Compartir

Una mujer asesinada es un problema grave para las mujeres, y debiera serlo para la sociedad, por ello Olga Diego comprende la importancia que tiene para  la cultura en general su aporte artístico reflexivo en torno a los géneros y en especial sobre la violencia de género. Con relación a su propuesta y con motivo del #25N, dialoga la artista con Manuel Antonio Velandia Mora en exclusiva para Alicante Mag.

Blanco manoseado en ARTE ESCULTURA A Olga Diego le interesan las cuestiones del rol de la mujer y su condición sexual, en su obra ha experimentado con la utilización del propio cuerpo como soporte con el que aplica y explora dichas cuestiones. Otra faceta de su amplia producción son los inflables, hinchables que llaman en España, con los que crea instalaciones realizadas con plástico soldado, aire y micro ventiladores. Su obra, presentada recientemente en el congreso sobre violencia de género MCM2015 en Alicante, en el Auditorio de la Diputación de Alicante (ADDA), además suma el uso de la iluminación al interior de los mismos.

Aún cuando la interacción es una posibilidad frecuente en sus piezas, en esta oportunidad no estaba pensada como elemento conceptual, pero me llamó la atención el hecho de que cientos de mujeres presentes en el evento quisieran fotografiarse al lado de sus novias.

¿Olga Diego, qué representa esta obra conformada por cinco piezas hinchables?

Son cinco novias; la idea de estos inflables blancos, de estas formas muy orgánicas, es la multiplicación de pechos. Para las cinco “Novias” trabajé en una pieza original que construí partiendo de una reflexión sobre la obra de Marcel Duchamp “La novia puesta al desnudo por sus solteros”.

¿Por qué es importante que en un congreso sobre violencia de género haya una obra de arte como la suya?

Creo que hay que analizar dos puntos diferentes. Primero, creo que es importante que el arte esté en todas partes; ya sea en un congreso sobre género o en cualquier otro tipo de congreso. El arte debe estar en la sociedad, debe buscarse el acercamiento a éste de una manera más funcional para que el arte pueda llegar al público, llegar a la gente que no está metida en los contenedores de arte. Segundo, la violencia de género: el género en general es un tema que a mí me interesa y que he trabajado de diferentes maneras, en audiovisuales, en dibujo, pintura, performances…

¿Ésta era una obra ya realizada o es una obra que ha hecho exclusivamente para el evento?

El diseño de la pieza base ya lo tenía hecho para una obra anterior, pero sí que las cinco novias han sido construidas para este evento.

El hecho de que sean inflables crea la posibilidad de movimiento, ¿estas novias están concebidas para que se vean cada vez como algo distinto?

No, siempre se hinchan con la misma fuerza, tienden a aparecer iguales siempre. Cuando los hinchables cambian de forma es porque yo les aplico el movimiento con programación, con unos circuitos que modifican o encienden y apagan los motores que tienen dentro, mecanismos con los que se genera el movimiento; con éstas no quería distraer excesivamente la atención que se debe dar a los ponentes. Las piezas contribuyen de una manera estética al congreso.

Blanco manoseado en ARTE ESCULTURA

Observo que tienen una luz tenue y que tan solo se mueven por el viento…

El objetivo no era que fueran muy luminosas ni que induzcan al despiste o concentración visual que genera el movimiento, no respiran como otras piezas que hago. En este caso era necesario respetar la funcionalidad del congreso y aproximarme de una manera estética al objetivo del mismo.

La obra me recuerda muchas tetas, senos turgentes dispuestos a ser acariciados o tal vez vulnerados, manoseados por manos de hombres que ven en ellos una fuente de placer y una satisfacción a sus deseos.

Estas novias, como casi la totalidad de ellas, se visten de blanco, yo a las novias las veo con dolor, son novias que van a empezar a hacer parte de una forma específica de relación social, que van a ser poseídas por otra persona; también con esta obra hago referencia a esas novias que son puras, inocentes…

 Conozca más sobre Olga Diego

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here