires siempre hay dibujo, podemos observar, por ejemplo, el proyecto Prometeus y podemos observar que siempre es dibujo.

Usted me está diciendo que el dibujo no es algo que alguien hace con un lápiz, sino que en algunos momentos la extensión de la mano del dibujante puede ser cualquier material desde el que fluye un material, por ejemplo, el color en forma de chorro de pintura…

Pues en el dibujo el dibujante debe ir más allá, debe dejar la toxicomanía del lápiz… El dibujo existe siempre, el dibujante debe apostar por otras fórmulas, como cualquier disciplina de estudio antigua debes conocerla para después destruirla. La extensión de mi cerebro, como dices tú, sigue siendo el lápiz porque sigo siendo ilustrador pero hay un momento en mi vida en el que al alejarme totalmente de las líneas tradicionales utilizo el dibujo sin utilizar soporte, llega en punto incluso que no necesito soporte.

No utiliza el soporte tradicional, por ejemplo el papel…

Llegar al máximo es que no exista soporte. Que la pintura, el pigmento, lo que nosotros utilicemos no necesite de nada físico.

Lo que estamos afirmando es que el producto final no necesariamente necesita el soporte para ser exhibido pero que si necesita un soporte en el momento en que está dibujando, que luego después puede retirar ese pigmento, ese material y queda libre de soporte…

Estoy definiéndome a mí mismo como quiero definirme. El caso de Prometeus va más allá; técnicamente es dibujo, es pintura, es plástica, es una obra artística y es arte aun cuando yo no me defino a mí mismo como artista, definirme artista resulta una aptitud muy soberbia y poco humilde, este es un hecho que para mí resulta un poco… que me hace ruborizarme.

Usted me habla de Prometeus… ¿Cómo se da esa contribución mutua con la naturaleza?

Prometeus es un proyecto que ha tardado en realizarse, necesita un poco de tiempo para llegar a su fin. El inicio de este proyecto es mi sorpresa permanente, desde cuando era un niño, al encontrar cómo el hombre, el ser humano interviene en la naturaleza y siempre invariablemente la naturaleza acaba recuperando lo que es suyo o se ve obligada a adaptarse a la obra humana. Para mí una inspiración son las carreteras que ya no funcionan, en las que ya no hay coches, en las que ya no circula nadie. Los solares que se abandonan. Siempre he pensado qué pasaría si el hombre no existiera, si dejara de existir. Eso me ha hecho muchísima veces plantearme esta situación, la naturaleza volvería a ser como era en el principio, se adaptaría a la intervención humana.

Su obra la percibo como una intervención, pero no solo suya sino también de la naturaleza. ¿Es su obra un híbrido artístico de dos naturalezas, la suya y la de la naturaleza misma?

Yo intervengo sobre elementos naturales, pueden ser árboles ya muertos, aun cuando en realidad siguen evolucionando… Yo intervengo de una marera pictórica y espero, dejó que pase el tiempo, espero que la lluvia caiga sobre ellos… Cuando han pasado casi cinco años recojo. Es como una vendimia, como plantar algo y luego recogerlo. Lo que se produce es lo que presentamos en esta exposición. La propia naturaleza, en este caso los troncos de la madera se adaptan al gesto del artista. Es como una simbiosis, como una hibridación… Llegamos al punto de cerrar el círculo que nunca se cierra, que es que al final acabamos situando el híbrido sobre el cuerpo humano. Todo el proceso que se ha seguido, que en principio era bello, después que se ha transformado vuelve a recuperar la belleza hasta convertirse en una obra, en una joya, que para mí sería el punto final. Voy a intentar convertirlos en joyas, realmente.

La obra se exhibirá en muchas salas. El nombre de la exposición se ha pensado porque así es la distribución del Castillo o porque hay ocho proyectos distintos… ¿Cómo se piensan mostrar esos 8 cuentos sobre la transformación, la vida, la muerte y la resurrección?

Hemos hablado de Prometeus que es el que se presenta absolutamente nuevo en esta exposición. Todos los ocho proyectos empezaron hace cinco años, todos nos hablan de la transformación, todos están siendo diferentes universos pero todos al final son un mismo proyecto que aún está en proceso.

Me dice usted que la obra no está terminada…

Juanjo Hernández: "El fluir del tiempo y la naturaleza es fundamental en mi obra" en ARTE ESCULTURA
Juanjo Hernández by MVelandiaM, 2016_03

Yo he abierto caminos y me cuesta mucho cerrarlos. En la exposición hay un par de salas que se llaman “Extrañas formas” que nos hablan dentro de la transformación de lo que es, de lo que es provocado. Antes hablamos de la camiseta que llevo puesta, que es una muestra de lo que no es fortuito, de lo que no es pensado. Tú me preguntabas, estabas limpiando un pincel o estabas pintando. En la camiseta hay un orden oculto, quizás, yo limpiaba pero luego descubrí que ese orden me gustaba…

¿Está intentando crear un orden nuevo?

Estoy intentando mostrar un orden antiguo, Porque hay un orden que no logramos reconocer, que no es nuevo pero está ahí. En el caso de otra sala, por ejemplo, que es la de Las letras intentó jugar… hay una frase que me impacta siempre, que somos adictos a la rutina. Yo intento permanentemente salir de mi mirada hacia otro lado, en este caso retomo alrededor del orden, de otros ordenes que no siempre somos capaces de vislumbrar. En el caso de los de las letras yo juego no solamente con el significado de lo que somos capaces de entender sino también con la propia estética de las letras. En el caso de Extrañas formas hay incluso obras que han sido realizadas en el en el momento de intentar crear otras, se han realizado dentro de ese desorden.

Me queda otra idea… sus dibujos se desdibujan; usted dibujó algo hace cinco años y la naturaleza intervino en su dibujo y su dibujo interviene de alguna manera en ella, son intervenciones mutuas que se retroalimentan; entonces, la obra es algo que emerge al azar porque no estaba preconcebida, porque usted no sabe cómo en el tiempo va a fluir la naturaleza. Es entonces algo que espera y desespera, en el sentido de que tiene que estar esperando sin saber qué va pasando… Me pregunto si usted lo deja libre un tiempo, de pronto un año y luego vuelve a ver si algo ha pasado…

Hay veces en que espero, por ejemplo, hay algo que dejo en la montaña, en el Maigmó. Hay cosas que he dejado allí por tres o cuatro años, he esperado.  Un ejemplo de lo que para mí es la perfección de mi obra… cogí dos maderas y las clave una junto a la otra y en la parte del medio de ellas trasplante plantas del monte y dejé que crecieran; algunas se secaron y otras prosperaron, las hormigas hicieron un hormiguero; salían de su sitio hacia donde estaban las plantas, comían de ellas; habían creado un ecosistema propio o por lo menos así lo entiendo. No he creado, he tenido la suerte de que pasara.

¿En esta mutua intervención, la intervención de la naturaleza puede catalogarse como una intervención natural?

Juanjo Hernández: "El fluir del tiempo y la naturaleza es fundamental en mi obra" en ARTE ESCULTURA
Obra de Juanjo Hernández by MVelandiaM, 2016_04

Mi proyecto es, como hablamos antes, ver cómo al final la naturaleza es capaz de adaptarse a cualquier propuesta que tú le hagas. Yo soy un pintor, simplemente lo que hago es utilizar otro tipo de soporte.

Siento que su obra pasa de ser dibujo o pintura a ser escultura…

Muchas de las veces sí, si entendemos la escultura como algo tridimensional, sí, aun cuando yo no tengo una formación escultórica.  Adriano Carrillo que es un gran escultor decía “si tiene tres dimensiones es escultura, puedes no ser un escultor pero has hecho una escultura”.  Me fascina la escultura, el trabajo físico en el arte para mí es importante.

¿Cuál cree que es la reflexión que queda en el espectador al apreciar su obra?

Yo no yo entiendo la obra como algo que tú propones. Hay dos tipos de espectadores, unos que entienden el concepto, que ven el proceso y se quedan con la parte estética; otros se quedan solo aprecian la belleza. Yo si estoy buscando la belleza no solo el concepto, durante muchos años estaba mal visto que se dijera esto. Yo la busco en todo este proceso, es importante en la relación con la naturaleza. Pero para mí lo que realmente tienen que entender los espectadores es, como tú lo comentabas, que somos parte de la naturaleza. Al final nuestra manera de actuar también es naturaleza.

Más información:
Página Web de Juanjo Hernández
E-mail: juanjo@minotauro.es
Sala de Exposiciones del Museo del Mar
Castillo Fortaleza de Santa Pola (Alicante)
Del 15 de enero al 14 de febrero de 2016
Inauguración día 15 de enero a las 20 h.
E-mail: infomuseo@santapola.es
Tel. 966 691 532 y 965 416 223

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here